Publicidad

Cambia vuestros hábitos en alimentación para mejorar la tolerancia de la piel al sol

Cambia vuestros hábitos en alimentación para mejorar la tolerancia de la piel al sol
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Estoy pensando en ampliar la información que os hemos dado más recientemente sobre protección solar, mi idea es incluir las recomendaciones para que nadie se olvide de que el sol nos aporta vitamina D, y también una comparativa sobre los beneficios e inconvenientes de cremas con filtros químicos y minerales.

Pero hoy, rescatamos una entrada reciente de Eva Caballé en No Fun, que nos ayudará a entender como la alimentación puede mejorar la tolerancia al sol de la piel, y también ayuda a mejorar la salud (algo que por suerte vamos interiorizando poco a poco).

No es un tema nuevo para nosotros, puesto que hace dos años, incluíamos las frutas y verduras en un artículo sobre cómo protegernos del sol, y meses después tuvimos ocasión de hablar sobre los alimentos más recomendados para la piel en verano. Nos cuenta Eva que cada año aumenta el índice de casos de melanoma, y eso a pesar de las recomendaciones de los médicos, y de la ínfima cantidad de horas que pasamos en el interior (excluyendo, claro está, nuestros períodos de vacaciones).

Entre los factores que inciden, se encuentra la alimentación, porque esta puede ayudar a la piel expuesta a la radiación solar, evitando que nos quememos. Se nos proponen los siguientes cambios:

  • Evitar las comidas procesadas, ya que no aportan los nutrientes necesarios para nuestro organismo y pueden hacer que nuestro metabolismo no funcione correctamente debido a que contienen una buena dosis de grasas hidrogenadas (trans), sustancias químicas, azúcares y sal refinados. Evitarlas hará que nuestro organismo funcione mucho mejor.
Sol 2
  • Comer más alimentos ricos en Omega-3 y ácidos grasos saturados procedentes de aceites o frutos secos. Lo saludable es que la ingesta de Omega-3 y Omega-6 esté en equilibrio y una no sea mucho mayor que la otra

  • Aumentar las comidas con antioxidantes naturales como las vitaminas A, C y E. Los antioxidantes además de neutralizar los radicales libres y proteger del cáncer reducen la inflamación, tienen un efecto protector contra las quemaduras del sol y ayudan a reparar los daños en la piel. Siempre es mejor tomar alimentos con vitaminas que tomar suplementos nutricionales, ya que así tomaremos las vitaminas en armonía con el resto de componentes del alimento.

Vitaminas antioxidantes

La vitamina A se puede presentar en forma de retinoides (origen animal): leche de cabra, leche de vaca, gambas, huevos, salmón, queso, yogur, almejas, sardinas, atún, bacalao y pollo; o carotenoides (origen vegetal), en las zanahorias, vegetales de color verde oscuro, rojo o amarillo.

La vitamina C, se encuentra en estos alimentos: papaya, pimientos, fresas, brócoli, piña, coles de Bruselas, kiwi, naranjas, limón, col, coliflor, pomelo y tomates. Si necesitamos suplementar la vitamina C, una opción natural es la acerola.

La vitamina E está en Las semillas de girasol, espinacas, acelgas, nabos, almendras, espárragos y pimientos.

Como os he adelantado, nos queda por hablar (a partir de mañana) sobre la Vitamina D que se sintetiza en nuestra piel cuando la exponemos a la radiación UVB (onda media).

Esto se produce en minutos, por lo que no es necesaria una sobreexposición al sol

La Vitamina D es esencial para el cuerpo humano y en especial apoya la absorción del calcio. Problemas de déficit de calcio o de huesos a menudo esconden un déficit de vitamina D.

De todas formas, no conviene que nos olvidemos que el otro factor responsable del aumento de casos de melanoma, son los malos hábitos de exposición al sol (en este caso por exceso). Ya sabéis: ponernos al sol en las horas centrales del día, no utilizar protección o ropa adecuada, etc.

Este es un tema interesante y complejo en el que confluyen muchos factores y variables, por eso vamos a dedicarle el tiempo necesario.

Imágenes | Ralph Daily, Drew Tyre Vía | No Fun En Peques y Más | Los niños y adolescentes son grupos muy vulnerables a los efectos de las radiaciones ultravioleta, Claves para prevenir consecuencias del calor extremo: hidratación, frutas, verduras y sentido común, La importancia de las vitaminas en el desarrollo de los niños

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios