Publicidad

Excursiones con el colegio: una experiencia maravillosa que se debería organizar priorizando la seguridad

Excursiones con el colegio: una experiencia maravillosa que se debería organizar priorizando la seguridad
Sin comentarios

Antes de que nos instaláramos en el municipio dónde vivo, ocurrió que un día cualquiera de un mes de mayo de hará unos seis o siete años, un padre fue a despedir a su hija mayor que se iba de excursión con su clase, y al darse cuenta del estado en el que estaban las cubiertas del las ruedas del autobús, se llevó a la niña a casa, avisando al colegio de que más valía que en adelante exigieran ciertas medidas de seguridad a las empresas de autobuses que contrataran.

Creo que todos los padres nos deberíamos tomar muy en serio la seguridad cuando nuestros hijos salen de excursión, porque dentro de los autocares van personitas muy frágiles y vulnerables que deben ser protegidas. Como sabéis, desde 2007, la ley obliga a los autobuses de nueva matriculación a llevar cinturones, la mayoría de ellos son de dos puntos; ¿y qué ocurre cuando el autobús ha sido matriculado con anterioridad? pues que la empresa responsable puede instalar los cinturones siempre que exista pre instalación, bueno eso, y que exista voluntad.

Aún con todas las dudas que pueda plantearnos el tema de los autobuses escolares (y que están descritas aquí); no nos preocupa sólo eso, lo que pasa es que no siempre nos atrevemos a exteriorizarlo. Lo ejemplifico con otra anécdota: (también hace años) una conocida tuvo que exigir firmemente al colegio de sus niñas la revisión de su protocolo de seguridad, después de que al finalizar una salida escolar, descubriera que su hija (4 años) no había regresado a la escuela, porque se durmió en el asiento, se deslizó, y las profesoras ni la vieron ni hicieron bien el recuento. La consecuencia de ese fallo fue que regresó con el conductor (que tampoco sabía que volvía con una ocupante) a la cochera; en realidad todo acabó en un gran susto, y con la niña sana y salva en su casa.

No es por asustar a nadie, simplemente es que las cosas van mejor si existe una relación colaborativa entre la escuela y la familia, y los padres nos implicamos en la medida de nuestras posibilidades, o de lo que nos dejen implicarnos. No provocó en mí el incidente anterior, tanto miedo como para no permitir en lo sucesivo que mis hijos viajaran con su clase, y si alguna vez no han ido, nuestros motivos han sido otros.

¿Qué aportan las excursiones escolares?

Excursiones del cole 4

Aquí no hace falta que me extienda mucho, pero se trata de actividades complementarias que tienen una doble finalidad: por una parte los niños se descubren a sí mismos conviviendo en otros contextos diferentes al aula; y por la otra aprenden desde la experiencia, aprenden sobre técnicas pictóricas si van a un museo, sobre flora autóctona si hacen senderismo, o sobre ecosistemas si van - por ejemplo - a una ‘marjal’.

A menudo se argumenta que los alumnos adquieren más autonomía, supongo que porque no van a comer a casa, o porque la salida es de dos días, y tampoco dormirán en su habitación ese día. En cualquier caso, la experiencia puede ser muy emocionante y gratificante, aunque desde el punto de vista de la independencia personal, una actividad puntual no aporta mucho.

Y en cuanto a los padres, pues a veces uno se queda con algo de intranquilidad, otros incluso piensan que descansarán un poco más al no estar los niños… pero es más positivo alegrarse por los hijos, y por todo lo que van a descubrir durante la excursión.

La tranquilidad la proporciona la información

Yo soy muy partidaria de que a los padres se nos proporcione información detallada que debería incluir:

  • Aportación de las familias: cuánto nos costará la excursión, recordatorio para que pongamos gorra y chubasquero (un ejemplo) en la mochila, recomendaciones para preparar la comida.

  • Horarios de salida y llegada.

  • Itinerarios, actividades previstas.

  • Organización: distribución de los alumnos por grupo, número de docentes que acompañan. ¿Quién supervisa los detalles de la excursión? ¿quién realiza el seguimiento desde el cole por si hay incidentes? ¿cómo se hace el recuento de los alumnos?

  • ¿Los autobuses cuentan con cinturones de seguridad?

  • ¿Las empresas de monitores que han contratado aseguran que las actividades son adaptadas a la edad de los niños?

  • ¿Deberíamos prepararles algo de dinero de bolsillo a los peques?, ya sabéis: para un refresco o un helado.

  • Puede que se me haya pasado algo por alto, en cuyo caso deberíais ampliar vosotros, si os apetece comentar…

Recordemos que los profesores nos entienden, y no se van a sentir a disgusto si les planteamos todas las dudas desde la confianza. Ellos también saben que tienen una responsabilidad muy grande, tan grande que algunos incluso verbalizan que pasan el día de la salida con algo de angustia, como aquella profe de Infantil que me contaba que acababa agotada, porque en cada pequeña parada contaba y recontaba varias veces a todos sus alumnos

Esta información no debería sólo estar escrita, sino que la escuela podría brindarse a mantener una reunión con los papás y mamás (los que quieran o puedan asistir); la verdad no tiene mucho sentido que te convoquen para pedirte que prepares una diadema con estrellas para la función de Navidad, y no lo hagan con motivo de la excursión. En cualquier caso, si los profesores no lo tienen previsto, debemos ser nosotros los que pidamos reunirnos.

Seguridad: no es sólo pensar en los autocares

Excursiones del cole

Voy a compartir con vosotros una información elaborada por Mari Angeles Miranda, experta en seguridad infantil, a la que hemos entrevistado aquí, y que podéis seguir aquí; es miembro de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil. Son recomendaciones aplicables a los niños en general, pero en particular a los más peques que están en Educación Infantil, así que voy a entresacar lo que creo que es útil para todos, y si os interesa, repasáis las recomendaciones concretas.

Es importante entender que los niños suelen tener poca percepción del riesgo, algo que va adquiriéndose con la experiencia vital, tampoco saben desenvolverse en un entorno desconocido. Por lo tanto, son los adultos los que incluirían la previsión de posibles alteraciones en el transcurso de la actividad, y los que (¡importante!) darán ejemplo de comportamiento orientado a la seguridad.

Entiendo que la gestión de las excursiones pueda estar centralizada, y sea un profesor, o dos los que realicen contactos, y tramiten actividades, sin embargo, la información debería generalizarse: lo que no sería aceptable, es que un padre vaya a la tutora a consultar algún detalle sobre la excursión en sí misma, o sobre su seguridad, y no le sepan responder

Aspectos a tener en cuenta antes de la salida: en el documento enlazado se menciona el establecimiento de vías seguras para los recorridos a pie, la identificación de espacios adecuados, el procedimiento en caso de emergencia (según si se está en un lugar cerrado o abierto), el número de adultos por niño, las responsabilidades de los profesores y la previsión de inclemencias meteorológicas.

Hemos hablado un poco sobre los autobuses, y ampliado la información con un enlace más arriba, que se repite al pie de página; y no quiero quedarme sin recordar que por diferentes circunstancias resulta complicado que los autocares dispongan de Sistemas de Retención Infantil adecuados. ¿Nos tenemos que conformar con cinturones? por el momento parece que sí pero ¿no podríamos aprender de otros países - de momento sólo conozco Estados Unidos - en los que los autocares escolares sólo tienen esa finalidad y por lo tanto están muy adaptados?

Nos cuenta Mari Ángeles, que durante la salida se deben asegurar las medidas de seguridad y control como chalecos reflectantes según las vías por la que se transite, o identificaciones personales (pulseras, pequeños rótulos enganchados a la ropa, etc). También se aprovechará la salida para recordar la educación vial que ya conocen nuestros hijos, y los adultos siempre serán un modelo para sus alumnos.

Y hablando de autocares…

Excursiones cole3

Hemos mencionado el asunto de los cinturones, y debemos hacer lo propio con otras obligaciones como la máxima antigüedad permitida en caso de vehículos para transporte escolar (16 años, pero si antes no se dedicaba a la actividad, sólo diez). En Circula Seguro tenéis estos puntos ampliados, pero rescato alguno más: el suelo debe ser antideslizante, debe llevar placa indicando que es transporte escolar, el trayecto será de máximo una hora, la velocidad máxima se reduce en 10 kilómetros por hora respecto del resto de autobuses, ningún niño podrá ir de pie,…

Confiar a ciegas en la empresa de autobuses no es suficiente, entiendo que muchos directores lo tendrán previsto de cara a las excursiones, pero convendría que la escuela hiciera una llamada a la empresa de transporte para que nos verifiquen si cumplen estos requisitos.

Esta es son las ideas que quería transmitiros, muchas veces la intervención de padres o madres es capaz de provocar cambios necesarios en la organización de estas actividades complementarias del colegio, no sólo es responsabilidad del director y de los profesores, porque los niños no son objetos que se llevan de un lugar a otro, son tesoros preciados.

Sé que me repito, pero creo sinceramente que los padres confundimos el sentido de la protección a nuestros hijos, preocuparse por la seguridad no es sobreproteger. Por ejemplo, mi hijo hoy está por la montaña, ‘feliz como una perdiz’ porque no son sus padres los que se lo han llevado de excursión y va con sus compañeros; cada metro del trayecto lo realizarán andando y yo confío en los adultos a cargo del grupo. Pero cuando llega la excursión larga, la que hacen en bus… ahí si que toca preguntar al cole (como cada año), si la empresa de autocares que contratarán, les asegura que existen cinturones de seguridad, y consultar por la idoneidad de las actividades previstas.

Imágenes | University of Salford Press Office, Pedro Dias, Kate Ter Haar, U.S. Army RDECOM Más información | Asociación Nacional de Seguridad Infantil, Circula Seguro En Peques y Más | La seguridad en las excursiones escolares, ¿Es seguro el transporte escolar que utilizan nuestros hijos?, Ideas de comida para meter en la mochila cuando los peques se van de excursión

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios