Publicidad

Alerta en Cataluña por un virus que produce complicaciones neurológicas en menores de 6 años

Alerta en Cataluña por un virus que produce complicaciones neurológicas en menores de 6 años
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cada año miles de niños se contagian por los enterovirus, un virus que produce tos, mocos y fiebre y que, como todos los virus, se cura solo sin complicaciones. En ocasiones produce diarrea y vómitos, siendo el tratamiento de nuevo sintomático.

Sin embargo, en Cataluña se están produciendo contagios por un enterovirus que, además de esos síntomas, está provocando en los niños menores de 6 años complicaciones neurológicas con síntomas como temblores, dificultad para caminar, convulsiones o somnolencia intensa.

Ya son 40 los niños afectados y ante esta situación el Departament de Salut ha optado por activar un protocolo de vigilancia y empezar a aconsejar medidas preventivas.

Nueve niños han sido ingresados en la UCI

Los primeros casos sucedieron en febrero, pero desde hace dos semanas están sucediendo los casos más graves. Cuando un niño lleva dos días con la infección, padeciendo los síntomas habituales, empieza a aparecer la afectación neurológica. Cuando esto sucede, son ingresados para controlar los síntomas de la enfermedad y, además, evitar el contagio.

Al parecer, y digo al parecer porque el número de niños es diferente según la fuente (no es una enfermedad de declaración obligatoria) son nueve los niños que han sido ingresados en la UCI temporalmente, de los que ahora solo quedaría uno. Parece que en Tarragona es donde más casos se han producido, puesto que en el hospital Joan XXIII hay, según el Diario de Tarragona, seis niños ingresados.

La prevención pasa por ser más cuidadosos con la higiene de manos

No es la panacea, pero gran parte del contagio sucede por vía fecal-oral, así que es importante lavarse bien las manos con agua y jabón para evitar esa transmisión. En realidad, tal y como explican en el protocolo que se ha enviado a los hospitales "la evolución de estas infecciones es leve, autolimitada y sin secuelas", pero como en unos pocos casos está derivando en cuadros más graves, recomiendan ser más cuidadosos con la higiene de manos, no llevar al niño al colegio si tiene fiebre y consultar al pediatra si el niño tiene “somnolencia, decaimiento, temblores o algún otro síntoma neurológico acompañado de fiebre”.

¿No hay nada más que se pueda hacer?

No, en realidad no hay mucho más que se pueda hacer, pero desde Bebés y más hemos querido ampliar un poco las recomendaciones que se dan habitualmente tanto para evitar el contagio por este virus como por otros virus y bacterias. En realidad es algo que deberíamos hacer siempre, y que parece que sólo nos acordamos de hacer en casos así:

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón. El lavado correcto de manos es lo más importante para estar sano.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca sin haberse lavado antes las manos.
  • Evitar el contacto cercano (dar besos, abrazos, compartir vaso o cubiertos) con alguien que esté enfermo.
  • Al toser o estornudar, taparse la boca con un pañuelo de papel o la manga de la camisa, no con las manos.
  • Limpiar y desinfectar las superficies que se tocan frecuentemente, como los juguetes o el pomo de las puertas, sobre todo si alguien está enfermo.
  • Quedarse en casa si está enfermo y no llevar al colegio a los niños si están enfermos.

Esperemos que la alerta quede sólo en anécdota y que en próximos días no tengamos que hablar más de este tipo de enterovirus. Por ahora se están analizando las muestras de los niños infectados para determinar cuál de las cien variantes de enterovirus es el que está produciendo los síntomas neurológicos, pero los resultados no se conocerán hasta dentro de unos días.

Vía | La Vanguardia, Diario de Tarragona, CCMA
Foto | iStock

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir