Compartir
Publicidad

Incompatibilidad de Rh: prevención

Incompatibilidad de Rh: prevención
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según vimos, el peligro de la incompatibilidad Rh para el embarazo se producía a partir de la segunda gestación. Lo que sucede es que, como la madre es Rh negativo, su organismo no puede tolerar la presencia de glóbulos rojos Rh positivos (del bebé), que tras un primer embarazo ya reconoce.

Entonces, el sistema inmunitario de la madre trata a las células fetales Rh positivas como si fuesen una sustancia extraña, creando anticuerpos contra dichas células sanguíneas fetales que pueden atravesar la placenta hasta el feto, donde destruyen los glóbulos rojos circulantes de éste.

En el pasado, la incompatibilidad Rh era un problema muy serio ya que solía causar trastornos importantes en la salud del feto o recién nacido, con distintos síntomas que pueden ir de leves a mortales que se englobarían en la denominada enfermedad hemolítica por incompatibilidad Rh.

En la actualidad se han logrado avances médicos significativos para prevenir las complicaciones asociadas con la incompatibilidad Rh y tratar al recién nacido afectado por este problema.

Hoy, la incompatibilidad Rh se puede prevenir casi en su totalidad. Cuando una mujer con el potencial de desarrollar una incompatibilidad Rh está embarazada, existen avances médicos para prevenirla de manera sencilla como veremos a continuación.

Inyecciones de inmunoglobulina Rh

Si existe el riesgo de desarrollar una incompatibilidad de Rh los médicos administran dos inyecciones de inmunoglobulina Rh durante el primer embarazo. Se utilizan inmunoglobulinas especiales, llamadas RhoGAM, para prevenir la incompatibilidad Rh.

La primera inyección se da alrededor de las 28 semanas de embarazo y la segunda en el postparto inmediato, dentro de las 72 horas después del parto.

Lo que hace la inmunoglobulina Rh es actuar como una vacuna, impidiendo que el cuerpo de la madre genere anticuerpos peligrosos Rh que pueden causar complicaciones serias en el recién nacido o complicar futuros embarazos.

También se puede inyectar esta dosis de inmunoglobulina Rh en una mujer que acaba de tener un aborto espontáneo, una amniocentesis o algún tipo de hemorragia durante el embarazo.

En la actualidad, el porcentaje de éxito de las inyecciones de inmunoglobulina Rh para prevenir la incompatibilidad es muy elevado, aunque existen algunos casos excepcionales en que hay que actuar con medidas adicionales como veremos próximamente en un nuevo post.

En definitiva, gracias a las inyecciones de imunoglobulina es posible la prevención de la incompatibilidad de Rh para que no existan complicaciones ni afecte a la salud de la madre y el bebé, si se detecta temprano. Las consultas prenatales son fundamentales en este sentido, si no estamos seguras de qué factor Rh tenemos.

Más información | MedLine, Kidshealth
Foto | superbez en Flickr-CC
En Bebés y más | Incompatibilidad de Rh y Test de Coomb, El peligro de la incompatibilidad Rh, Los antígenos determinan el Rh de la sangre, ¿Qué es la incompatibilidad Rh?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos