Sigue a Bebesymas

papa-e-hijo.jpg

Se acerca el Día del Padre y para ese momento son muchas las mamás y algunos los hijos, que suelen ser pequeñitos, que compran o hacen algún regalo a los papás acompañado de un escrito.

Por internet corren muchos poemas que pueden servir para esta finalidad y yo he querido sumarme a la causa aportando mi granito de arena con un poema para el Día del Padre.

No es que se lo vaya a dar al mío, sino que sería algo así como el poema que me gustaría algún día recibir de mis hijos. Algo así como un agradecimiento, porque aunque los “gracias” y los “te quieros” se sobreentienden en una relación entre padres e hijos, decirlo de vez en cuando (y escucharlo) nos hace “engordar” cientos de kilos de golpe.

Gracias, papá

Gracias papá, por los cientos de besos que dejaste en mi sien,

gracias papá, por los que me diste antes de marchar,

gracias por los besos que llegaban cuando algo iba mal,

gracias por aquellos que me hacían sentir bien.

Gracias papá, por llegar a tiempo cuando iba a caer,

por abrazarme cuando no llegaste y arrancaba a llorar,

por secar mis lágrimas y volverme a besar,

y gracias por ayudarme a mantenerme en pie.

Gracias de nuevo por aprenderte cien canciones,

por hacer conmigo lo que otras veces niegas, bailar,

por tener esa paciencia que nunca creerías poder sacar

y por comprenderme a mí y a mis cambiantes emociones.

Gracias papá, por hacerme sentir entre algodones y brisas,

por comprender que tus ojeras no serán eternas,

por aplazar tantas cosas esperando a que crezca

y por mostrarme qué es la vida cerquita de tu sonrisas.

Gracias por enseñarme qué es el bien y qué es el mal,

gracias por ceder para que aprenda a ceder,

por respetarme y enseñarme a respetar

y gracias por enseñarme qué es la libertad.

Por todo ello gracias papá, te quiero.

Feliz Día del Padre.

Foto | Chris. P en Flickr

En Bebés y más | Poemas para el Día del padre, Día del Padre: un poema para papá

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios