Compartir
Publicidad
Seis bebés afectados en la UCI de neonatos de La Paz por un nuevo brote de la bacteria que la hizo cerrar
Salud infantil

Seis bebés afectados en la UCI de neonatos de La Paz por un nuevo brote de la bacteria que la hizo cerrar

Publicidad
Publicidad

La última semana de enero de este año, la Unidad de Cuidados Intensivos neonatos del Hospital de La Paz fue cerrada para que se realizara una limpieza intensiva tras detectarse la presencia de una de una bacteria denominada Serratia. La bacteria afectó a 51 niños, de los cuales 24 estuvieron en contacto con la bacteria y 27 fueron afectados por alguna infección generalmente leve, como conjuntivitis.

Tras ser descontaminada, el 3 de febrero la UCI fue reabierta y volvió a su actividad normal. Hoy, según han informado a Bebés y más fuentes de la dirección del hospital madrileño, se ha detectado en los últimos días un nuevo brote en la UCI de neonatos por la bacteria que la hizo cerrar en enero. Entre los bebés que permanecían afectados por el brote anterior y los nuevos casos detectados, en la actualidad hay un total de seis bebés ingresados colonizados por la bacteria.

La bacteria serratia

‘Serratia marcescens’ es una bacteria habitual en la flora intestinal de todas las personas, que puede ocasionar infecciones en pacientes cuyo sistema inmunitario está debilitado.

Según explicó La Paz en un comunicado con motivo del cierre, "una persona colonizada porta la bacteria en su organismo y no tiene por qué causarle ninguna enfermedad, pero sí puede transmitirla a otras personas, convirtiéndolas a su vez en nuevos portadores".

Es una de las bacterias habitualmente responsable de infecciones hospitalarias. Fue detectada en La Paz en junio de 2016 y tras adoptar varias medidas para proteger a los bebés ingresados (aislamientos) e intentar erradicarla, finalmente se optó por el cierre temporal para realizar una limpieza a fondo con peróxido de hidrógeno vaporizado.

Un niño fallecido

De los 51 niños afectados por el brote anterior, la mayoría de los niños han evolucionado favorablemente y fueron dados de alta. Sin embargo, uno de ellos falleció por una probable asociación a la sepsis por serratia, aunque según ha indicado el centro madrileño "no se puede establecer que esta sea la única causa, ya que se trata de un prematuro de 25 semanas de gestación, un peso inferior a 1.000 gramos y otras patologías asociadas a la prematuridad".

Las mismas fuentes indican que se sigue estudiando para tratar de esclarecer la causa última de la muerte pero que todo apunta a una conjunción de causas.

Nuevo brote: seis bebés afectados

Fuentes de la dirección del hospital han informado hoy a Bebés y más que en un control rutinario (que se realiza cada semana), el lunes 6 de marzo se han detectado dos nuevos casos y el jueves 9 en un cribado general, tres casos más. De estos cinco nuevos casos, uno de los niños ya ha recibido el alta. Los cuatro nuevos casos, sumado a los dos bebés prematuros que habían sido colonizados por el brote anterior que hizo cerrar la UCI, da un total de seis niños afectados.

El nuevo brote tiene su origen en tres bebés prematuros que habían sido colonizados por el brote anterior y permanecían ingresados. Uno de ellos recibió el alta y los otros dos siguen recibiendo tratamiento junto a los nuevos casos.

Se trata de la misma bacteria serratia, aunque se desconoce aún (se está analizando) si pertenece a la misma familia que la anterior. La buena noticia es que se trata de una bacteria que no es resistente y tiene respuesta a los antibióticos.

También nos han dicho que el brote está controlado y el Hospital no se plantea de momento volver a cerrar las instalaciones.

En Bebés y más | Cámaras instaladas en las unidades de cuidados intensivos permiten ver a tu bebé prematuro en cualquier momento

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos