Compartir
Publicidad

Tos ferina, una peligrosa enfermedad

Tos ferina, una peligrosa enfermedad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La Tos ferina es una enfermedad muy contagiosa que la produce una bacteria llamada Bordetella pertussis, suele encontrarse en la nariz, boca y garganta. Afecta tanto a niños como adultos aunque su mayor gravedad se ve reflejada en los niños. El contagio se realiza por vía aérea al estornudar o toser, una vez que el niño ha sido expuesto a la enfermedad, tras pasar una semana comienza a tener tos, fiebre, estornudos y abundantes secreciones nasales pareciéndose a un resfriado común.

Los ataques de tos van creciendo y producen en el niño dificultad para respirar, los niños lactantes menores de un año son especialmente sensibles a esta enfermedad y es necesaria en muchas ocasiones su hospitalización.

Es una enfermedad grave, de hecho puede provocar neumonías graves, convulsiones e incluso daños cerebrales. Cada año se producen en el mundo alrededor de 60 millones de casos de esta enfermedad y unas 350.000 muertes, es para que tengamos un poco de respeto a la enfermedad. Suelen ser los países en vías de desarrollo los que más la sufren, en España gracias a las vacunas se ha reducido su indicencia notablemente, hasta un 90%, llegando a producirse tan sólo unos 3 casos por cada 100.000 habitantes al año.

Tampoco hay que hacer mucho caso de esta última cifra, ya que hay bastantes dificultades para diagnosticarla dado su parecido con el resfriado común. La vacuna de la tos ferina no puede faltar en el bebé, es importante como sistema de prevención y necesaria para salvaguardar la salud del pequeño.

Recuerda que ante cualquier duda lo mejor es acudir al pediatra, él se encargará de averiguar si se trata de un simple resfriado o de una infección de tos ferina.

Más información | Onda Salud Más información | Medline plus

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos