Compartir
Publicidad

My Smart Hands, lenguaje de signos para comunicarnos con el bebé

My Smart Hands, lenguaje de signos para comunicarnos con el bebé
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya había oído hablar de un método que se lleva mucho en países como Canadá y que potencia el lenguaje de signos para comunicarnos con el bebé antes de que éstos puedan hablar. My Smart Hands constituye un programa educativo de estimulación psicomotriz basado en la lengua de signos para bebés.

La fundadora de este método es Laura Berg, que lo desarrolló a través las habilidades obtenidas con el American Sign Language (ASL). Ahora encontramos la información y el acceso a esta metodología en castellano gracias a que Carmen Candel, licenciada en Psicología y la primera instructora oficial de este programa canadiense en España ha estrenado la web oficial en nuestro idioma.

Se pueden escuchar maravillas de este y otros métodos para poder comunicarse con el bebé antes de que éste comience a hablar, aunque también he leído opiniones contrarias que apelan a un retraso en el desarrollo del habla.

De hecho, hace poco una amiga me comentaba que le habían recomendado “no entender” a su hijo porque éste se comunicaba mucho por señas (y no han seguido ningún método, es algo que todos los bebés hacen en mayor o menor medida) en vez de desarrollar el habla.

En la web nos dicen que el método de My Smart Hands reduce la frustración y, por el contrario, acelera el desarrollo verbal y las habilidades cognitivas del bebé:

My Smart Hands trabaja sobre la interacción comunicativa a través de la estimulación sensoriomotriz KTVA potenciando varios canales comunicativos a la vez: Kinestésico, Tactil, Auditivo y Visual.

Nuestras clases se basan en procedimientos manualizados, activos, directivos – estructurados y de breve duración.

Sin embargo, a pesar de las objeciones que le veo a este método que se ha convertido en todo un negocio internacional, sí considero que puede ser adecuado para niños discapacitados (por ejemplo, con síndrome de Down o discapacidades auditivas) o como sistema de introducción a idiomas extranjeros, a modo de juego.

De hecho veo en la web que ofrecen cursos para necesidades especiales y como introducción al inglés, aparte de los niveles 1 y 2 para bebés.

Aunque sí como juego (igual que jugamos a “señas” en nuestra lengua), creo que un bebé que aún no sabe hablar en la lengua materna no necesita “aprender” inglés en lengua de signos, que a este paso vamos a poner el inglés como asignatura obligatoria en la preparación al parto… Otra cosa es que uno o los dos progenitores fueran nativos, aprendería la lengua como bilingüe.

Pero las clases de idiomas extranjeros a tan temprana edad no han demostrado ser muy efectivas, tampoco creo que lo sean si es a través de signos.

Además, hablar por señas o por onomatopeyas es algo que como digo en mayor o menor medida aplicamos todos con nuestros bebés y nos ayudan a entendernos, sin que ese lenguaje sígnico constituya la única base de la comunicación, lo cual creo que habría que evitar. De hecho, parece que los signos se acompañan con palabras por parte de los adultos.

En cualquier caso, para los papás interesados en My Smart Hands, un método de lenguaje de signos para comunicarnos con el bebé antes de que éste aprenda a hablar mediante palabras, saben que ya tienen la información disponible en castellano. Las clases prácticas presenciales son en Madrid, pero próximamente ofrecerán cursos online.

Vía | Reflexiones de un pediatra curtido
Sitio Oficial | My Smart Hands
En Bebés y más | Lenguaje de señas para comunicarte con tu bebé, Signe avec moi, Habla conmigo en lengua de signos, Vídeo educativo: aprendiendo lengua de signos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos