Compartir
Publicidad

¿De verdad es necesario que los niños participen y se movilicen en actos políticos?

¿De verdad es necesario que los niños participen y se movilicen en actos políticos?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Cuando todos pensábamos que los niños tenían que jugar, divertirse, aprender, compartir, trabajar en equipo, ser críticos y participar con sus compañeros en clase, en parques, en talleres y en casa de repente nos enteramos de que ante actos políticos, específicamente políticos, los niños tienen un comportamiento que supera nuestras expectativas.

Y es que, según hemos podido ver recientemente en un canal de televisión y emitido en horario infantil, acuden a estos actos y participan de forma activa. Y parece que más allá de darse la mano, de compartir la jornada con sus familias, de divertirse con otros niños y de comerse la comida decorada, nos hemos enterado de que tienen ideas, opiniones, conocimientos, capacidad crítica y reconocen y entienden conceptos abstractos como libertad, buenos y malos, victoria, rendición e independencia.

Como me cuesta mucho creerme que estos niños tengan sus capacidades tan desarrolladas respecto al resto de los niños prefiero pensar que lo que están haciendo es jugar, repetir, imitar y sonreír cuando miran a la cámara de televisión y a los que están a su alrededor. Y es que es muy complicado pensar que mientras no se alcanzan edades cercadas a los 16, 17 o 18 años los niños puedan tener criterio y opinión para poder tomar decisiones, así que, no, no creo que sea necesario que los peques participen de forma tan activa en actos políticos.

Cuando mi generación éramos niños se llevaba a la televisión a ver los Payasos de la Tele o programas similares y más de treinta años después muchos de aquellos niños se recordarán de forma simpática, graciosa, divertida y se reirán de forma sana viéndose en YouTube o en Facebook. Me temo que a estos niños movilizados en los actos políticos, dentro de treinta años se verán en las redes sociales, o como se llamen en el futuro, y no creo que muchos de ellos se reconozcan ni estén de acuerdo con cómo se utilizaban sus imágenes y comentarios cuando eran niños.

Nota: la imagen del artículo está saca del libro 'Petita Història de Rafael Casanova i l’Onze de Setembre' que, según indica la editorial, es una pequeña historia que acerca a los niños y niñas, de manera amena y rigurosa, la vida y la trayectoria de Rafael Casanova, un hombre que se ha convertido en el símbolo de la catalanidad y de las libertades democráticas del país. El libro tiene un precio de 6 euros.

Imagen | Editorial Mediterráneo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos