Publicidad

Viaje a Dublín con niños, ¿qué visitas son recomendables?

Viaje a Dublín con niños, ¿qué visitas son recomendables?
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Dublín es una ciudad encantadora, estuvimos hace unos meses en un viaje en familia y lo pasamos muy bien. Viajar a Dublín con niños es una opción que nos ofrece múltiples posiblidades para disfrutar en familia. Y, si tenemos más tiempo para movernos por el resto de Irlanda, quedarán encantados con los paisajes, sus castillos...

Vamos a quedarnos en Dublín con niños, una ciudad bastante cómoda para recorrer, no excesivamente grande, ideal para pasear o utilizar el transporte público, así como los autobuses turísticos que nos llevarán a los lugares más interesantes sin esfuerzo.

Visitas con niños en Dublin

Nos quedamos tres o cuatro días en Dublín para realizar todas estas visitas (y muchas más) con los niños. Aquí van a disfrutar muchísimo, los niños se sorprenden a cada paso y si están acostumbrados a viajar y a visitar museos y monumentos lo pasaréis en grande. Zoos, parques, museos... son algunas de las paradas en la ciudad irlandesa.

  • El Museo de cera de Dublín. El National Wax Museum es una cita imprescindible, se encuentra en el centro de la ciudad, al lado del Temple Bar. Es una visita incluida en la tarjeta turística Dublin Pass, muy recomendable si vamos a pasar varios días en la ciudad. No os perdáis el Children’s fantasy world: el mundo de fantasía de los niños, donde nos encontramos a los Simpsons, Harry Potter, duendes y princesas, hadas e incluso a Papá Noel durmiendo (y roncando) en su casita. El Wax factor studio es posiblemente la sala más divertida para los niños, donde pueden hasta grabar un vídeo musical. Pueden tocar la batería o cantar al micrófono, y verse en las pantallas. También es ideal para los niños la Sala interactiva, para poder sentirse en un avión o en un submarino, hacer experimentos, accionar un tren...

  • El Zoo de Dublín en el parque Phoenix es una de las atracciones turísticas más populares de Irlanda, el más grande del país (28 hectáreas) y uno de los parques zoológicos más antiguos de Europa. Se pueden ver muchos animales salvajes en un entorno ajardinado. Allí los pequeños conocerán el mundo de los gatos, de los Primates, El Camino del Bosque de Kaziranga, el Ártico, las llanuras africanas, especies amenazadas...

  • St Stephen's Green es el mayor parque dublinés, con nueve hectáreas de lago, árboles, paseos y monumentos de interés diversos. Un lugar de esparcimiento en el que almorzar o correr un rato sin miedo a romper nada, con una zona especial para niños. En verano una banda de música toca a menudo. Hay otros muchos parques y lugares gratis en Dublín que os recomendamos.

Niños en Dublín
Parque frente a la Chester Beatty Library - Dublín
  • También es gratis la visita a la Chester Beatty Library, un museo precioso dedicado a la colección de manuscritos y libros hechos por un magnate en el siglo XX. Incluye muestras representativas del patrimonio artístico mundial (religioso y laico) de alrededor de 2700 aC hasta el presente siglo. A destacar la cafetería y la azotea con vistas, así como el bonito parque junto al Museo donde descansar o jugar.

  • Junto a la Chester Beatty Library podemos visitar el Castillo de Dublín y descubrir un poco más de la historia de la ciudad. Nosotros por cuestiones de horario no pudimos visitarlo, pero a cambio pasamos un buen rato en el Museo-Librería Chester Beatty.

  • La Guinness Storehouse. Si hablamos de visitar una fábrica de cerveza, en principio no parece que sea muy indicado para niños. Pero es que la Guinness Storehouse es un Museo fabuloso, de arquitectura muy interesante, que sorprende por el continente y el contenido. En él, los niños podrán ver una piscina de cebada, fotografiarse junto a cientos de barriles o degustar un zumo en la torre panorámica con excelentes vistas de la ciudad, el Gravity Bar. Mientras vosotros degustáis una buena pinta cerveza negra, claro... La visita cuesta unos 16 euros para adulto aunque está incluida en el Dublin Pass.

  • Dublinia es una de las atracciones más conocidas de la capital irlandesa, junto a la preciosa Christ Church, una de las iglesias que no puedes perderte en Dublín. En Dublinia podemos realizar un paseo por el pasado de Dublín, por la Irlanda medieval y la de los vikingos. En la exhibición dividida en tres plantas podemos conocer cómo era una feria medieval, pasear por una casa vikinga y otra de ricos comerciantes, practicar nuestra puntería con un "prisionero" blanco de niños y mayores, fotografiarnos en decorados como antiguos vikingos o caballeros... Es una visita en la que los niños pueden interactuar muchísimo y está incluida en el Dublin Pass.

  • La Galería de Ciencia (Science Gallery) es una atracción situada en dos plantas del Instituto de Naughton en el campus del Trinity College. Las exposiciones hacen énfasis en la participación del visitante y son una gran diversión para niños y adultos por igual.

  • Ya que estamos en el Trinity College os recomendaría la visita a una de las bibliotecas más bellas del mundo, la Long Room y el Libro de Kells, imprescindibles en la ciudad, aunque estad atentos a los pequeños porque es este caso no se puede tocar.

Por supuesto, al margen de todas estas visitas no podemos dejar de pasear por la ciudad, disfrutar de sus calles, sus parques, sus puentes, su gastronomía... Dublín es una ciudad ideal para viajar con niños y necesitaréis más de un día para haceros una idea de todos sus encantos.

Fotos | fhwrdh en Flickr y Eva Paris En Diario del viajero | Viajar a Dublín: los preparativos, Dublín gratis En Bebés y más | Subir a la Torre Eiffel con un bebé, Visitar Versalles con un bebé, Viajar a Ámsterdam con un bebé, Playmobil Fun Park en Malta, Viajar a Ámsterdam con un bebé

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio