Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo valorar para elegir el mejor campamento de verano para nuestros hijos

Cómo valorar para elegir el mejor campamento de verano para nuestros hijos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llegan las vacaciones y con ellas se acabó el colegio. Como muchos padres tienen que continuar con su jornada laboral, no saben muy bien dónde dejar a los niños. Así se opta por la opción de los abuelos, las guarderías e incluso una cuidadora, aunque una atractiva opción para evitarles el calor y el aburrimiento de las ciudades es la que ofrecen los campamentos de verano.

Antes de apuntarles, a los padres nos surgen muchas dudas y cierto temor, por ello, vamos a intentar daros unas pautas que os ayuden a decidir si los mandáis o no, aunque eso queda a elección de cada familia.

En primer lugar, debemos tener claro que el campamento perfecto no existe, por lo que debemos elegir, aquel que llene más a los peques y nos de mayor confianza y seguridad a nosotros. Antes de enviar a los niños a un campamento, debemos hablar con ellos, para saber que les apetece y buscar la mejor opción para todos, pero lo más importante, es que ellos deben sentirse cómodos.

Para escoger el campamento, debemos valorar las habilidades, las preferencias, el grado de madurez, las necesidades de los pequeños y como no, por encima de todo, la seguridad. También tener en cuenta si es la primera vez que el niños van a estar fuera de casa sin nosotros, que puedan disfrutar de ello y que nosotros nos quedemos lo más tranquilos que sea posible.

Señalan los expertos que este tipo de vivencias contribuyen a la maduración de los niños, ya que aumentan su independencia y su responsabilidad, permitiendo que aprendan a convivir con otras personas y ayudando a desarrollar sus habilidades personales y sociales.

Lo primordial que estudiaremos, si vamos a enviar a nuestros hijos a un campamento, es la seguridad del mismo, para ello debemos preguntar por las actividades que van a realizar, dónde está situado, qué instalaciones tiene y qué personal, número y cualificación profesional, va a cuidar de nuestros peques. También es fundamental analizar lo que cuesta, que esté adaptado a las edades, seguro, educativo, limpio y que podamos visitarlo cuando lo estimemos conveniente.

Hemos recopilado información de un montón de artículos sobre campamentos y hemos elegido algunas recomendaciones que tiene que cumplir un campamento. Éstas serían que:

  • tenga todas las licencias y permisos en vigor
  • sea limpio, seguro y agradable para la estancia de los pequeños
  • tenga actividades deportivas, de entretenimiento y educativas
  • tenga el personal suficiente en número y que esté cualificado
  • tengan entre ellos un profesional de la medicina, además de personal con conocimientos sanitarios
  • la ubicación del campamento permita el traslado a un centro hospitalario si fuera necesario
  • exista un trato basado en el respeto y la educación por parte del personal y por supuesto de los niños
  • evite entre las actividades los deportes de riesgo
  • incluya los seguros en lo referente a excursiones, actividades, alojamiento, etc.

Seguro que se nos ocurren muchas más cosas, no obstante sabemos, que cuando nos separamos de los reyes de la casa y más en estas circunstancias, no solo estaremos preocupados, aunque nos de mucha seguridad el campamento, sino que les echaremos de menos a cada instante, ¿verdad?

Imagen | Grant Sewell

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos