Publicidad

¿Puede tu perro saber que estás embarazada? Qué dice la ciencia

¿Puede tu perro saber que estás embarazada? Qué dice la ciencia
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Antes incluso de saber que estás embarazada, puede que te hayas dado cuenta de que tu perro se comporta ligeramente distinto. ¿Acaso lo sabe? ¿Cómo lo hace? ¿De verdad son capaces de entender que va a llegar un bebé a la familia? Desde luego, los animales están dotados con sentidos increíbles pero, ¿tanto como para adelantarse a los hechos?

¿Cómo detecta un perro que estás embarazada?

Los animales de compañía son muy sensibles al comportamiento y el estado de los miembros del hogar. En primer lugar, un perro pueden identificar a la perfección si la persona está dolorida, triste, cansada o contenta. Los perros son especialistas en detectar cambios en el comportamiento. La actitud, los movimientos corporales y los sonidos que emitimos son una amalgama de señales para un perro. Para entender mejor este aspecto, hemos consultado con Silvia de la Vega, experta en etología clínica veterinaria y una de las autoras de Etología Veterinaria, una publicación dedicada al comportamiento de nuestras mascotas.

La primera pregunta que necesitamos responder es obvia: ¿puede un perro detectar el embarazo de la dueña? "Aunque no hay evidencia científica al respecto", nos contesta, "multitud de menciones anecdóticas y, sobre todo, lo que sabemos de cómo las mascotas perciben el mundo a su alrededor, sugieren que sí pueden", afirma convencida.

Photo 1455380579765 810023662ea2

El embarazo supone un cambio físico importante, algo que los animales son capaces de detectar, así como mucha variación en el comportamiento de la mujer (y otros miembros de la casa). ¿De qué manera detecta una mascota este cambio? "El embarazo trae un sinfín de cambios a la rutina de un perro, en todos los ámbitos", explica Silvia. "Además de que es capaz de notar el cambio en el perfil olfativo de la mamá, y de la 'forma' de la embarazada, sin duda ocurren muchos cambios en las rutinas diarias de la casa".

"Por ejemplo", continúa, "las citas médicas o bajas laborales, en la forma de moverse de la dueña, en sus costumbres diarias, su estado emocional y cómo se comporta, la disposición del entorno... pocas cosas permanecen inalteradas, de hecho. Las mascotas perciben fácilmente los cambios en su entorno y su rutina, no sólo en el caso del embarazo". Las mascotas se percatan de dichos cambios, sin duda alguna. Pero, además, los perros tienen unos sentidos especialmente agudizados para detectar olores.

Muchos mamíferos son capaces de distinguir los cambios hormonales de los animales que les rodean gracias a la variación de secreciones corporales que se producen. Por ejemplo, los perros son capaces de oler algunas sustancias en el sudor, que le indican que algún cambio ha ocurrido. "Los perros poseen un sentido del olfato muy desarrollado", nos confirma la experta. "Creemos que los perros pueden detectar variaciones pequeñas en nuestro perfil olfativo, incluyendo las que produzcan los cambios hormonales o metabólicos relativos al embarazo, aunque incluso lo que hemos comido ese día, etc".

Como vemos, la combinación de todo esto, comportamiento, apariencia física y olores son indicativos más que suficientes para el animal, que le indican que algo distinto está ocurriendo. Lo que no podemos saber, eso sí, es qué interpretación le da nuestra mascota a todo el asunto del cambio.

Nuestra mascota ¿entiende el embarazo?

Está claro que los animales detectan que algo distinto está ocurriendo. Pero esto no significa que sepan que estás embarazada. Es muy difícil entender qué sabe o deja de saber tu mascota. Probablemente muchas mujeres verán en el comportamiento de un perro una demostración de empatía y afecto ante la concepción.

¿Y qué ocurre en el veterinario? "De vez en cuando, en las consultas, nos comentan que la mascota ha cambiado su conducta en el embarazo", explica la etóloga. "Cuando lo hacen, describen sobre sus mascotas cosas como que se vuelven más dependientes, que buscan más cercanía o contacto con la madre, que están más vigilantes, etc., aunque también algunos mencionan conductas de evitación".

Photo 1512546321483 C0468b7b8a95

El problema de esta conducta es que no podemos atribuir a ciencia cierta estos comportamiento al embarazo. A lo mejor, en realidad, cambia la percepción de la futura mamá con respecto al perro. O puede que el animal detecte un cambio que interprete como una señal de malestar o enfermedad. Puede que sea algo confuso o, sencillamente, no reaccione aunque lo detecte.

Por desgracia, tenemos muy pocos datos al respecto. "Hasta donde sé, no hay ningún estudio específico sobre la capacidad de detección de la gestación humana por parte de las mascotas", nos cuenta la experta. "No debería ser muy difícil comprobar si pueden discriminar olfativamente muestras de mujeres embarazadas; sería un trabajo similar al que ya se hace en la detección médica o salvamento, aunque no creo que los perros pudieran aportar mucho en ese campo, teniendo en cuenta que los test de embarazo son algo barato, disponible y fiable".

Es importante entender que aunque hayamos visto casos en los que el animal ha cambiado su comportamiento, esto no puede atribuirse, de manera indudable, a que sepa que un bebé viene de camino. "Que perciban los cambios en la rutina y probablemente los cambios en el perfil olfativo, no significa necesariamente que sepan que viene un bebé y lo que eso supondrá", confirma Silvia.

"Simplemente, detectan los cambios y reaccionan (o no) ante ellos; ten en cuenta que es algo que también sucede en muchas otras situaciones, como podrían ser los cambios de trabajo, familiares que se mudan o se instalan en casa, obras o ruidos en la vecindad, animales nuevos en el entorno..."

Lo cierto, es que no sabemos si entienden la venida de un bebé, y esa es la cuestión. Existe una barrera enorme y que funciona en los dos sentidos: la comunicación. No sabemos si las mascotas saben qué se avecina al igual que ellas, probablemente, no sepan que estás embarazada por una mera cuestión de incomprensión comunicativa.

Los perros detectan muchas cosas

Los increíbles sentidos de las mascotas sirven para muchas cosas. Especialmente el olfato. Los perros, por ejemplo, han sido entrenados para poder detectar la diabetes, gracias a la acetona que suele expedir el sudor de una persona a punto de sufrir una caída de glucosa. También son capaces de oler algunas de las sustancias asociadas en el cuerpo con el cáncer. De hecho, se están haciendo interesantes experimentos para utilizar perros como método no invasivo de detección de cáncer, a modo de "previsión".

Otra inevitable cuestión que se nos ocurre es si debemos hacer algo en caso de que notemos raro al perro. "Aunque conocer la capacidad de adaptación al estrés y los cambios de nuestra mascota da una pista, no se puede asegurar a priori si reaccionará o no ante el embarazo", aclara la experta.

"En cualquier caso, se recomienda hacer los cambios de una forma lo más gradual posible, para reducir la posibilidad de que resulten estresantes para la mascota", incide. Eso si es que de verdad cambia su forma de actuar. Muchos de los cambios vienen con el tiempo, cuando la gestación está ya algo más avanzada y hay una diferencia notable en el ambiente.

The Dog And Catimage From Torange Biz Free

En cualquier caso, ante un cambio relevante en su comportamiento probablemente requerirá de asistencia. "Además de lo que hemos comentado, es decir, planificar los cambios con antelación e implementarlos de la forma más gradual y llevadera para la mascota", explica la veterinaria, "si el cambio de actitud indica que la mascota pueda estar sufriendo un estrés elevado, con importantes cambios de conducta, con signos de hipervigilancia, tensión, miedo, ansiedad o evitación, lo más recomendable es consultar con el veterinario para valorar si es necesaria la intervención de un especialista", confirma.

Imagen: Southernliving, Sang Valte/Flickr

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir