Publicidad
Publicidad

RSS Pesadillas en los niños

¿Tiene tu hijo pesadillas o terrores nocturnos? Así puedes ayudarlo

1 Comentario
¿Tiene tu hijo pesadillas o terrores nocturnos? Así puedes ayudarlo

Cuando nuestros hijos tienen pesadillas o aparecen los temibles terrores nocturnos todos lo pasamos mal. ¿Son negativos para nuestros hijos? ¿Sufren tanto como parece? La realidad es que por muy terribles que parezcan no dejan “huella”. Te contamos qué son en realidad los terrores nocturnos y las pesadillas y qué podemos hacer en caso de que aparezcan.

Leer más »

Desórdenes del sueño en los niños, ¿cuándo hay que preocuparse?

1 Comentario
Desórdenes del sueño en los niños, ¿cuándo hay que preocuparse?

Dormir es una función necesaria para la salud de cualquier persona, por eso se pueden identificar ciertos desórdenes que provocan que el sueño no se desarrolle con normalidad y puedan afectar a su calidad y a la salud del niño.

No obstante, no se deben considerar desórdenes los despertares nocturnos de bebés y niños, que no solo son normales sino también saludables. Hablamos de otros trastornos que pueden ser más preocupantes, aunque afortunadamente temporales en su mayoría, como las pesadillas o los terrores nocturnos… Otros, como la apnea del sueño o la narcolepsia requieren una atención médica.

Leer más »
Publicidad

Parasominas infantiles: terrores nocturnos en los niños

3 Comentarios
Parasominas infantiles: terrores nocturnos en los niños

Ya hemos hablado en posts anteriores de las parasominas infantiles más frecuentes como el sonambulismo y las pesadillas en los niños.

Hoy vamos a centrarnos en los terrores nocturnos, que aunque suelen confundirse con las pesadillas, tienen diferencias significativas.

A diferencia de las pesadillas, los terrores nocturnos no provocan que el niño se despierte. Aunque parezca despierto y tenga los ojos abiertos, en realidad está dormido mientras ocurren.

Los terrores nocturnos se suelen dar en niños a partir de tres años y tienden a desaparecer hacia la adolescencia. Son relativamente poco frecuentes, afectan alrededor del cinco por ciento de los niños, mientras que prácticamente todos los pequeños tienen alguna pesadilla de vez en cuando.

Leer más »

Parasomnias infantiles: pesadillas en los niños

Comentar
Parasomnias infantiles: pesadillas en los niños

Después de explicar todo lo relacionado con el sonambulismo en la infancia seguimos hablando de otro trastorno muy frecuente: las pesadillas en los niños, otra de las conocidas como parasomnias infantiles, o trastornos del sueño.

Los niños son susceptibles a padecerlas antes que las niñas y suelen aparecer a partir de los dos años, con mayor frecuencia a los tres años, hasta aproximadamente los seis años de edad, y tienden a ser cada vez menos frecuentes hacia la adolescencia.

Todos los niños tienen pesadillas nocturnas de vez en cuando. No hay por qué alarmarse, y aunque son desagradables, tanto para el niño como para los padres, pues durante una pesadilla el niño puede transpirar, gritar o respirar agitadamente, es un trastorno benigno.

Leer más »

Terrores nocturnos y pesadillas de los niños. Cómo distinguir

Comentar
Terrores nocturnos y pesadillas de los niños. Cómo distinguir

Hace un tiempo, Dolores nos contó algunas generalidades sobre las pesadillas y los terrores nocturnos. Hoy profundizamos en esta temática y compartimos contigo algunos trucos para que puedas distinguir estos episodios y ayudar a tu hijo en consecuencia.

Es muy común que algunas noches los niños entre los 3 y los 6 años tengan sueños vívidos que les hacen despertarse súbitamente. En estos sueños suelen reflejarse algunas de las vivencias del día y también es posible detectar en ellos vestigios de impulsos, emociones agresivas o temores que sólo salen a la superficie a través de los sueños. Al cumplir los 5, tu hijo entenderá mejor que estas imágenes sólo son sueños, pero hasta que llegue ese momento, necesitará que alguien le tranquilice diciéndole que no son reales. Así que, cuando se despierte a media noche asustado y llorando, consuélalo, háblale del sueño y quédate a su lado hasta que se calme. Para tu tranquilidad, piensa que sólo se trata de una pesadilla, no de un problema grave.

Sin embargo, habrá ocasiones en las que encuentres a tu hijo en la cama, aparentemente despierto y muy alterado, quizás gritando y temblando, con los ojos abiertos de par en par y completamente aterrorizado. Si intentas tranquilizarlo, no reacciona. En estos casos, cuando tu hijo ni está despierto ni tiene una pesadilla, estamos ante un terror nocturno. Este misterioso y angustioso comportamiento que aparece durante el sueño, es común durante la etapa preescolar. Típicamente, el niño concilia el sueño sin problemas, pero aproximadamente al cabo de una hora, abre los ojos de par en par en actitud de terror. Quizás hasta señale objetos imaginarios, dé patadas al aire, agite los brazos, llore y, generalmente, parezca inconsolable.

Ahora bien, a veces puede resultar difícil saber si el niño está teniendo una pesadilla o un terror nocturno; resumimos a continuación las diferencias básicas entre una y otro

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos