Compartir
Publicidad
Publicidad

Los niños y las emociones en el Manifiesto del optimismo de Punset

Los niños y las emociones en el Manifiesto del optimismo de Punset
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Eduard Punset publica nuevo libro, "Viaje al optimismo", que con los tiempos que corren en que cuesta encontrar algo que no sea pesimismo e incertidumbre por el futuro, y la popularidad del autor, seguro que se convertirá en un nuevo éxito. Y como una forma más de promoción de la obra Eduard Punset nos ha dejado su "Manifiesto del optimismo", un decálogo para ser optimistas en el que tienen cabida los niños y las emociones, como no podía ser de otro modo.

En el Manifiesto habla de temas de actualidad tan importantes como la crisis, tan tecnológicos como las redes sociales, tan metafísicos como la intuición, habla de medicina, de las ciencias, de la incertidumbre, de la felicidad... en definitiva, de conceptos bastante desgranados ya por este autor en anteriores ocasiones.

Pero, aunque abajo podéis leer el Manifiesto del optimismo de Punset al completo, queremos detenernos en aquellos puntos más afines a nuestra temática, los referidos a las emociones, la educación y los niños.

El Manifiesto del optimismo de Punset

  • No es cierto que exista una crisis económica planetaria, lo que existe es una crisis específica de países específicos.

  • La esperanza de vida aumenta 2,5 años cada década. Por primera vez aprendemos que hay vida antes de la muerte y que cualquier tiempo pasado fue peor.

La educación y la medicina avanzan hacia la personalización, y nos obligan a engendrar un nuevo modelo social. La prevención será más importante que la curación.
Un gran descubrimiento: el aprendizaje social y emocional. Por primera vez en la historia de la evolución empezamos a conocer y gestionar las emociones. Y sabemos que es tan importante aprender como desaprender.
  • Las redes sociales son lo que nos hace distintos del resto de animales. El origen de la interconexión actual está en las rutas de la Seda y del Incienso. Gracias a la revolución digital ahora la comunicación puede ser instantánea y universal.

  • Tras los avances de las ciencias de la mente, hoy conocemos la importancia del inconsciente con relación al pensamiento racional. Por primera vez constatamos que podemos confiar en la intuición.

  • Nunca habíamos sabido tanto sobre la naturaleza de la felicidad. Eso es lo esencial: la felicidad se encuentra en la sala de espera de la felicidad.

  • Otro de nuestros quebraderos de cabeza seculares: la belleza. Sabemos que la belleza es ausencia de dolor, o sea, la que refleja un rostro con un nivel de fluctuaciones asimétricas inferior al normal.

Evolutivamente, en tiempo de crisis, la manada se vuelve hacia los jóvenes para que ejerzan su liderazgo. Es pues, la hora de los jóvenes. No pueden defraudar.
  • Hace unos años estábamos convencidos de que la visión del universo correspondía a la realidad. Luego descubrimos que esa visión dependía del marco y de las emociones. Ahora sabemos que es el resultado de un modelo matemático: la incertidumbre envuelve a nuestro universo.
punset entrevistado

La educación personalizada

Punset ha hablado en múltiples ocasiones de la educación, de sus carencias, de sus posibilidades. En el blog hemos comentado el documental El sistema educativo es anacrónico y La revolución educativa, del que critiqué que se ofreciera una visión parcial de la problemática o más bien de las posibles soluciones.

En dicho documental, se veían centros escolares y docentes implicados en la educación personalizada, actual, emocional, global. Pero no se hablaba de las familias ni del resto de la sociedad como "cómplices" de la falta de educación emocional, de la ausencia de vínculos o de valores fundamentales como el respeto, la convivencia...

En cualquier caso, con todas las dificultades que el sistema educativo actual conlleva, y aunque duela decirlo, por culpa de la falta de inversiones en este ámbito (y/o de la crisis) resultado de la falta de concienciación de su importancia (de la Administración y de toda la sociedad), hay que buscar efectivamente una educación cada vez más personalizada.

Y en este punto también cita Punset la prevención en medicina, y de ello hablamos continuamente en el blog: cómo prevenir problemas de salud futuros en nuestros hijos, mujeres embarazadas y en definitiva en toda la familia.

El aprendizaje social y emocional

Punset ya nos lo dijo en sus cinco consejos para hacer de un bebé un adulto capaz y feliz: la disminución de la violencia y el altruismo están vinculados al aprendizaje emocional. Y para ello es clave enseñar al niño a gestionar sus emociones al tiempo que le damos importancia a sus propios sentimientos y a que aprecie los de los demás.

Mejorar la autoestima de los niños, premiarlos, no dejarlos llorar... son algunas de las claves para fortalecer la educación emocional de los niños, y sin olvidar que los primeros seis años son vitales para el desarrollo emocional de los niños.

Incluso cuando son bebés el estrés puede afectar al desarrollo de su cerebro, no son capaces de gestionarlo como hemos aprendido a hacer los adultos, y las situaciones de abandono o insatisfacción pueden dejarles huella. Hay que cuidar estos puntos y ser conscientes de que son pequeñas personitas con necesidades que debemos proporcionarles.

Punset va más allá y nos ha explicado cómo es posible la educación emocional desde el útero materno, descubriéndonos la estrecha relación entre las emociones y la vida en el útero materno.

Precisamente "Viaje a las emociones" es el título de una obra anterior de Punset donde desmenuza todo lo relacionado con el tema, y evidentemente la importancia que le otorga hace que vuelva a aparecer en este Manifiesto.

La insensibilidad emocional, la falta de empatía, de afectividad o la ausencia de valores, que se manifiestan en muchos adultos y en los niños, son enemigos de la evolución positiva y convivencia pacífica, y de este modo llegamos al siguiente punto del Manifiesto.

Los jóvenes son el futuro

Los niños y jóvenes de hoy día, nuestros hijos, son el futuro. Ellos pueden cambiarlo, mejorarlo, y hemos de confiar en ellos para tal cometido. Pero los cambios no llegarán si no se otorga la importancia debida a los puntos anteriores, por lo que aún queda mucho camino por recorrer. Las familias, las escuelas, los políticos y toda la sociedad son necesarios para avanzar en este sentido.

No obstante, también como Punset, y aun con todas las dificultades y barreras mencionadas, creo que hay motivos para el optimismo, incluso cuando temas vitales como la educación o la conciliación laboral y familiar apenas ocupen lugar en los programas ni en los debates políticos que tan de actualidad están.

El hecho de que cada vez más gente sea consciente de su importancia, de los niños, de las emociones, de la educación, también (o sobre todo) gracias a opiniones y textos como el Manifiesto del optimismo de Punset, da lugar a la esperanza.

Sitio Oficial | Eduard Punset Fotos | Nora Mah Flickr-CC En Bebés y más | "La revolución educativa" es cosa de todos, señor Punset, “Educar para fabricar ciudadanos”, documental de Eduardo Punset, Los primeros seis años son vitales para el desarrollo emocional, según Punset, El cerebro del bebé, por Eduard Punset

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos