Compartir
Publicidad
Publicidad

Vivir en zonas con espacios verdes mejora el peso corporal

Vivir en zonas con espacios verdes mejora el peso corporal
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La urbanización y el crecimiento inmobiliario han hecho que muchos espacios verdes hayan ido desapareciendo y las ciudades, que antes eran la zona de juego de los niños, se hayan convertido en zonas no adaptadas para ellos.

Algunos barrios, por pensar un poco más en los niños, tienen un número mayor de parques y zonas verdes y se ha demostrado que los niños que viven en estos barrios no aumentan tanto de peso en el tiempo como aquellos que habitan en áreas con menos espacios verdes.

Un equipo de la University of Washington, en Seattle, estudió durante dos años consecutivos a más de 3.800 niños, de entre 3 y 16 años, de familias de bajos recursos y principalmente afroamericanas. "Les medimos el peso y la altura con dos años de diferencia y relacionamos esos datos con imágenes satelitales de los barrios de esos niños y hallamos que los chicos que vivían en barrios con más espacios verdes tenían un mejor peso corporal que aquellos en barrios con menos entorno verde", explicó Janice F. Bell, directora del estudio.

Tratándose de la actividad física, es evidente que los espacios verdes son importantísimos para ellos. Tener zonas donde correr, donde jugar, donde inventar, donde explorar. En definitiva, los niños necesitan lugares donde puedan ser niños y actuar como niños, que demasiado poco lo hacen hoy en día.

"Los espacios verdes deberían ser el objetivo de los enfoques ambientales para prevenir la obesidad", sugirió el equipo en el artículo publicado en American Journal of Preventive Medicine.

Los efectos positivos de esos espacios sobre la salud de los niños incluyen un mejor funcionamiento mental y menos síntomas de déficit de atención con hiperactividad.

Tengo la suerte de tener tres parques relativamente cerca de casa y vamos a menudo a ellos. Algunos no están demasiado preparados y tienen muy pocos columpios para muchos niños.

Paraos a pensar un poco en el barrio que vivís y valorad si es un barrio pensado para que vivan también niños o si se han olvidado de ellos. Más de uno/a os daréis cuenta tristemente que no hay demasiados recursos públicos para ellos que, como dice el estudio, requieren de ellos para hacer el deporte y el juego que tanto necesitan.

Vía | Medline En Bebés y más | Nuevas zonas de juego en pueblos y ciudades, Ciudades amigas de los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos