Compartir
Publicidad
Publicidad

El maravilloso mundo de los títeres

El maravilloso mundo de los títeres
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Cuando un adulto entra en una sala repleta de niños que asisten a una función de títeres, quedará sorprendido del poder que ejerce este arte en los pequeños. Títeres y niños hablan de tú a tú. Un niño no se queda inmóvil ante una gallina perseguida por un lobo, participa, grita, advierte, interactúa con la obra siendo él también un protagonista.

Las funciones de títeres acercan al niño al mundo del teatro. Estimulan la capacidad de atención, la comprensión mediante historias que son con contadas de manera sencilla, con música, con colores, con bailes creando inmediatamente una empatía entre los espectadores y los pequeños actores.

Por otro lado, construir y jugar con títeres, además de estimularle la creatividad, le abre un mundo para la expresión y la comunicación; títere y niño serán uno solo, el infante le otorgará vida propia en base a sus vivencias. En casa puedes fabricar un sencillo títere de dedo. Para ello necesitarás:

  • Un trocito de tela cuadrado.

  • Algodón

  • Hilo

  • Rotuladores.

Coloca una bolita de algodón en la punta del dedo y luego cúbrela con el trozo de tela (tapando todo el dedo). Anuda un hilo justo donde termina el algodón (para hacer la cabeza). Píntale la cara y haz el personaje que desee tu hijo. También se puede pintar el traje. ¡Ahora empezará la función!.

Y recuerda, si hay funciones de títeres en tu ciudad no dudas de llevar a los pequeños de la casa.

Más información | Títeres y Marionetas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos