Publicidad

Viajar en familia: 17 bonitos lugares que visitar con niños en España en cada comunidad autónoma

Viajar en familia: 17 bonitos lugares que visitar con niños en España en cada comunidad autónoma
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

De norte a sur y de esta a oeste, pasando por las islas. Este verano nos quedamos en España, una oportunidad de oro para viajar en familia y descubrir con los niños de maravillosos rincones para disfrutar de unas vacaciones inigualables.

Te ofrezco una muestra de nuestros tesoros más preciados en todas nuestras Comunidades Autónomas o, al menos, los que más me han gustado y en los que más han disfrutado mis hijos. Sé que no están todos los que deberían, pero los que están se han ganado su privilegio de lugar especial.

Andalucía: El Caminito del Rey (Málaga)

Caminito Del Rey

Se trata de una senda aérea construida en las paredes del Desfiladero de los Gaitanes. Es un camino adosado al citado desfiladero con una longitud de 3 kilómetros que cuenta con largos tramos y con una anchura de apenas un metro. Se inicia en el término municipal de Ardales, atraviesa el de Antequera, y concluye en El Chorro (Álora).

Este camino está colgado en las paredes verticales del desfiladero y a una distancia media de 100 metros sobre el río, por lo que no es apto para familias con miedo a las alturas. Y si te preguntas si es posible hacerlo con niños, la respuesta es sí: a partir de ocho años y bajo la atenta supervisión de un adulto.

Si quieres disfrutar de esta experiencia única, te recomiendo que reserves ya la visita online, si vais a visitar la provincia durante las vacaciones de verano, porque las entradas se agotan muy pronto.

¡Por cierto! Es candidata a Patrimonio Mundial de la Unesco.

Mientras llegan las vacaciones, disfruta con esta visita virtual 360º.

Asturias: la Costa de los Dinosaurios

Playa Griega

De todos los padres es conocido la atracción que sienten nuestros hijos por los dinosaurios, así que ¿por qué no descubrir una ruta mágica donde dejaron su huella en uno de los paisajes más espectaculares de España?

El sector litoral de Asturias, comprendido entre las localidades de Gijón y Ribadesella, es conocido como la Costa de los Dinosaurios de Asturias, caracterizada por la abundancia de huellas y restos óseos de dinosaurios y otros reptiles jurásicos.

A lo largo de este tramo de costa pueden visitarse nueve yacimientos de icnitas de dinosaurios, localizados en los concejos en Villaviciosa, Colunga y Ribadesella.

Por ponerte un ejemplo, te animaos a que visites la Playa de la Griega, en Lastres (Colunga). Aunque ahora al verla parezca imposible, hace 150 millones de años los dinosaurios caminaban por lo que era un mar interior tranquilo y que ahora es el mar Cantábrico.

Ahí dejaron sus pisadas ancestrales para deleite de los visitantes. A los niños les encantará este descubrimiento digno de una peli de Jurassic Park: una de las huellas más grandes de dinosaurios saurópodos del mundo. Y está a simple vista, sin barreras.

Al yacimiento se puede acceder tanto por la playa como a través de un camino señalizado que la bordea, permitiendo su visita incluso durante la marea alta. A unos 500 m. del panel explicativo aparecen, en la superficie de un bloque suelto de arenisca rojiza perteneciente a la Formación Vega, dos protuberancias de escala decimétrica que corresponden a contramoldes de una huella de la mano y otra del pie de dinosaurios cuadrupedos, orientadas en direcciones opuestas. Y a 150 metros, más sorpresas.

Cantabria: Argüeso y Cabezón de la Sal

Argueso

La invasión romana de la Península Ibérica terminó con la hisoria de los antiguos cántabros que ya poblaban estas tierras desde la Edad del Bronce.

Cuando pensamos en Cantabria con niños, se nos viene a la cabeza la Cueva-Museo de Altamira (aún sin fecha de reapertura) y el Parque de la Naturaleza de Cabárceno. Sin duda alguna son dos opciones increíbles para visitar este verano en familia, pero quiero animarte a una aventura diferente que os va a encantar: conocer a los antiguos cántabros.

Si vas a visitar esta comunidad en verano, es un buen momento para viajar al pasado y conocer cómo era la forma de vida y la cultura de estas gentes. Y para ello, nada mejor que visitar uno de los dos poblados cántabros que hay en la región: el de Argüeso o el de Cabezón de la Sal.

Aunque cada uno de ellos tiene sus peculiaridades, en ambos podrás recorrer un poblado cántabro reconstruido tal y como era en su época, viendo recreaciones de viviendas, vestimentas, enseres caseros, herramientas, armas, etc. y, conociendo además las peculiaridades de su forma de vida, costumbres y creencias. Ambos cuentan además con actividades especialmente dirigidas a los niños.

El de Argüeso es el más antiguo, ya que lleva funcionando desde hace más de 25 años, y tiene la posibilidad de realizar labores de arqueología experimental.

Cataluña: Jardines Botánicos en Blanes (Costa Brava)

Jardin Costa Brava

La Costa Brava es famosa por su playas y su gran número de parques acuáticos, pero también por su exuberante naturaleza que incluye impresionantes calas.

Si te encanta disfrutar de la naturaleza en estado puro, te aconsejo que te aventures por el Camino de Ronda, una de las mejores formas de conocer esta preciosa zona del litoral de la provincia de Girona. Durante sus casi 130 kilómetros de senderos que bordean la Costa Brava, que van desde las poblaciones de Blanes hasta Portbou, encontrarás tramos con espectaculares vistas al Mar Mediterráneo, acantilados de vértigo, pueblos de pescadores, ruinas arqueológicas, faros, vegetación salvaje, torres de defensa y calas escondidas de aguas cristalinas.

Además, entre chapuzón y chapuzón, te animamos a que visites con los niños los parques botánicos de Blanes, con vistas fantásticas al mar mediterráneo.

El Jardín de Marimurtra, es uno de los mayores atractivos de la Costa Brava. A los niños les encanta este jardín porque sus loros están habituados a los humanos y se acercan a posar para las fotografías. Por supuesto, además, hay 4.000 especies de plantas distintas.

Aún permanece cerrado al público, pero se espera que se abra en la fase 3. Mientras, puedes disfrutar aquí de una visita virtual.

En el Jardín de Pinya de Rosa, declarado Paraje Natural de Interés Nacional por el Parlament de Catalunya en el año 2003, hay cerca de 7.000 especies tropicales. Aquí podrás mostrarles a tus hijos diferentes tipos de palmeras, cactus y plantas de aloe vera. Después de la visita, podréis disfrutar de la calma de la maravillosa Cala de Treumal.

Galicia: cabo del fin del mundo (A Coruña)

Faro Fisterra

Si este verano tienes previsto hacer una parte del Camino de Santiago o simplemente vas a disfrutar de las playas de la bella Costa da Morte, no puedes dejar de acercarte con tus hijos a visitar la Plaza del Obradoiro en Santiago de Compostela y, por supuesto, el Faro de Finisterre o de Fisterra, y empaparos de sus múltiples leyendas mientras uno se siente en un lugar mágico.

Construido en 1853, a 138 m. sobre el mar, es el faro más occidental y emblemáticos de Europa, considerado tradicionalmente como el cabo del fin del mundo, "Finis Terrae".

Este punto avanza sobre el mar unos cinco kms en dirección sur, en paralelo al granítico Monte Pindo formando la protegida y hermosa ría de Corcubión.

Durante miles de años se pensó que cada noche el sol se apagaba en sus aguas, y más allá de él sólo existía una región de tinieblas y monstruos. Hay autores que identifican el Cabo Fisterra con el antiguo promontorio nerio, otros sitúan en este lugar al Ara Solis, en la que se practicaba culto al Sol. De hecho, cerca de este lugar encontraréis más piedras vinculadas a leyendas de tipo religioso: las piedras santas, las piedras manchadas de vino, a silla de piedra, la tumba de Orcabella, etc.

Castilla y León: Yacimientos de Atapuerca (Burgos)

Yacimiento De Gran Dolina En Atapuerca 1024x641

Sorprende y mucho, tanto a grandes como a pequeños, y como la visita se hace con un guía, te sentirás como un auténtico arqueólogo. ¡Nos encantó a toda la familia! Además, si los visitas en verano, verás cómo trabajan en los cinco yacimientos que actualmente están activos. Eso sí, habrá que esperar a que se abra de nuevo al público, tras la pandemia.

Los yacimientos de la sierra de Atapuerca se encuentran a unos 15 km al este de la ciudad de Burgos. Comenzaron a tener especial relevancia científica y social a partir del hallazgo de los restos de la Sima de los Huesos en 1992, y del hallazgo, dos años después, de los restos humanos (de más de 900.000 años) que definieron una nueva especie conocida como Homo antecessor.

De momento, se han encontrado restos fósiles y evidencias de la presencia de cinco especies de homínidos diferentes: Homo sp. (aún por determinar, 1.300.000 años), Homo antecessor (850.000 años), preneandertal (500.000 años), Homo neanderthalensis (50.000 años) y Homo sapiens.

En el año 2000 la UNESCO declaró a los yacimientos de la sierra de Atapuerca Patrimonio de la Humanidad.

Castilla-La Mancha: Tablas de Daimiel (Ciudad Real)

Daimiel

Además de los castillos de Consuegra a los que se enfrentaba Don Quijote, la Mancha esconde pasajes realmente hermosos que pueden visitarse en cualquier época del año.

Las Tablas de Daimiel son un humedal prácticamente único en Europa y último representante del ecosistema denominado tablas fluviales, antaño característico de la llanura central de nuestra Península. Es un ecosistema complejo que mezcla las características de una llanura de inundación, producida por los desbordamientos de los ríos Guadiana y Gigüela en su confluencia, con la de un área de descarga de aguas subterráneas procedentes de un acuífero de gran tamaño.

Estos desbordamientos, favorecidos por la escasez de pendiente en el terreno, llevan emparejados el desarrollo de una potente y característica cubierta vegetal que constituye un excepcional hábitat para toda la fauna ligada al medio acuático.

Con la declaración del Parque Nacional se dio un gran paso en la conservación de uno de los ecosistemas más valiosos de la Mancha, asegurando así, la supervivencia de la avifauna que utiliza estas zonas como área de invernada, mancada y nidificación, creando una Zona Integral de aves acuáticas. Una ocasión única para que grandes y pequeños se acerquen a la riqueza de nuestra fauna.

Y, entre tanta naturaleza, por qué no dejar hueco también para una visita cultural: el Corral de las Comedias de Almagro os va a conquistar a todos (pendiente de reapertura), ya que mantiene la estructura idéntica a aquella donde Lope de Vega representaba sus obras de teatro.

Comunidad de Madrid: Rascafría

Rascafria

Quizás este verano te toque quedarte en Madrid, pero eso no implica que no puedas disfrutar de tus vacaciones o al menos de los fines de semana con la familia. Aunque te parezca increíble, además de refrescarte en el Pantano de San Juan o subir a la Pedriza, hay opciones igual de refrescantes y atractivas.

Un sitio perfecto donde pasar el día es Rascafría, enclavado en el Valle Alto del Lozoya, en la parte noroccidental de la Comunidad de Madrid, en la Sierra de Guadarrama. Se trata de un paraje de extraordinaria belleza declarado Parque Nacional en el año 2013.

Lo más aconsejable es llegar pronto a la zona de las presillas para darnos un chapuzón y ya desde ahí, podéis valorar realizar una visita al Monasterio de Santa María del Paular y pasar un día refrescante en las presillas o realizar la ruta hacía las Cascadas del Purgatorio para contemplarlas.

Navarra: Fiesta Medieval de Olite

Olite

La preciosa localidad de Olite, declarado Conjunto Histórico y Artístico, siempre merece una visita.

Su principal atractivo reside en su rico y variado patrimonio artístico: Palacio Real de los reyes de Navarra, iglesias de Santa María y San Pedro, conventos de San Francisco y Santa Engracia, recintos amurallados romano y medieval, galerías medievales y el entramado urbano constituyen una visita sorprendente e inolvidable.

Pero si tienes la oportunidad de poder visitarla el 8-9 de agosto, gozarás de un verdadero privilegio.

Olite, con su castillo, su plaza y sus bonitas calles, se transforma en un pueblo medieval. Banderas ondeando por todos los rincones, las tiendas engalanadas con sus mejores atrezos medievales y los olitenses vestidos como auténticos señores del medievo. Damas y caballeros, niños con sus espadas y sus arcos, caballos, arqueros, música…

Ir a Olite en sus fiestas medievales es como viajar atrás en la historia: combates entre caballeros, tiro con arco participativo, representaciones históricas, bailes medievales, desfiles y danzas, paseo con antorchas, ajedrez, bailes medievales, exhibición de compañías de rapaces y tambores, exhibición de la compañía de arquería, explicación de la vestimenta de caballeros…

Además, en las rúas de Olite y en su Palacio Real hay talleres y animación infantil y, por supuesto, un mercadillo de lo más completo: artesanos que hacen pequeños instrumentos musicales de madera, pastas típicas... e incluso atracciones medievales como el tiovivo de madera o el barco guerrero para los más pequeños.

Aragón: Albarracín (Teruel)

Albarraicin

La Comunidad de Aragón posee verdaderos pueblos de cuento, entre los que se encuentran Calaceite, Puertomingalvo, Rubielos de Mora, Cantavieja o Mirambel. Te recomiendo Albarracín, un monumento en sí mismo, con su muralla, su roca rojiza y sus rincones llenos de magia.

Pasear por sus calles empinadas es una experiencia única, que te permite descubrir a cada paso escalinatas y pasadizos. Cada rincón, cada casa, tiene su encanto.

La plaza Mayor es un buen lugar para que comiences la visita por este pintoresco pueblo que alberga un buen número de monumentos y museos interesantes, como la catedral, las iglesias de Santiago y Santa María o el Museo Diocesano.

Y si buscas naturaleza, a las afueras encontrarás el Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno, con su característico tono rojizo y verde. En estos bosques que forman el Parque Cultural de Albarracín encontrarás numerosas muestras de arte rupestre de tipo levantino.

La Rioja: Centro paleontológico de Enciso

Rioja

La Rioja es uno de los lugares con más icnitas (huellas fósiles) de dinosaurio del mundo: unos 140 yacimientos distribuidos en 20 municipios. Además del riquísimo registro fósil mesozoico, también hay importantes yacimientos paleontológicos de otras épocas, tanto anteriores como posteriores a la era de los dinosaurios, entre los que destaca Enciso.

El Centro Paleontológico de Enciso es un espacio para la puesta en valor del patrimonio paleontológico de La Rioja, diseñado para el disfrute y aprendizaje de todo tipo de públicos.

Además, tendrás todos estos yacimientos para visitar, solo en Enciso:

Valdecevillo. Afloramiento de 168 huellas estudiadas con réplicas de diferentes dinosaurios a tamaño natural.

La Virgen del Campo. Aparecen diferentes señales de actividad de bivalvos e invertebrados (gusanos), indicios de un terremoto, ondulinas o ripple mark sobre la roca producidas con por el flujo y reflujo de las aguas pantanosas, además de marcas de un cocodrilo en seminatación o huellas que nos indican que allí tuvo lugar una lucha desigual entre un dinosaurio herbívoro y otro carnívoro.

La Senoba. 130 huellas organizadas en rastros paralelos, 10 de los cuales pertenecientes a carnívoros.

El Villar-Poyales. Icnitas de un carnívoro bípedo y semiplantígrado con membrana interdigital bautizado como Theroplantigrada encisensis.

Navalsanz. 138 huellas de gran tamaño formando rastros (63cm aproximadamente), propias de varios dinosaurios herbívoros bípedos que aportan información sobre el comportamiento gregario de estos gigantes.

La Cuesta de Andorra. Secuencia de 21 huellas de un iguanodón que caminaba de forma zamba (la punta del pie dirigida hacia dentro).

Región de Murcia: Lorca

Castillo Lorca

Creo que Murcia es una gran desconocida para las vacaciones de verano, excluyendo la Manga del Mar Menor. Pero puedo estar equivocada.

Y sin embargo esconde tesoros increíbles para visitar con nuestros hijos a la caída del sol, como el pasado romano de Cartagena o la ciudad de Lorca.

La silueta de este precioso pueblo es inconfundible gracias a su castillo, uno de los legados hispano-musulmanes más imponentes de toda la península y que es visible desde la lejanía.

Sin duda alguna, su castillo es la atalaya ideal para jugar con los hijos y conocer el pasado de esta ciudad castigada por terremotos durante siglos y que ofrece un patrimonio histórico único. Entre otras visitas imprescindibles: Parque Regional Cabo Cope y Puntas de Calnegre, Museo Azul de la Semana Santa, la Plaza de España, Colegiata de San Patricio...

Comunidad Valenciana: Oceanogràfic

Oceanografic

Sol, playa, montaña, turismo rural, cultura... En la Comunidad Valenciana hay vacaciones para todos los gustos y edades, motivo por el que Alicante, Castellón y Valencia siguen estando en el Top de destinos favoritos para viajar en familia en verano.

Pero si hay un lugar que encandila a los niños y no tan niños (lo digo por experiencia propia) es el Oceanogràfic de Valencia. Hay que estar pendientes de su reapertura, a causa de la crisis del coronavirus, para poder adentrarse en un mundo marino fascinante. Te recomiendo que vayáis con tiempo, porque te aseguro que los niños no querrán irse.

En el acuario más grande de Europa, ubicado dentro del complejo arquitectónico vanguardista de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, reproduce fielmente los ecosistemas marinos más importantes: podréis recorrer el túnel submarino más largo de Europa, pasear bajo los dientes afilados de los tiburones o conocer a la única familia de belugas de Europa.

Es tan grande y hay tantos animales para conocer, que te animamos a que conozcas un poco mejor todo lo que allí te espera con esta visita virtual.

Así que si piensas visitar la ciudad este verano, aquí tienes unos consejos para disfrutar de unas vacaciones inolvidables: las playas de la Albufera (como la de Saler), el paseo en barca por el Parque Natural, visita turística por el centro de Valencia y, por supuesto, un día en la Ciudad de las Ciencias y las Artes con visita al Oceanogràfic.

Extremadura: Parque de los Pinos (Cáceres)

Parque De Los Patos

Si vives cerca o vas de turismo rural por la provincia, te aconsejamos que te acerques. Este parque que ocupa cinco hectáreas se encuentra a las afueras de Cáceres, a casi una hora del centro. Si los niños y vosotros disfrutáis del aire libre y de los animales, esta es una buena elección.

También denominado el Parque de los Patos, es considerado el pulmón de la ciudad, siendo el hogar de una variedad de árboles y vida silvestre. Entre sus lagos y canales pueden observarse aves como cisnes, gansos y flamencos, así como pavos reales y avestruces.

País Vasco: Salinas de Leinz-Gatzaga

Museo Sal

Cerca de Mondragón, ascendiendo el valle del río Deba, está el pueblo de Salinas de Léniz, un municipio muy particular por su historia, su manera de organización y por la gestión comunitaria de sus bosques, por su geología y su historia.

El lugar más relevante es el Museo de la Sal que cuenta todo lo relacionado con la explotación de un misterioso manantial salino de propiedades particulares y únicas que ha determinado la vida de los vecinos de este lugar durante siglos.

Disfrutaréis con vuestros hijos de una visita guiada donde aprenderéis muchas cosas de la explotación y extracción de la sal de este manantial milenario y del sistema de norias y poleas que permite aprovechar la fuerza del río de agua dulce para extraer el agua salina de las profundidades de su manantial.

Todo un sistema hidráulico que nos hace admirar la tecnología de nuestros antepasados.

Canarias: Los Jameos del Agua (Lanzarote)

Jameos Del Agua

¡Qué envidia me dan los habitantes de las islas ahora mismo! Los que vivimos en Madrid aún estamos en Fase 1 y ellos ya pueden disfrutar de sus increíbles playas o las maravillas de la naturaleza, como los Jameos del Agua en Lanzarote.

Se trata de un conjunto de cuevas y tubos volcánicos producidos por las erupciones del Volcán de la Corona. Se localizan en la sección del túnel más cercano a la costa. Deben su nombre a la existencia de un lago interior originado por filtraciones marinas, y que constituye una formación geológica singular.

Además de ser un entorno natural muy diferente, también cuenta con especies animales muy curiosas para verlas con los niños como los cangrejos ciegos, una especie única de la isla.

Islas Baleares: Mahón y Ciutadella (Menorca)

Ciutadella

Después del baño obligado en las preciosas calas de la isla, con aguas turquesas y totalmente quietas y arena casi blanca, como las paradisiacas de Macarella y la Macarelleta, toca descubrir la preciosa historia de los municipios más característicos de la isla.

Mahón (Maó en mallorquín) es el municipio más grande de la Isla y la capital. Hay un tren turístico que recorre el puerto y el centro histórico. Descubriréis el Mercado del Claustro del Carmen, la iglesia de Santa María, el Puerto, el centro histórico con el ayuntamiento, el puente de Sant Roc y muchas curiosidades más que puedes descubrir si simplemente os perdéis por las pequeñas calles del casco antiguo.

Es el otro grande núcleo urbano es Ciutadella, con apariencia de gran pueblo más tradicional. Podéis perderos por sus calles y callejones de piedra, visitar el puerto y el faro, reponeros en alguna de sus fantásticas heladerías o visitar el castillo de Sant Nicolau, entre otros muchas cosas.

Fotos | iStock y Oficinas de Turismo

En Bebés y Más | Viajar en Semana Santa sin salir de casa: un recorrido virtual por los rincones de España, ¿Padre solo con niños y aún sin vacaciones? Los viajes para familias monoparentales pueden ayudarte, No viajo sin...: imprescindibles a la hora de viajar con niños pequeños

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios