Compartir
Publicidad
Publicidad

Alergias en los bebés: Asma (II)

Alergias en los bebés: Asma (II)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El asma es una enfermedad respiratoria muy frecuente en la edad infantil. Aunque afecta a todas las edades es más frecuente verlo en niños más pequeños. Muchos casos de asma van mejorando con el tiempo, llegando la mayoría a resolverse completamente con el tiempo. Es una de las formas de manifestación de alergia en los bebés.

Una de las causas más frecuentes de asma son los procesos alérgicos, en los que nos centraremos en estos posts.

En la primera parte del post nos centramos en las causas y los síntomas que puede producir este cuadro. En esta segunda parte se tratan el diagnóstico, tratamiento y seguimiento del cuadro.

Cómo se estudia

Es muy importante que los padres refieran su preocupación ante la aparición de cualquiera de los síntomas de asma. Normalmente los episodios de sibilancias y dificultad respiratoria suelen llamar la atención, pero eso puede no ocurrir cuando los síntomas que son más aparentes son los episodios de tos nocturna, por ejemplo.

En otras ocasiones el diagnóstico de sospecha se realiza cuando el niño presenta un episodio de dificultad respiratoria y es evaluado en un servicio de Urgencias, donde se constata la respuesta del niño con el uso de broncodilatadores.

El Pediatra hará una historia clínica y una exploración detallada. En ocasiones podrá pedir una serie de pruebas, que varían en función de los hallazgos de la historia y la exploración y de la edad del niño. Entre estas pruebas pueden encontrarse analíticas, radiografías o incluso pruebas para descartar tuberculosis. En los casos de alergia el estudio se suele centrar en localizar la sustancia que desencadena los episodios agudos.

Tratamiento del Asma en los bebés

El tratamiento del asma en los lactantes y niños pequeños es muy complejo y depende de muchos factores, por lo que siempre debe estar controlado, pautado y supervisado por un Pediatra. Es posible que en casos determinados el profesional se apoye en compañeros, especializados en Neumología Infantil ó en Alergología.

El tratamiento se centra sobre todo en reducir la inflamación pulmonar, con el fin de disminuir el riesgo de aparición de episodios agudos. Lo ideal es que el niño pueda realizar una vida completamente normal.

Existen tratamientos de fondo (crónicos) y tratamientos enfocados a los procesos agudos (las exacerbaciones). Los padres deben conocer las medicaciones, cuándo y cómo usarlas, y los riesgos que entraña el exceso o defecto de administración. De todo esto se deduce la importancia de un buen control del niño y de acudir a las revisiones indicadas por el Pediatra.

En el caso de los bebés y niños alérgicos es fundamental el control de los factores ambientales que desencadenan los episodios agudos y que producen la inflamación. Es decir, los alergenos.

Es importante evitar la exposición del niño a estos alergenos, pero también a otras sustancias, como el humo, que irritan e inflaman las vías aéreas, por lo que potencian el efecto de los alergenos en los pulmones.

Cuando el alergeno son pólenes el niño debe protegerse durante las épocas de polinización. Cuando la alergia se produce por los ácaros del polvo, es muy importante mantener una adecuada e intensa limpieza del domicilio, evitando objetos como peluches, cortinas o cojines, que pueden atrapar polvo con facilidad.

Seguimiento

Es fundamental llevar a cabo el tratamiento y los controles pautados por el Pediatra. Un buen cumplimiento de estos puede mejorar considerablemente la calidad de vida del niño y reducir la posibilidad de episodios graves.

En general la evolución del asma de origen alérgico suele ser favorable, remitiendo con el tiempo un considerable número de casos. Sin embargo otros pueden persistir más allá de la edad infantil, incluso para toda la vida del niño. Los que más probabilidades tienen de hacerlo son los graves y los que tienen importantes antecedentes de alergia en la familia.

Algunas actuaciones parece que ayudan a prevenir la aparición del asma, como el uso de lactancia materna, evitar fumar en presencia de los niños o una dieta sana durante la lactancia y los primeros años de vida.

Foto | ruurmo Flicker, licencia CC En Bebés y Más | Cuentos para niños gratis sobre el asma y la alergia, "Vivir mejor controlando el asma": guía para pacientes asmáticos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos