Publicidad

¿Acaso no pueden trabajar las embarazadas? La insultan por dar el tiempo de 35 semanas

¿Acaso no pueden trabajar las embarazadas? La insultan por dar el tiempo de 35 semanas
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Katie Fehlinger es la chica del tiempo del canal CBS de Philadelphia desde hace tiempo y un buen día le pasó lo que a muchas mujeres les sucede: se quedó embarazada (¡qué atrevida!). Quiso la suerte que no fuera de un bebé, sino de dos, pues espera a dos gemelas, y quiso el destino que ella se encontrara bien incluso ahora, estando de 35 semanas, en lo que podría llamarse la recta final de su embarazo.

Como explicar el tiempo que va a hacer no es que sea un trabajo especialmente físico ni agotador, sigue con ello como cada día, explicándolo del mismo modo que siempre, pero con su lógica barriga teniendo en cuenta que vienen dos y que le queda poco. Y poco es lo que iba ella a esperar que eso podría generar la burla y las quejas de algunas personas, que decidieron insultarla por su imagen en televisión.

Insultos en su página de Facebook

Según nos cuentan en ABC, la gente empezó a entrar en su página de Facebook a quejarse, diciendo que parecía una "salchicha embutida", que su imagen era "desagradable" y cosas aún más desagradables como "es asqueroso que saques en pantalla tu embarazo".

Katieembarazada

En un primer momento optó por ignorar las críticas porque ya se sabe, en todas partes hay personas indeseables. Sin embargo, como los mensajes seguían llegando plagados de insultos, decidió responder con un mensaje que pronto logró miles de apoyos (ahora son ya más de 74.000 los "likes"):

Un mensaje para los enemigos...

¡Hey gente! Una vez más, tengo algo que sacar algo de dentro de mí. Entiendo que la naturaleza de mi trabajo me hace ser un blanco fácil para las críticas. Siempre lo entenderé así y siempre me dedicaré a simplemente ignorarlas. Sin embargo, después de que alguien me llamara "salchicha embutida" y otro dijera que "es asqueroso que saques en pantalla tu embarazo", he sentido la necesidad de escribir sobre ello.

Que todo el mundo tenga su propia opinión es importante, pero también lo son los modales. Y mientras los comentarios desagradables como estos nunca me hacen sentir la necesidad de cambiar nada de mí misma, he visto que aquí hay un problema de fondo mayor. Estos insultos desagradables se dirigieron a una mujer embarazada.

Así que este pequeño manifiesto está dedicado a todas las madres de por ahí y otras futuras madres embarazadas, madres que leen esto mientras sus niños juegan en los columpios, madres cuyos hijos han ido desde hace mucho tiempo a la universidad ...

Tú eres hermosa.

Incluso con los síntomas mas incómodos (y menos glamurosos) de un embarazo, cualquier mujer que esté en el momento de traer a sus preciosos hijos a este mundo es, simplemente, INCREÍBLE, y debería ser animada.

Sinceramente, no me importa lo "terrible" o "inapropiado" que le parezca mi físico a nadie. Ganaría de buena gana hasta 100 kilos y sufriría insomnio e incómodas noches si eso me permitiese dar a luz a dos niñas sanas. Esto va más allá de la estética. Quiero que mis bebés tengan el mejor comienzo posible y eso significa que mi barriga que "parece como si fuera a explotar" va a seguir creciendo en las próximas semanas.

Y vamos a alzar un Shirley Temple (cocktail sin alcohol) a los pies hinchados, las estrías, las náuseas, todos los kilos de más y a las ojeras. Son medallas de la maternidad. Y para aquellos de vosotros que piensen que es asqueroso, recordad que una mujer pasó por lo mismo para traeros al mundo.

Mientras tanto, vamos a toda recordar la lección que mamá nos enseñó: si no tienes nada bonito que decir, no digas nada.

Y supongo que con eso nos quedamos todos: la gente debe pensar que vinieron de París envueltos en un trapo, portados por una cigüeña. O eso o no han visto jamás a una mujer embarazada, o no han recibido la educación suficiente como para respetar a los demás por sus diferencias, o por sus circunstancias. Porque vamos, si hubiera que hacerles caso, si por ellos fuera, habría que esconder a las embarazadas en casa, no fuera que alguien les viera la barriga y sintiera asco.

Es que vamos, esto va de mal en peor. Antes eran las madres lactantes, que molestaban por amamantar en público. Ahora son ya las embarazadas, que no esconden sus enormes vientres. ¿Qué será lo siguiente?

En Bebés y más | Cómo crece la barriga durante el embarazo, La forma de la barriga durante el embarazo, ¿Embarazada o gorda?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir