Compartir
Publicidad

¿Cómo puede un bebé tener tres padres?

¿Cómo puede un bebé tener tres padres?
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece imposible, ¿verdad? Siempre hemos aprendido que los bebés se crean juntando un espermatozoide con un óvulo, y que se combina el ADN de esas dos células para crear un individuo único con la mitad del ADN de la madre y la mitad del ADN del padre. ¿Cómo podemos involucrar a una tercera persona en este proceso?

Para entender el concepto de un bebé con tres padres, es necesario hablar del ADN. Estamos familiarizados con el ADN de doble hélice que contiene 23 parejas de cromosomas que se puede encontrar en el núcleo de cada célula de nuestro cuerpo y que proporciona las instrucciones para crear un organismo completo y las proteínas que configuran nuestra existencia desde la concepción hasta la muerte. Sin embargo, el ADN del núcleo celular no es el único tipo de ADN que necesitamos para vivir, puesto que también existe otro tipo de ADN en las mitocondrias de cada célula de nuestro cuerpo.

Istock 902920392 Sección transversal de una célula animal donde se muestra la localización de las mitocondrias, unas estructuras marrones con forma de alubias. Los 23 cromosomas se encuentran en el compartimento más interno de la célula: el núcleo.

¿Te acuerdas de las mitocondrias? Tal y como nos decían en la clase de biología del instituto, las mitocondrias son esos orgánulos en forma de alubia a los que muchas veces se les dibuja una línea serpenteante y se presentan como el motor de la célula. Cada célula del cuerpo, incluyendo los espermatozoides y los óvulos, necesita energía para poder llevar a cabo todas sus funciones y las células que no tienen el ADN mitocondrial (mtADN) son como coches sin gasolina.

Istock 538947513 Sección transversal de una mitocondria. Muchas veces se las denomina el motor de las células. Contienen su propio ADN y producen energía para la célula

A diferencia del ADN del núcleo de la célula, el mtADN no está creado a partir de la combinación de ADN masculino y femenino. El ADN de las mitocondrias solamente procede de la madre, lo que significa que las mitocondrias presentes en el óvulo fecundado son las que van a ser replicadas en cada célula de tu cuerpo durante el desarrollo y para el resto de tu vida.

Sin embargo, al igual que el ADN del núcleo, el mtADN puede tener mutaciones que pueden provocar enfermedades muy graves y debilitadoras e incluso la infertilidad en el caso de mujeres con mitocondrias defectuosas. Aquí es donde entra en juego la tercera persona.

El tercer "padre"

En 2016 nació un niño de una pareja que había tenido problemas porque el mtADN contenía las mutaciones responsables del síndrome de Leigh: una enfermedad neurometabólica progresiva. Cuando se reemplazaron las mitocondrias defectuosas del óvulo de la mujer por mitocondrias de una donante que no portaba la mutación, el bebé resultante portaba ADN de tres personas: la madre que proporcionó el ADN del núcleo en el óvulo, el hombre que proporcionó el ADN del espermatozoide y la donante de las mitocondrias. Así fue como nació el primer bebé utilizando esta técnica.

File 20180614 32327 1ckkl3v Cómo hacer un bebé con tres padres: 1) El óvulo de la madre contiene el ADN (círculo amarillo) y las mitocondrias defectuosas (óvalos rojos). 2) El ADN se extrae del óvulo de la madre con una pipeta muy pequeña. 3) Se extrae el ADN del óvulo donante dejando las mitocondrias sanas (óvalos verde). 4) El ADN de la madre se pasa al óvulo con las mitocondrias sanas. 5) El resultado es un óvulo que tiene el ADN del núcleo de la madre y el ADN de las mitocondrias del óvulo donante y que puede ser fecundado con los espermatozoides del padre. 6) A medida que las células se multiplican durante el desarrollo del embrión, cada célula tendrá una combinación del ADN del padre y de la madre en el núcleo de las células y las mitocondrias del óvulo donante y su mtADN correspondiente. Nota: La fecundación se puede producir antes o después de transferir el ADN al óvulo donante. Si se produce previamente, tanto el ADN de la madre como el del padre pasarán al óvulo donante después de que se haya retirado el ADN del donante. Si se produce después, el óvulo será fecundado después de que el ADN de la madre haya sido transferido al óvulo donante, tal y como se describe aquí.

Esta técnica, conocida como reemplazo mitocondrial, es parecida al trasplante de órganos, o transplante de orgánulos en este caso. Sin embargo, hay diferencias importantes que han creado motivos de preocupación entre políticos y han hecho que se haya prohibido el reemplazo mitocondrial en EE.UU..

A diferencia del trasplante de órganos, los efectos del reemplazo mitocondrial persistirán en las siguientes generaciones si el bebé es niña y decide tener hijos (los hombres no transmiten sus mitocondrias a sus hijos). También hay que tener en cuenta que el reemplazo de mitocondrias afectará a todos los tejidos corporales y no solamente a un órgano del cuerpo, como puede ser el caso del sistema cardiovascular tras un trasplante de corazón.

No obstante, se trata de mitocondrias reales que ya existen en personas y no se trata de células modificadas o alteradas genéticamente. Siempre y cuando se trate de mitocondrias sanas, no se ha demostrado que exista ningún riesgo para el bebé más allá de las ocasionales mutaciones celulares, aunque se trate de un punto controvertido.

Desde 2016 es difícil saber cuántas veces se ha llevado a cabo esta técnica de los tres padres y en cuantos casos el embarazo ha tenido éxito. Sin embargo, el nacimiento con éxito de un bebe en Ucrania con tres padres ha hecho que muchos países estén informándose sobre cómo utilizar esta técnica y su prohibición en Estados Unidos no ha frenado su aceptación en otros países, como por ejemplo el Reino Unido.

¿La donante de las mitocondrias también es madre?

¿Hasta qué punto es madre una mujer que dona sus mitocondrias?

La respuesta corta es poco. Más del 99 por ciento de las proteínas de tu cuerpo están codificadas por el ADN del núcleo de las células. Rasgos como el color del pelo, el color de los ojos y la altura, por ejemplo, están en el ADN del núcleo celular, mientras que los genes establecidos en el mtADN están primordialmente relacionados con la producción de energía y el metabolismo.

Si bien el parecido de los bebés con tres padres será con respecto al padre y a la madre cuyos espermatozoides y óvulos hayan sido combinados para producir los 23 cromosomas en el núcleo de esa primera célula. Lo importante aquí es entender estas diferencias porque en el futuro van a aparecer muchos titulares sobre bebés que nacen con tres padres y podemos caer en conclusiones precipitadas si no entendemos la base científica.

Una cosa es segura: para aquellas mujeres con problemas de fertilidad causados por mutaciones en el ADN de sus mitocondrias o que tengan posibilidades de transferir al bebé defectos genéticos mitocondriales, esta nueva técnica les da la esperanza de que un día podrán ser capaces de tener un bebé sano que sea una representación genética de la pareja biológica con una pequeña ayuda de una tercera persona.

Autor: Jennifer Barfield , Profesora Asistente Técnicas de Reproducción Asistida, Colorado State University

Este artículo ha sido publicado originalmente en The Conversation. Puedes leer el artículo original aquí

Fotos | iStock
Traducción | Silvestre Urbón

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio