Compartir
Publicidad

Un niño no tiene la experiencia ni la madurez suficiente como para poder inventar un abuso sexual. Entrevistamos a Gloria Viseras

Un niño no tiene la experiencia ni la madurez suficiente como para poder inventar un abuso sexual. Entrevistamos a Gloria Viseras
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Gloria Viseras es una superviviente de Abusos Sexuales Infantiles (ASI), a quien ya conocemos por una información relacionada con la prevención de estos abusos en el deporte. Fue la primera ‘gimnasta niña’ de España, y ostentó el título de Campeona Absoluta a nivel nacional a los 15 años (en 1980); habiendo acumulado otros muchos méritos en competiciones internacionales entre las que se incluye un Campeonato de Europa, dos Mundiales y los Juegos Olímpicos de Moscú.

Tras abandonar el deporte, cursó un Bachelor of Arts en Comunicación y Filología Inglesa en la HB University (Houston / Texas / USA). Ahora es una mujer de 49 años que tiene tres hijos con edades comprendidas entre los siete y los 21 años; y también una profesional que ha desempeñado funciones en puestos de trabajo relacionados con el sector de las tecnologías

La entrevistamos (como hicimos con Vicky Bernadet), porque creemos muy importante la difusión de la problemática de los ASI, que se producen en un 20 a 25 % de las niñas, y un 10 a 15 % de los niños, estadísticas que no han variado a lo largo de los años (según diversos estudios). Lo hacemos también, porque hay personas que habiéndolos sufrido, lejos de esconderse, pueden ayudar pautas de prevención para que los padres podamos incorporar en la relación afectiva y educativa que mantenemos con los niños.

Como comentábamos aquí, los ASI son una realidad oculta pero también cotidiana, y el abordaje desde la familia dista de ser sencillo, por eso no es conveniente no juzgar la actuación de los padres de las víctimas (y mucho menos a los niños), sino aprender como sociedad, y posicionarnos en contra, para que al evidenciar el problema resulta más fácil luchar contra él. Gloria sufrió abusos sexuales entre los 12 y los 15 años por parte de su entrenador, y entonces no lo contó a nadie por miedo, por vergüenza, y por que había llegado a creer que tenía parte de culpa. Otras compañeras suyas también habían sido abusadas, pero como parte de su estrategia de supervivencia no quiso saberlo, aunque años después han tenido ocasión de compartir su experiencia.

Os dejo con la entrevista orientada a entender los mecanismos que dificultan la comunicación de los hechos por parte del menor; y a aprender como padres y madres a prevenir, teniendo claros los pasos a dar en el caso de desgraciadamente el menor a nuestro cargo sufra abusos.

Peques y Más.- Sorprendentemente aún hoy en día se ocultan los ASI, y desde mi punto de vista esto dificulta el abordaje de la problemática. ¿Qué factores crees que contribuyen a este hecho?

Gloria Viseras.- Los niños son manipulables.  Los niños sienten culpa, vergüenza y miedo. Los niños víctimas de ASI viven atrapados en una realidad de la que no saben salir porque por lo general no saben ni lo que les está pasando.   El abuso se produce en la gran mayoría de los casos en entornos de confianza del menor donde la dinámica de la relación entre el abusador y el menor se basa en la manipulación por parte del adulto de los lazos afectivos que los une.  Es muy dificil para un niño enfrentarse a ser juzgado por delatar a un adulto.  Es tremendamente cruel enfrentarse a ser llamado mentiroso o mentirosa cuando se han sufrido abusos sexuales, pero esa es la realidad que viven muchos niños y niñas víctimas de ASI. 

Un niño no tiene la experiencia ni la madurez suficiente como para poder inventar un abuso sexual

PyM.- Desde tu experiencia, ¿crees que la respuesta social ha mejorado con el tiempo?

G.V.- Creo que no ha mejorado mucho.  Cada vez que sale un caso, la primera reacción es no creer al menor (o al adulto que después de muchos años denuncia haber sido víctima de ASI) . Se tiende a culpabilizar al menor porque culturalmente la palabra de un adulto siempre tiene mas peso que la de un niño. Se tiende a decir que este tipo de denuncias se hacen para hacer daño al abusador cuando en realidad lo que pasa es que se vuelve a sufrir una revictimización atroz en el momento de la revelación. Los abusadores son excelentes manipuladores y saben dejar también personas agradecidas que le defenderán en un momento dado. Mi experiencia de la revictimización ya como adulta ha sido horrible, sufrir esto siendo niña/o después de sufrir ASI tiene que ser espantoso. 

PyM.- Más de la mitad de los abusadores son personas muy cercanas al niño, no podemos negar estos datos, como tampoco debemos caer en la generalización. ¿Ayudaría saber escoger quién va a cuidar de nuestros niños? ¿qué criterios deberían seguir los padres a la hora de elegir para evitar los riesgos?

G.V.- Creo que lo más importante es que los niños tengan una clara línea de comunicación abierta con la familia. Un niño que habla en casa desde que es muy pequeño es más fácil que pregunte si tiene duda o que muestre señales del abuso.  Es importante tomarse el tiempo de escucharles y hablar con ellos. El problema que más preocupa es cuando el abuso se produce en el seno de la familia, ahí el niño está completamente desprotegido.  

PyM.- ¿Qué sentimientos invaden a un niño que sufre abusos sexuales? ¿es fácil para el abusador ejercer su 'autoridad' para conseguir que el menor no cuente nada?

G.V.- Es muy fácil: un niño confía por naturaleza de sus adultos de referencia. Es muy fácil hacer que un niño se sienta culpable y cómplice.  Es muy fácil hacer que un niño guarde un secreto por miedo y culpa. Creo que el niño piensa que nadie va a creer su palabra frente a la de un adulto.  Ya he hablado arriba un poco de los sentimientos: culpa, vergüenza, miedo.  El niño piensa que está traicionando a alguien que le quiere ...  

El abuso se produce en la gran mayoría de los casos en entornos de confianza del menor donde la dinámica de la relación entre el abusador y el menor se basa en la manipulación por parte del adulto de los lazos afectivos que los une

PyM.- Mejor prevenir que tratar las secuelas, tu afirmas que los niños pueden aprender a autoprotegerse. ¿Cuáles son los consejos más valiosos que les deberíamos ofrecer?

G.V.- Creo que hay que hablar a los niños claramente de cuales son comportamientos correctos de los adultos y cuales no.  Creo que se puede enseñar a un niño a protegerse sin asustarle, igual que se enseña a un niño a tener respeto al agua sin infundirle miedo al agua.  Hay que hablar a los niños de su cuerpo, de como cuidarlo y de cuales son los límites que nadie debe sobrepasar, ni siquiera nosotros como padres.  Hay que enseñarles a reconocer y respetar los límites de sus amigos porque así podrán reconocer cuando alguien está sobrepasando sus propios límites. Hay que enseñarles a que se puede decir que NO y hacerles entender que todos, incluso nosotros, debemos respetarlo cuando ellos dicen NO.  

PyM.- Supongo que por diferentes motivos no siempre es fácil la prevención, o esta no funciona. ¿Qué factores son facilitadores de que el niño se atreva a contar lo que le ha pasado?

G.V.- Creo que hay que dejar que los niños se expresen.  Escucharles sin juzgar y guiarles para que aprendan a tomar las decisiones correctas. Se les puede enseñar a que confíen en nosotros como padres si tienen alguna duda o algo les molesta, pero esto solo se hace si uno se toma el tiempo de escucharles desde que son muy pequeños.  Creo que se les puede enseñar a que sus actos y sus decisiones tienen consecuencias pero también tienen solución si podemos hablar sobre ello. Creo que se les puede enseñar a tomar una decisión sabiendo las consecuencias que puede tener y sabiendo que incluso si es la decisión equivocada, todo se puede hablar y solucionar, sin juzgar, sin amenazar ... sin secretos.  

se puede enseñar a un niño a protegerse sin necesidad de asustarle

PyM.- ¿Y que hay del adulto responsable? ¿qué pasos debería dar al enterarse?

G.V.- Lo más importante es la protección del menor y es por donde hay que empezar.  Creo que un adulto que detecte un caso de abuso sexual infantil lo primero que tiene que hacer es escuchar al menor sin juzgar, con tranquilidad y sin asustar al niño. Y luego ponerlo en conocimiento de los padres o de las autoridades.  Hay expertos que saben como llevar estos casos, psicólogos y pedagogos especialistas que saben como dar el apoyo necesario al niño y la familia.  Un niño no se inventa una cosa así, no tiene la experiencia ni la madurez suficiente como para poder inventar un abuso sexual. 

Hasta aquí nuestra entrevista con Gloria Viseras, estoy muy agradecida por su colaboración, tanto como por la brevedad de sus respuestas. No hay mucho más que decir, excepto que quizás sea ya hora de evidenciar los ASI, y de no aceptarlos. Quizás suene extraño afirmar que en más de una ocasión se acepta, sin embargo para hacerlo únicamente debemos mantenernos indiferentes, y es lo que se debería evitar.

Más información | Gloria Viseras En Peques y Más | Asociación RANA: siete pasos para proteger a nuestros hijos frente a los abusos sexuales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos