Compartir
Publicidad
Hospitalizan a una bebé que podría quedarse ciega por el 'Síndrome del Bebé Sacudido'
Salud infantil

Hospitalizan a una bebé que podría quedarse ciega por el 'Síndrome del Bebé Sacudido'

Publicidad
Publicidad

Tiene solo seis meses de edad, pero ha tenido que ser hospitalizada por los síntomas neurológicos que presenta, como consecuencia, probablemente, de haber sido sacudida por algún adulto a su cargo.

Esto es, al menos, lo que un Juzgado de Murcia está investigando desde el 1 de enero, cuando la niña fue ingresada en el Hospital Virgen de la Arrixaca, en Murcia, por supuestos malos tratos.

El equipo médico ha tenido que declarar

Según leemos en La Opinión de Murcia, el pediatra que atendió a la niña en urgencias y dos oftalmólogos han sido llamados a declarar para que explicaran su versión de los hechos desde el momento en que la bebé llegó al servicio.

Según dicen los informes, la niña podría haber sido víctima de maltrato, al observarse que sufría los síntomas típicos del 'Síndrome del Bebé Sacudido': hematoma subdural, hemorragia de retina y edema cerebral. Pero no sólo eso, según los médicos, la niña tenía heridas en el pie como consecuencia de un mordisco.

¿Qué es el Síndrome del Bebé Sacudido?

Se le conoce también como síndrome del bebé zarandeado y abarca todas las consecuencias que puede sufrir un bebé después de ser sacudido por su padre o por su madre (o por un adulto a su cargo). Dichas consecuencias pueden ser desde una leve conmoción cerebral a lesiones en la cabeza y cuello que acaben por producir afectaciones para toda la vida, o incluso la muerte al bebé.

Sin ir más lejos, este síndrome es la causa principal de muerte en los casos por traumatismo craneoencefálico por maltrato, y se calcula que en Estados Unidos se dan entre 1.200 y 1.400 casos de niños con lesiones o muerte por este motivo cada año.

La prevalencia es mayor en el primer año, y la edad media son los nueve meses de vida del bebé. Lo que sucede es que, mientras es sacudido, no teniendo fuerza suficiente para sostener su cabeza, el cerebro del bebé se mueve hacia adelante y atrás dentro del cráneo pudiendo producir lesiones oculares, daño cerebral, daño en la médula espinal, retraso del desarrollo y un largo etcétera derivado de todas las posibles lesiones en un cerebro aún inmaduro.

Pues bien, al valorar a la niña vieron que tenía síntomas neurológicos y daños en la retina, y por ello fueron los mismos médicos quienes dieron el aviso de que la pequeña podría haber sido gravemente maltratada.

Pero... ¿podría ser que no lo hubieran hecho?

Un estudio reciente que ya comentamos hace unos meses reveló que hay casos en que los síntomas parecen demostrar que hay maltrato por sacudir o zarandear al bebé, sin que en realidad haya sucedido ese evento. Es decir, que hay posibles situaciones, posibles accidentes, que provocarían los mismos síntomas sin que los padres hubieran zarandeado en realidad al bebé.

Bajo esta premisa, debe ser la investigación la que determine la culpabilidad de los padres, aunque el hecho de que tuviera un mordisco en el pie, y que según los médicos, al comunicar a los padres que la pequeña estaba grave no parecieron inmutarse, no los deja en buen lugar.

En cualquier caso, lo que nos interesa sobre todo es mostrar lo grave que puede ser perder los estribos y actuar contra el bebé, en vez de buscar otras estrategias para calmar los nervios y la ansiedad. Por eso a continuación os explicamos cómo podemos proceder en caso de que el llanto del bebé nos pueda hacer llegar a perder la paciencia.

Nunca zarandees a tu bebé

2269224643 1036e3b46c B

Por lo peligroso que puede llegar a ser, la recomendación lógica que se da a los padres es que jamás deben sacudir a su bebé y que tengan siempre en cuenta cuáles son las posibles consecuencias de hacerlo. Para ello, se recomienda que hagan lo posible y lo imposible para tratar de recuperar la calma, y que se deje al bebé llorar solo en un lugar seguro mientras se busca ayuda.

A este respecto y como prevención, el gobierno de EE.UU., a través de su página de salud Medline, recomienda lo siguiente:

  • Nunca sacuda a un bebé o niño, ni al jugar ni por enojo. Incluso sacudirlo suavemente puede llegar a convertirse en una sacudida violenta, cuando se está enfadado.
  • No cargue a su bebé durante una discusión.
  • Si usted comienza a molestarse o enfadarse con su bebé, coloque al bebé en la cuna y salga del cuarto. Trate de calmarse. Llame a alguien para que le ayude.
  • Llame a un amigo o a un familiar para que venga y se quede con el niño si usted se siente fuera de control.
  • Hable con su pediatra para evaluar si el llanto del bebé tiene una razón médica.
  • Busque la ayuda de un terapeuta y asista a clases sobre la crianza de los hijos.
  • No ignore las señales si sospecha que un niño es víctima de maltrato en su hogar o en el hogar de alguien conocido.

Resumiendo, lo importante es evitarlo, que no suceda. Dejarlo llorar si hace falta y tratar de recuperar la calma. Si no somos capaces, por la razón que sea, es importante tratar de encontrar a alguien que lo atienda. Y si no es posible, es mejor no cogerlo y esperar a que nos veamos capaces de hacerlo sin hacerle daño.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Revisión bibliográfica sobre el Síndrome del bebé zarandeado o sacudido, En el síndrome del bebé sacudido el número de mujeres culpables es igual al de hombres, Cuando tu bebé llora tanto que estás a punto de perder la razón

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos