Compartir
Publicidad

El trabajo infantil aumenta en China debido al sistema educativo

El trabajo infantil aumenta en China debido al sistema educativo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Gobierno chino ha tratado durante los últimos meses de lavar la imagen de la precaria situación por la que pasa la comunidad infantil del país, las denuncias internacionales deberían ejercer la presión necesaria para ello, incluso la inminente celebración de los juegos olímpicos podría contribuir a reducir el alto número de niños que se encuentran bajo el yugo de la explotación infantil. Nada más lejos de la realidad, según nos informan algunas ONG´s chinas, en lugar de reducirse la mano de obra infantil, está aumentando considerablemente.

Uno de los principales factores que potencian el trabajo infantil es indudablemente la pobreza, al menos eso podríamos pensar, pero las ONG´s indican que en realidad el problema más relevante es el actual sistema educativo chino.

Al parecer, este sistema apenas cuenta con un presupuesto económico educativo, encontrándose a menos de la mitad del mínimo que recomiendan las Naciones Unidas. Ante esta carencia de recursos, los padres se ven forzados a sufragar prácticamente todos los gastos que se generan en las escuelas. Si la familia tiene recursos el niño podrá completar sus estudios, pero una familia con recursos muy limitados opta finalmente por eliminar la educación de los niños cambiándola por un trabajo que permita mejorar ligeramente la economía familiar. Según indica la ONG China Labour Bulletin, en el sistema educativo chino se conjugan otros factores para que los padres desistan de proveer de estudios a sus hijos, es necesario que un niño mantenga un elevado nivel académico para que siga estudiando, sea en primaria o secundaria, de lo contrario es como “si no les permitieran seguir estudiando” ya que los centros educativos se encuentran obsesionados con presentar buenos resultados mostrando un gran número de aprobados resultantes de sus enseñanzas.

En España no ocurre así, un niño puede suspender el curso y pasar al siguiente, puede fallar en algunas asignaturas y proseguir, las subvenciones (aunque no son las adecuadas) son significativamente más elevadas y el Gobierno destina mucho más dinero a la educación.

Volviendo al tema, a pesar de que en China los menores de 16 años tienen totalmente prohibido trabajar, no impide que incluso los niños pequeños trabajen, es más significativo el interés económico que el interés educacional. China avanza a trompicones y no tiene cura de sus niños, recordamos ahora el post, El 34% de los niños chinos tienen un nivel de plomo en sangre excesivamente elevado, se trata de un claro ejemplo de impasibilidad de este Gobierno, podríamos mencionar muchos otros ejemplos que muestran que la infancia china no se trata adecuadamente en todos los niveles.

Los niños chinos han captado la atención del mundo desde hace algunos años, aunque fue significativa la emisión del reportaje de los orfanatos de ese país donde se mostraba una cruda realidad, las denuncias sobre el pésimo trato a la infancia se suceden y reducir estos problemas será difícil si la comunidad internacional no ejerce medidas de presión más contundentes.

Vía | Radio Nederland Wereldomroep Más información | China Labour Bulletin En Bebés y más | El 34% de los niños chinos tienen un nivel de plomo en sangre excesivamente elevado En Bebés y más | Noticias relacionadas con China

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos