Publicidad

Los peques de entre 4 y 8 años son el perfil más habitual del paciente en Otorrinolaringología

Los peques de entre 4 y 8 años son el perfil más habitual del paciente en Otorrinolaringología
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La otorrinolaringología es una de las especialidades médicas donde la mayoría de los pacientes son niños de entre 4 y 8 años debido a que durante estos años las amígdalas están en constante crecimiento y corren el riesgo de tener infecciones. Por eso, y en ciertas ocasiones, los expertos recomiendan la extirpación de las amígdalas que cumplen una importante función defensiva en la nariz y la boca. Estas glándulas alcanzan su máximo tamaño, de forma habitual, entre los 8 y 10 años produciéndose la mayoría de las cirugías entre los 4 y los 8 años.

Entre los profesionales de la medicina cada vez se aplican más nuevas técnicas como la radiofrecuencia o el láser CO2 cuyas ventajas principales son la reducción de los riesgos asociados a la anestesia, la disminución del dolor posterior a la cirugía, la disminución del tiempo de hospitalización, la aceleración de la cicatrización y la conservación de las amígdalas. La radiofrecuencia se aplica a través de electrodos y es un procedimiento prácticamente indoloro. Se utiliza principalmente para la reducción de las amígdalas, extirpar vegetaciones o reducir los Síndromes de Apneas.

El láser CO2 permite concentrar toda la energía en un solo punto, actuando con gran precisión. Se utiliza principalmente para la cirugía de cornetes, síndromes de apneas y en el tratamiento del cáncer de laringe. Desde Néctar, Seguros de Salud, el Dr. José Cordero explica que “la radiofrecuencia y el láser CO2 suponen un gran avance tanto para los médicos como para los pacientes, especialmente en el caso de los niños, que gracias a este tipo de técnicas no se enfrentan a procedimientos tan invasivos. Así por ejemplo, en el caso de las amigdalotomías cabe destacar que estos procedimientos permiten conservar las amígdalas, que es un elemento esencial del sistema defensivo, lo cual es de especial interés para la población infantil”.

Como siempre, recomendamos consultar con el pediatra para conocer y diagnosticar todos los síntomas que presenten los peques y buscar conseguir el mejor tratamiento posible.

Más información | Néctar
Imagen | Steve Baker

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir