Compartir
Publicidad

Pruebas prenatales I: ecografía

Pruebas prenatales I: ecografía
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La ecografía es una técnica que utiliza ondas de ultrasonido que se reflejan en los diferentes tejidos del cuerpo humano, y al volver al transductor, se transforman en señales que permiten ver imágenes de estos tejidos en una pantalla.

Como es sencilla, inocua y barata es la técnica que más se utiliza dentro de las pruebas prenatales para el seguimiento del embarazo. Para realizarla, el médico desliza un dispositivo llamado transductor sobre la tripa de la embarazada o lo introduce por la vagina, según lo avanzada que se encuentre la gestación.

Riesgos: seguro tanto para la mujer como para el bebé, siempre y cuando se use adecuadamente y sea necesario obtener información médica sobre el embarazo. Se debe evitar el uso casual durante el embarazo. La mujer siente presión a medida que se mueve el transductor pero el procedimiento no es doloroso.

Se realizan varias ecografias durante la gestación, deben ser un mínimo de tres, pero en muchos casos suelen ser más.

  • Entre la 8-14 semana: se realiza transvaginal. La principal utilidad es calcular la edad gestacional midiendo la longitud cráneo-raquídea (CRL). También descarta embarazo ectópico, embarazo múltiple y malformaciones (valora entre otras cosas el pliegue nucal, osificación hueso nasal, dopler del ductus arterioso) Ya se puede sentir el latido del corazón del bebé (apartir de 7ª semana).
  • Entre las 18-20 semanas : por medio trans-abdominal. Sobre todo para la valoración de posibles malformaciones, y seguimiento de la edad gestacional por medio de la medición del diámetro biparietal (DBP), longitud del fémur y diámetro abdominal.
  • Entre las 34-36 semanas: trans-abdominal, descarta un posible retraso de crecimiento del bebé intraútero

La realización de esta prueba durante el segundo y el tercer trimestre es lo más eficaz para estimar la edad gestacional. Esto se consigue midiendo el diámetro entre los huesos parietales del cráneo y la longitud del fémur. Tenemos que tener en cuenta que a medida que el embarazao progresa, se hace más difícil calcularlo con la ecografía, pudiendo ser en el último trimestre con una variación de +/- 21 días.


La ecografía en 3 dimensiones o la 4D (3 dimensiones en movimento) es la mejora en la calidad de la imagen proyectándola en más dimensioens, da una imagen más real del feto pero no es más sensible a la hora de descartar ciertas anomalías que la bidimensional.

Dentro de las ecografías se puede añadir la técnica doppler, que se utiliza para medir y evaluar el flujo de sangre que circula a través del sistema circulatorio y del corazón del bebé y sobre todo de las arterias umbilicales que son las que proporcionan oxígeno al feto. Está indicado en embarazo de alto riesgo. Mide el grado sufrimiento fetal.

Aparte del punto de vista médico, es el primer contacto que tienen los padres con el bebé, le ven moverse, succionar, a veces hasta bostezar, asi que también es muy importante desde el punto de vista emocional.

En Bebés y más | Especial embarazo
En Bebés y más | Ecografía: todas las noticias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos