Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Mal tiempo? 10 sitios ideales para salir igualmente con tu bebé

¿Mal tiempo? 10 sitios ideales para salir igualmente con tu bebé
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

En invierno se acumulan muchos días consecutivos de lluvia y mal tiempo. Pasar un par de días de relax en casa nunca viene mal, pero cuando las tardes de lluvia comienzan a repetirse los bebés y los niños se aburren y la familia al completo empieza a desesperarse.

En realidad, con el equipamiento adecuado y escogiendo bien el lugar de destino, es perfectamente posible salir con los peques a la calle en días lluviosos. Te proponemos 10 lugares a los que ir con tu bebé cuando la lluvia no da tregua.

Café teatro para peques

Muchos establecimientos hosteleros ofrecen la posibilidad de disfrutar de una merienda dulce mientras un mago, un actor o un teatro de marionetas entretiene a los peques. Son lugares íntimos y acogedores donde los más pequeños pueden sentarse en el suelo o sobre cojines y disfrutar de un espectáculo hecho a su medida.

El teatro infantil busca la interacción con los niños

Aprovecha la ocasión para iniciar el proceso de socialización de tu bebé.

Rodeado de otros niños de edades similares se sentirá estimulado y las distintas actividades despertarán su curiosidad.

A través de juegos y actividades en grupo o individuales, el teatro infantil busca la interacción con los niños y es una actividad ideal para ayudar a los niños a desarrollar la expresión verbal y corporal, y a estimular su capacidad de memoria y su agilidad mental.

De paseo por el centro comercial

Visitar las tiendas, montar en un carrusel, merendar en una cafetería resguardada, sacarnos una foto con nuestro bebé, dejar que dibujen su retrato, encargar su primera caricatura o aprovechar para hacer alguna compra pendiente. Los centros comerciales ofrecen una amplia gama de posibilidades de ocio para familias con niños pequeños.

El centro comercial es un lugar muy socorrido

Es un lugar muy socorrido porque podemos entrar y salir de las tiendas mientras el bebé se entretiene con el ir y venir de la gente o los colores infinitos de las estanterías llenas de productos diferentes.

Además, el hilo musical de los establecimientos, el vaivén del cochecito y el murmullo constante de las conversaciones tiende a adormilarlos. Con un poco de suerte, tu bebé pasará una tarde la mar de entretenida con siesta incluida y tú tendrás tiempo para renovar un poco tu vestuario.

Un balneario, spa o piscina infantil

Una tarde lluviosa es perfecta para practicar un poco de hidroterapia con nuestro bebé. La hidroterapia es una experiencia sensorial que estimula el desarrollo cerebral y físico del bebé a la vez que se divierte. En muchos centros combinan esta actividad con el masaje para bebés, un buen elemento para la relajación que además le ayuda con los molestos cólicos de gases.

Hay balnearios con programas para bebés

Muchos balnearios o spas urbanos disponen de programas con actividades específicas para bebés que incluyen piscinas habilitadas para ellos, masajes para bebés o actividades infantiles con monitor dentro del agua.

Y si te resulta difícil encontrar un centro de este tipo cerca de tu domicilio, piensa que en todos los barrios hay una piscina cubierta y climatizada donde podemos pasar un agradable rato de baño con nuestro peque.

mal tiempo

Parque cubierto de actividades infantil

Piscinas de bolas con juguetes para bebés, monitores especializados a su cargo y todo un parque de juegos con laberintos, castillos hinchables, circuitos de coches, columpios, porterías y canastas o taller de máscaras para los que son algo más mayores. Los parques de actividades infantiles cuentan con cafeterías que permiten a los padres relajarse mientras los niños pequeños se divierten a cargo de adultos a su cuidado.

Una piscina de bolas es la alternativa al parque

Son una opción estupenda para cuando el tiempo no nos permite llevar a los niños al parque. En estos espacios lúdicos los peques se entretienen y divierten, hacen ejercicio, descargan energía, se relajan y se relacionan con otros niños mediante los juegos y actividades de grupo.

Mientras tanto, vosotros podréis disfrutar de un agradable rato de distensión mientras vuestros peques son observados y entretenidos por otros adultos, expertos en ocio infantil.

De visita a la bebeteca

Una opción maravillosa para una tarde de lluvia es hacer una visita con los niños a una biblioteca infantil especializada en bebés de cero a seis años. Las bebetecas no son exactamente bibliotecas infantiles, sino un servicio de atención especial para la pequeña infancia que incluye un espacio y un fondo de libros especialmente escogidos para satisfacer las necesidades de los más pequeños y de sus padres.

La bebeteca es un servicio de atención especial para la pequeña infancia

Entre las actividades que abarcan se incluyen el préstamo de libros, charlas periódicas, asesoramiento especializado en lecturas para bebés y una atención constante por parte de los profesionales de la biblioteca hacia los usuarios.

Además, tienen un amplio repertorio de cuentos ilustrados y podemos pasar un agradable rato en familia enseñándoselos y leyéndoselos a los niños. Una actividad cultural tan divertida como educativa.

Una galería de arte para niños

Las galerías de arte son espacios abiertos, luminosos, con un diseño arquitectónico singular y con divertidas paredes que atraen la atención de los peques por el colorido de los cuadros que las decoran. El arte contemporáneo es especialmente atractivo para los niños, que gozan de un pensamiento abstracto mucho mayor y más sensible que el nuestro. Las esculturas, lienzos, fotografías y collages son capaces de llamar poderosamente su atención y funcionan como un reclamo constante para sus sentidos.

Las esculturas, lienzos, fotografías y collages llaman mucho la atención de los pequeños

Muchos museos cuentan con alas específicamente diseñadas para atraer la atención del público más joven y en sus tiendas de recuerdos hay un sinfín de juegos educativos que resulta difícil encontrar en cualquier otra parte.

Incluso ya existen galerías de arte para bebés que pretenden acercar la expresión artística al mundo infantil mediante obras, actividades y talleres enfocados a niños muy pequeños. Si tienes la suerte de vivir cerca de una de ellas, no pierdas la ocasión de comprobar el efecto que causan sus exposiciones en tu peque.

arte para bebes

Vamos a la juguetería

Las tiendas de juguetes son lugares mágicos para los niños. En ellas pueden probar casi todos los modelos de sus juguetes favoritos y descubrir muchos otros. Mientras, su padres pueden tomar nota mental y elaborar una lista de marcas interesantes y posibles regalos para futuras ocasiones.

Las jugueterías didácticas disponen de cuentacuentos

Las jugueterías didácticas además, disponen de espacios con cuentacuentos donde, a determinadas horas del día, los peques pueden disfrutar viendo en acción sus argumentos preferidos o participando en la interpretación de alguno de sus cuentos predilectos.

Localiza las más cercanas a vuestra casa y consulta en sus páginas web para comprobar a qué hora comienza la siguiente función antes de salir de casa. Tendréis una hora de entretenimiento asegurada.

Merendar en una terraza cubierta

Es la opción más sencilla de todas. En todas los barrios es posible encontrar al menos una cafetería o pastelería con terraza de invierno acristalada y acondicionada para su disfrute durante los meses de frío. No tendréis que desplazaros demasiado lejos de casa y será un entretenimiento genial para los peques.

Disfrutad juntos de ver la lluvia caer en el exterior

Escoge una mesa tranquila desde la que podáis disfrutar viendo caer la lluvia en el exterior. A los peques les encanta ver caer la lluvia del cielo y las gotas golpeando los charcos del suelo.

Mientras veis el exterior cómodamente resguardados, podéis disfrutar de un sandwich, un zumo natural, un chocolate caliente, una infusión, unas tortitas con caramelo o un trozo de tarta de manzana.

mal tiempo

Al súper a hacer la compra

Seguro que a priori no parece la opción más interesante de todas, pero sí es la más práctica. En algún momento hay que aprovisionar el hogar y los días de mal tiempo son perfectos para ir tachando elementos de nuestra lista de la compra. Además, es una actividad que podemos realizar con el bebé perfectamente.

Los días de lluvia podemos hacer la compra con el peque

A los niños pequeños les entretiene mucho ir al supermercado. Disfrutan paseando por los coloridos pasillos, viendo las estanterías cargadas de juguetes de la sección infantil y observando como los adultos escogen los alimentos que después se preparan en casa.

También es una oportunidad para enseñar a los más mayores cómo es el pescado que comen, cómo se escogen y pesan las verduras y las frutas o qué aspecto tienen los alimentos frescos antes de ser cocinados.

De visita a casa de los abuelos

El mal tiempo es tan solo una excusa, tan buena como cualquier otra, para visitar a los abuelitos. Podemos ir a comer o sorprenderles llevándoles una rica y sana merienda casera, como un bizcocho de yogur o un pastel de frutas, por ejemplo.

El mal tiempo es una excusa para visitar a los abuelos

En casa de los abuelos podemos entretener a los peques con una película infantil, estrenar algún juego de mesa sencillo y divertido o simplemente relajarnos y pasar un agradable día en familia.

Los abuelos están siempre más que dispuestos a pasar un buen rato en compañía de sus hijos jugando con sus nietos. A los peques que ya gatean les encanta explorar, y la casa de los abuelos es un lugar menos conocido que el propio hogar... Pero igualmente fascinante.

mal tiempo

¿Y cómo me desplazo en un día de lluvia?

Lo más rápido y práctico es hacerlo en coche. Para ello necesitarás un sistema de retención infantil adecuado a la edad de tu bebé. También un carrito con capazo o una silla de paseo para poder moverte con soltura cualquiera que sea vuestro lugar de destino. Los sistemas trio modulares son ligeros, versátiles y resistentes.

El Trio MyCity de Chicco ha sido diseñado específicamente para su uso urbano y es especialmente fácil de cerrar y transformar gracias al dispositivo Clik Clak, con el que podemos enganchar y desenganchar el capazo a la estructura de la silla en cuestión de segundos.

Su completa equipación nos servirá además para que el bebé pueda salir a la calle protegido y abrigado desde su nacimiento y a lo largo de las diferentes etapas de su desarrollo, ya que este sistema convertible también se transforma en sillita de paseo.

Con esta lista de lugares y consejos, que llueva ya no será excusa suficiente para dejar de salir de casa con tu bebé. La clave está en elegir sitios resguardados, calentitos y divertidos para los peques y equiparte de la manera más adecuada para proteger al bebé del agua y el frío. Así la próxima vez que llueva ya no tendréis que encerraros en casa.

En Momentos Chicco

Imágenes | iStock / Evgenyatamanenko / FamVeld / Andrea_Bagiardi / bowdenimages.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos