Compartir
Publicidad

¿Has intentado explicar a lo que te dedicas en la clase de tu hijo/a?

¿Has intentado explicar a lo que te dedicas en la clase de tu hijo/a?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tiene que ser un ejercicio de creatividad muy interesante participar en la clase de tu hijo intentando explicar a lo que te dedicas en el trabajo. Es evidente que los niños aprenden muchas de las profesiones que existen desde muy pequeños, los más típicos son el bombero, el policía, el panadero, el agricultor, el ganadero, el conductor del autobús y el profesor. Todos con su correspondencia en el género femenino, para que nadie se sienta ofendido. Ahora bien, conforme la sociedad se sofistica empiezan a aparecer nuevas profesiones y especialmente nuevas funcionalidades que al intentar explicarlas a los peques puede ser complicado.

Hace poco que vi un anuncio de televisión en el que el empleado de una compañía de seguros tenía que explicar a lo que se dedicaba en la clase de su hijo. Y el niño estaba muy preocupado pensando que su padre no lo iba a hacer bien y lo que era peor, que sus compañeros se iban a reír de su padre y de él mismo. El anuncio termina bien porque al final aparecía un famoso deportista que patrocina la marca y que explicaba, con una sencilla frase, lo que hacía la empresa. Aunque la verdad es que el padre no consigue transmitir a lo que se dedica...

Si tuvieras que hacer el ejercicio, ¿qué te preocuparía que entendieran? ¿cómo les explicarías lo que haces? ¿qué ejemplos les pondrías? ¿qué materiales utilizarías para reforzar tu mensaje? ¿cómo les harías participar?

Me encantó un ejercicio que leí recientemente en el que el padre explicaba su experiencia en el aula. Y es que, después de que el hijo le mirase con cara de ¡no lo fastidies, papá! se armó de valor y lo explicó de una forma muy lúdica y participativa. Porque planteó el ejercicio como un juego, ¡bien, un juego!, pensaron los niños y dividió la clase en dos grupos y planteó que los dos grupos vendiesen un producto. El mismo. Sin ninguna diferencia.

Y entonces les empezó a plantear cómo podría mejorarse cada producto: servicio ofrecido, regalos atractivos al comprarlo, fabricar más productos, construir paquetes cerrados, utilizar colores llamativos, etc. Y así fue identificando con los niños qué tipo de característica hacía el producto más atractivo.

La empresa a la que se dedica este padre es una empresa de servicios informáticos así que al final de la clase les explicó que su trabajo era, básicamente, que cada empresa fuese capaz de gestionar mejor sus procesos, acciones comerciales, personas, etc. para conseguir que se vendieran más productos.

Parece que el padre triunfó con las explicaciones y que los niños no salieron defraudados. Además también utilizó el logo de la empresa, que siempre tienen algún mensaje adicional, para explicar mejor a lo que se dedicaba.

Me ha parecido un ejercicio de lo más interesante para practicar en casa. Os animo a realizarlo y además animo a los colegios a que dinamicen un poco a los chavales con participaciones de los padres. Siempre será bueno que sepan qué futuro les espera, aunque para ellos, a su edad, sea bastante incomprensible de entender.

Imagen | UNC - CFC - USFK

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos