Compartir
Publicidad
Publicidad

Los anuncios en televisión de alimentos con mucho azúcar o grasas podrían influir en el sobrepeso

Los anuncios en televisión de alimentos con mucho azúcar o grasas podrían influir en el sobrepeso
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La revista Pediatrics publicó hace unos meses un estudio llamado ‘Characteristics of Screen Media Use Associated With Higher BMI in Young Adolescents’. Se pretendía estudiar la relación entre la utilización de televisión y un aumento de la masa corporal en adolescentes.

El principal responsable de la investigación realizada por el Boston Children’s Hospital, es el doctor David Bickhan, quien señala que la clave se encuentra en la atención que los chicos y chicas prestan a la pantalla. La gran cantidad de anuncios de alimentos con exceso de grasas y azúcar, podría estar influyendo en los hábitos alimenticios de los más jóvenes. Pero la tele también fomenta un hábito nada saludable del que ya hablábamos de pasada en este post sobre la regulación de comidas en los niños. Se trata de ‘comer sin prestar atención’ cuando familia, alimentos y televisión conviven (una costumbre inadecuada) a la hora de las comidas. Muchas veces impide prestar atención a lo que nos metemos en la boca, e incluso podría influir en que no nos demos cuenta de las señales que envía el cuerpo para indicarnos que ‘ya es suficiente’.

Pero sobre la televisión y sus anuncios sí que se puede ejercer un control, y se debería estudiar de qué forma anuncios de salud pública podrían contrarrestar la influencia de la exposición a los supuestos ‘beneficios’ de la comida hipercalórica. Desconozco si en Estados Unidos existen códigos de regulación y en qué medida las empresas los cumplen, aunque seguro que también ayudaría un mayor compromiso por parte de la industria.

Los participantes en el estudio no han observado la relación entre exposición a pantalla y sobrepeso u obesidad, cuando se habla de ordenadores o consolas. Aunque otros expertos prefieren ser más cautos, es el caso del dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención de la Universidad de Yale, quien no se muestra muy confiado, y es partidario de ser más cauto a la hora de realizar este tipo de afirmaciones.

Dimitri Christakis es profesor de Pediatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, y señala que habitualmente se habla de supervisar los tiempos de exposición de los niños a la televisión, pero no es tan frecuente prestar atención a los contenidos. Afirma que en este tema que nos ocupa el sedentarismo no es la causa, porque cuando leemos también estamos quietos, y a nadie se le ocurriría decir que la lectura lleva a ser obesos. Se refiere obviamente al sedentarismo mientras se está delante de la pantalla, porque en general es recomendable realizar actividades físicas semanalmente.

Me queda apuntar que esta investigación se ha realizado con un grupo muy reducido (91) de adolescentes entre 13 y 15 años, quienes realizaban anotaciones a petición del equipo responsable. La conclusión principal fue que la cantidad de atención prestada a la televisión si que está relacionada con el peso.

Creo que más importante que conocer los resultados de la investigación, es reflexionar sobre la influencia de la televisión en el desarrollo de los niños, y darnos cuenta de que la gestión de los tiempos es tan importante como la minimización del impacto de contenidos relacionados con los alimentos poco saludables. O, como mínimo, estar presentes cuando los niños (aun pequeños) ven la televisión, para poder supervisar lo que ven, y ayudar en la adquisición de espíritu crítico.

Y tengamos siempre en cuenta el poder de nuestro ejemplo que actúa como modelo (en cuestión de alimentación saludable), modelos y guías que actúan movidos por el amor a los hijos, y eso también incluye los esfuerzos por que tengan una buena salud en el futuro.

Imagen | Steven Depolo Vía | Boston Children's Hospital En Peques y Más | La televisión emite imágenes que pueden crear crisis epilépticas en niños fotosensibles, El sobrepeso y la obesidad son enfermedades prevenibles: la clave está en evitar el desequilibrio energético, Se reabre el debate sobre los efectos de la televisión en la salud de los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos