Publicidad

David Martínez, entrenador de ajedrez: "Los resultados en ajedrez se consiguen con una combinación de esfuerzo y diversión"

David Martínez, entrenador de ajedrez: "Los resultados en ajedrez se consiguen con una combinación de esfuerzo y diversión"
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En Peques y Más nos mantenemos atentos ante el impulso que está tomando el ajedrez en España y estamos encantados de presentar a David Martínez. David nació en 1981, es maestro internacional de ajedrez y se dedica a la enseñanza desde el 2006 cuando empezó a entrenar a David Antón. Actualmente trabaja para chess24.com donde es el encargado de la parte española, un trabajo que combina con el entrenamiento de alto nivel de ajedrecistas. Además forma parte de la junta directiva de la Federación española de ajedrez y es el capitán/entrenador del equipo absoluto femenino de ajedrez. En la entrevista nos vamos a focalizar en su tarea como entrenador de ajedrez al más alto nivel y especialmente nos va a presentar el trabajo con Irene Nicolás y David Antón, en la imagen los tres, y a los que ya pudimos ver en Peques y Más cuando ganaron la medalla de plata en el Mundial de ajedrez dentro de su categoría. Vamos a pasar a conocer más del trabajo de un entrenador de ajedrez que trabaja con peques desde las etapas de infantil.

¿Cómo está el estado del arte del Ajedrez en España y cómo está en comparación con el ajedrez que practica el actual campeón del Mundo Carlsen?

El ajedrez en España está ganando bastante popularidad, se está haciendo un buen trabajo en la base, con muchos torneos para aficionados, hay una cantidad de licencias y torneos evaluados muy alta y paulatinamente se está acercando, cada vez más, a la gente.

A nivel competitivo nos falta dar un paso más que confío en que den las nuevas promesas. Nuestro número 1 es el Gran Maestro Paco Vallejo que actualmente ronda el número 50 en la clasificación mundial, por lo tanto muy lejos de Magnus Carlsen. Sin embargo la gran promesa actual es el Gran Maestro David Antón, de 18 años, subcampeón de Europa absoluto y aunque ahora ronda el puesto 150 en la clasificación mundial se espera que pueda llegar muy arriba. De nivel muy similar es el Gran Maestro Iván Salgado, cuatro años mayor que Antón, pero con una ambición, talento y espíritu de trabajo parecidos, por lo que también creo que puede llegar muy alto. Si David e Iván consiguen superar los registros de Paco y situarse en torno a los 20 primeros creo que el ajedrez español de competición sufrirá un boom que influirá en todas las capas.

¿Hay que introducir el ajedrez en las escuelas y qué te parecen iniciativas como Jaque mate al fracaso escolar?

El ajedrez como herramienta pedagógica tiene un valor fundamental y además potencia numerosas cualidades que se "olvidan" en la formación del alumnado como la toma de decisiones en situaciones de incertidumbre (algo clave en momentos económicos como el actual), la autocrítica constructiva, el aceptar unas reglas con sus excepciones y, en general, el razonamiento lógico. Todas estas características se potencian desde el momento en que el alumno supera la primera fase de iniciación y tiene que aprender a coordinar sus piezas, trazar planes y tener en cuenta al rival.

No conozco del proyecto "Jaque mate al fracaso escolar" más que su existencia pero la pinta, sin duda, es excelente y les deseo lo mejor.

El ajedrez como herramienta pedagógica tiene un valor fundamental

¿Cómo se separa la formación del ajedrez en las escuelas de las actividades extraescolares y de lo que se puede aprender en un Club de Ajedrez?

La formación en este sentido tiene que ser muy diferente y completamente adaptada al nivel del alumnado. Si la actividad extraescolar en la escuela es el primer paso por el que el alumno puede acercarse al ajedrez (porque no tengan en esa escuela aún la asignatura de ajedrez), la formación será muy básica, aprender a mover las piezas y ¡a jugar! Dar al alumno indicaciones sencillas y fácilmente comprensibles para que desde el principio las entienda y pueda jugar y divertirse. El objetivo en este caso es la diversión.

Cuando de ahí salga una base grande de alumnos interesados en algo más, como competir, se puede pensar en un club de ajedrez donde dar una vuelta de tuerca más y empezar a enseñar conceptos básicos del juego, estrategia y aprendizaje que ya requiere un esfuerzo del alumno y una voluntad de trabajo que, por supuesto, tiene que ser realizada de la forma más divertida posible.

¿Cuál es vuestra experiencia con Ajedrez con Cabeza y qué tipo de preparación realizáis: futuros campeones, aprendizaje lúdico, academia, etc.?

En Ajedrez con Cabeza se intenta potenciar el ajedrez a todos los niveles facilitando al alumno interesado una formación especializada desde el primer momento. La experiencia en este sentido de Guillermo Cabeza es enorme puesto que lleva muchos años realizando una importante labor de divulgación en colegios del ajedrez y siendo capaz de mantener muchos de esos niños enganchados al ajedrez lo que, a la larga, da paso a unos resultados estupendos. De nuevo insistir que estos resultados se consiguen con una combinación de esfuerzo y diversión que hay que saber trasmitir al alumno para que disfrute a la vez que da lo mejor de sí ¡como en la vida misma!

Los resultados en ajedrez se consiguen con una combinación de esfuerzo y diversión que hay que saber trasmitir al alumno

¿Cuál es la edad recomendada en los niños para acercarse al ajedrez?

Cuanto más joven, mejor. Hay muchos ejemplos de niños con 4-5 años que son capaces de jugar y con cierta lógica. No se me ocurre otra forma mejor para enseñar a razonar a un niño tan pequeño.

¿Qué cualidades aporta y cuáles no aporta a los niños practicar el ajedrez?

Las mencionadas anteriormente: toma de decisiones, autocrítica, aceptar las reglas y aprender a buscar las excepciones todo bajo un razonamiento lógico. También, y aunque falten estudios al respecto, creo que tiene un gran impacto en la memoria.

Difícil saber que no aporta. Curiosamente, y al contrario de lo que se pudiera pensar, los ajedrecistas de alto nivel suelen tener una mente más desordenada que la media de la población, quizá por lo que hemos comentado antes respecto a aprender unas reglas pero saber que tienen unas excepciones, buscarlas y usarlas a tu favor. Puede ser que eso favorezca el desorden.

Vamos a presentar a Irene y a David, en la imagen con David Martínez, y sus últimos éxitos. ¿Qué tipo de preparación es necesaria realizar con Irene y David para que se conviertan en subcampeones del mundo (en su franja de edad), y subcampeón de Europa (absoluto) en el caso de David, además de otros muchos éxitos?

David e Irene son dos tipos de personas totalmente diferentes, tanto en su juego como en su personalidad y por lo tanto mi trato hacia ellos es totalmente distinto ya no en el plano de entrenador, más como persona. Si algo les une a los dos es la ambición por triunfar, el mantener los pies en el suelo, la autocrítica y su capacidad de esforzarse.

Su formación como jugadores ha ido también cambiando mucho con los años, como es normal. Cuando comencé a trabajar con David, a finales de 2006, el tenía 11 años y, obviamente, lagunas por todos lados. Comenzamos a trabajar el razonamiento lógico y la comprensión de las posiciones, básicamente estrategia unida a la parte táctica que es imprescindible para ejecutar los planes estratégicos. En poco tiempo, que ahora mismo sería difícil de especificar, me di cuenta muy claramente de su enorme capacidad de aprendizaje y respeto por el ajedrez. A los 13 años, más o menos, ya era evidente para mí, puesto que trabajaba con él, que David llegaría a la élite puesto que lograba dominar las posiciones, entenderlas y demostrar su gran talento cuando algo se le explicaba, por lo que entonces mi trabajo se basó en ampliar el número de posiciones que conocía, los finales y dar mucha importancia a la capacidad de ejecución, el cálculo y la capacidad de análisis. Ya con 14-15 años demostraba tener un estilo muy universal, sin grandes carencias y sin una preferencia clara sobre unas posiciones u otras y a partir de ahí ya es sólo ir puliendo pequeños defectos, mejorar los puntos fuertes y ayudarle a seguir motivado, aprovechar aún más el trabajo propio y buscar el clima y las posiciones adecuadas para el entrenamiento.

Irene es completamente distinta. Empezamos a trabajar a finales de 2010, ella tenía 13 años y venía de realizar un campeonato del mundo muy malo. Irene es emotiva, vive y siente con mucha intensidad y con el tiempo ha aprendido a controlar sus emociones, aceptar mejor las derrotas y también a no tener miedo en las posiciones donde se pueda sentir más incómoda. Irene tiene una capacidad de lucha increíble, cae, vuelve a caer y cada vez se levanta mejor. Su forma de aprender también ha cambiado con el tiempo. Ha aprendido a trabajar sola, memorizar mejor y a respetar al ajedrez. Es muy crítica con ella misma y es bastante habitual que después de una gran victoria o un torneo excelente me pregunte, nada más terminar, por sus errores. Debajo de su timidez es una chica muy simpática que cuando se encuentra cómoda es muy cercana, esto lo refleja también en su juego que sin ataduras es de una creatividad excepcional. Con ella hubo que hacer en primer lugar un trabajo táctico importante y después de ampliación del número de posiciones donde ella estuviera dentro de su zona de confort.

David e Irene comparten la ambición por triunfar, el mantener los pies en el suelo, la autocrítica y la capacidad de superarse

Enumera las cualidades, con lenguaje de ajedrez, que destacarías de los dos campeones Irene y David para que los podamos conocer mejor. Y ¿cuáles son los retos que les quedan con conseguir?

De David destacaría su capacidad para entender las posiciones, capacidad de cálculo, sed de victoria y memoria privilegiada, además de un interés muy grande por el ajedrez.

De Irene destacaría su capacidad crítica, como es capaz de buscar soluciones concretas en cualquier tipo de posición, flexibilidad ante las reglas y espíritu de lucha.

Retos les quedan muchos a ambos. Para los años más cercanos David tienen que intentar en primer lugar colocarse entre los 50 mejores del mundo en la categoría absoluta mientras que Irene tiene a tiro conseguir el campeonato mundial sub18 y entrar pronto entre las 100 mejores jugadoras del mundo absoluto.

¿Cuál crees que será la decisión de futuro de ambos, ¿querrán convertirse en Carlsen o hay mucha presión para conseguirlo: inversión, salud, tiempo, pasión, formación, etc.?

Presión no hay porque en ambos casos sus familias les apoyan y animan independientemente del resultado. David está empezando en la universidad y obviamente eso imposibilita que pueda compararse con los mejores del mundo, en especial los 10 primeros, que se dedican exclusivamente al ajedrez, con un trabajo muy serio, y que en ese sentido yo veo imposible que les alcance mientras dure su formación universitaria.

Irene por su parte se dedica ya exclusivamente al ajedrez y su progresión, tanto en resultados como en comprensión del juego, muestran serias posibilidades de convertirse en una de las 20 mejores jugadoras del mundo. En este sentido la presión es grande, pero es exclusivamente de lo que ella siente, que se marca objetivos muy altos y, para alegría de muchos ¡los suele cumplir!

¿Cómo trabajáis con los ordenadores y dónde les sacáis más partido: aperturas, el medio juego y los finales de las partidas?

Mi trabajo técnico con ellos lo realizo casi al 100% con el ordenador. Hoy en día los módulos de análisis son mucho mejores que el mejor jugador del mundo y además ¡no se cansan nunca! Esto hace que, para estos niveles, sea totalmente imprescindible realizar el trabajo con el ordenador, aunque no dejándose llevar por él, entendiendo lo que nos dice y "traduciendo" sus respuestas para que sean didácticas y ayuden en el entrenamiento. Lo usamos en todas las fases de la partida y, aunque la gente le suele dar más importancia para el trabajo en la apertura, en mi caso le saco el mismo partido para el medio juego y los finales, donde obligan a revisar las evaluaciones y cálculos y suelen dar variantes más concretas y exactas que en la apertura, donde muchas veces es más difícil que haya un juego concreto, donde el ordenador realmente muestra toda su fuerza.

¿Cómo enseñáis a los niños a pensar y a enfrentarse a las jugadas?

Gran parte de mi método de enseñanza se basa en la prueba-error y experiencia aprendida. A estos niveles, salvo algunas excepciones, los conceptos ya están aprendidos y asimilados así que entrenamos con posiciones variadas donde los temas no están claros, hay que descubrirlos, mezclar táctica con estrategia y, en resumen, enfrentarse a una posición como si fuera una partida. Esto por supuesto es sólo aplicable a jugadores de alto nivel, que son con los que yo trabajo en la actualidad.

Mi método de enseñanza del ajedrez se basa en la prueba-error y en la experiencia aprendida

Guillermo está especializado en el ajedrez base y él es el encargado de transmitir además del respeto a las reglas, los primeros conceptos, donde la enseñanza y objetivos es completamente diferente y no debe primar el interés en la competición y sí en la participación, disfrute y conocimiento del mundo del ajedrez.

¿Qué pesa más en el ajedrez, la intuición, el trabajo, el esfuerzo, la memoria, el análisis, el análisis del rival, etc.? Y ¿cómo se evoluciona con el paso del tiempo?

El talento es fundamental para alcanzar techos muy altos pero sin trabajo no hay nada. Los más talentosos son capaces de aprender de sus propios errores y esto es un gran paso adelante en la formación, no sólo como ajedrecistas, también como personas. Cuanto más se mejora al ajedrez va ganando más peso la lógica y el reconocimiento de patrones, puesto que las posiciones se parecen entre sí pero siempre hay que descubrir matices que pueden cambiar completamente la posición por pequeños detalles y esto es lo que realmente hace el ajedrez tan interesante.

¿Cómo podemos los padres ayudar a conocer y practicar el ajedrez con nuestros hijos?

Aprendiendo a jugar y disfrutando jugando partidas con los niños. Por supuesto hay que adaptarse al nivel de ellos, dejarles expresarse en el tablero, no machacarles y hacer las sesiones divertidas. Pero sin duda la clave es jugar con ellos como se haría en cualquier otro deporte. A nadie se le ocurriría competir al fútbol contra un niño de 4-5 e imponer el mayor físico. Lo mismo debemos hacer con el ajedrez, jugar con ellos, adaptarnos a su nivel, ayudarles a razonar y, en resumen, que disfruten jugando.

¿Cómo podemos conseguir que los profesores se impliquen más en la enseñanza del ajedrez?

Es difícil decirlo porque supongo que hay mil tipo de personalidades distintas de profesor. Para el profesor vocacional la motivación es muy sencilla. El ajedrez enseña a pensar y no hay nada más reconfortante para alguien que quiere enseñar que ser capaz de mejorar la capacidad de pensamiento de otra persona. El observar que alguien es capaz de hacer con su cabeza cosas que hacía algún tiempo era imposible para él, simplemente no tiene precio.

Para los profesores menos vocacionales habría que buscar una motivación que incluyera su propia diversión puesto que enseñar ajedrez es bastante divertido puesto que uno mismo va descubriendo posiciones, nuevos trucos y puede investigar nuevas posiciones y razonamientos mientras los explica. A mí mismo, que soy un profesor muy vocacional, me encanta analizar y enseñar nuevas posiciones en vez del material que tenga preparado años atrás puesto que lo analizo tan atentamente como si me lo estuvieran enseñando y el alumno nota que tú mismo estás disfrutando aprendiendo de la posición ¡se puede enseñar y aprender a la vez!

La enseñanza del ajedrez también se ha revolucionado con Internet

¿Por qué dicen que los clubs de Ajedrez se están quedando vacíos y cómo ha influido Internet en ello?

Internet es perfecto para el ajedrez. Jugar por la red o enseñar produce, hoy en día, las mismas sensaciones y más entre la gente joven. Ante la flexibilidad de horarios, localización y comodidad que produce Internet, los clubs de ajedrez no pueden hacer nada. Ahora mismo que me dedico a trabajar en chess24.com podemos ver vídeos de jugadores de élite que nos explican como si fuera una clase y sin ninguna diferencia a lo que sería una conferencia en vivo, con las ventajas del horario, interactividad y repetición que puede ofrecer una plataforma bien trabajada de tal forma que la enseñanza también se ha revolucionado con Internet.

Y hasta aquí la entrevista con David Martínez al que agradezco el tiempo dedicado y la presentación tan completa de su trabajo y le felicito por la extraordinaria labor de formación que está realizando con los jóvenes ajedrecistas en España y en concreto con Irene Nicolás y David Antón. Le deseamos muchos éxitos para su escuela, para sus proyectos y también para que sus alumnos mantengan la progresión y un ritmo de mejora. Estaremos muy atentos para conocer los futuros logros de sus alumnos en los torneos que se celebran por el mundo. También seguiremos los avances de Ajedrez con cabeza y seguro que volvemos a hablar con ellos para conocer más a Guillermo, que se ha mencionado varias veces especialmente por su trabajo con los peques.

Más información | chess24.com En Peques y Más | David Antón e Irene Nicolás consiguen la medalla de plata en el mundial de ajedrez en su categoría, David Antón consigue un nuevo éxito con el subcampeonato absoluto de Europa con 18 años Imagen | Chess Live

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir