Indicios para detectar reflujos gástricos en tu bebé y pautas para aliviarlos

Indicios para detectar reflujos gástricos en tu bebé y pautas para aliviarlos
Sin comentarios

Un bebé en casa es toda una fuente de alegrías, diversión y momentos para recordar. Pero también de preocupaciones, especialmente, en el caso de los papás y mamás primerizos, que analizan al milímetro cada cambio en sus comportamientos o cada signo de malestar. En los primeros meses de vida de los niños y niñas, uno de los problemas más frecuentes y que más quebraderos de cabeza causa a las familias es, junto a los cólicos, el reflujo.

¿Todo reflujo es malo? ¿Cuándo hay que acudir al pediatra? ¿Cómo saber que está siendo demasiado intenso para el bebé? ¿Cómo aliviar sus síntomas? Estas son algunas de las preguntas más repetidas por los progenitores; saber responderlas, la mejor medicina para la tranquilidad de las mamás y papás.

El reflujo: qué es y cuándo preocuparse

Se debe partir de una base: el reflujo es algo totalmente normal en los bebés, principalmente, en los menores de seis meses.

¿A qué responde? En los adultos o niños con el sistema intestinal desarrollado, el esfínter esofágico inferior separa el esófago del estómago, impidiendo que la comida ingerida retorne. Pero en los recién nacidos, ese esfínter aún no funciona de forma correcta, por lo que el reflujo (o retorno del alimento del estómago al esófago, en este caso, la leche) es algo natural.

Bebe Reflujo2

Es lo que se conoce como reflujo gastroesfágico o reflujo fisiológico (RGE), algo que los papás y mamás pueden identificar con bocanadas que sus peques expulsan después de comer como si no hubiesen digerido bien el alimento.

Ahora bien, en algunos casos, ese reflujo fisiológico y normal en un recién nacido se torna en la conocida como enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Es entonces cuando el bebé estará molesto, mostrará síntomas y deberemos acudir a la consulta del pediatra.

Al mismo tiempo, si le estamos alimentando con leche de fórmula basada en leche de vaca, podemos probar a cambiar a fórmul infantil de cabra que, como veremos más adelante, es más digestiva. En este sentido, Capricare cuenta con productos de leche de cabra para todas las etapas de crecimiento de nuestro bebé elaborados con el mínimo procesado.

Síntomas de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)

Si el habitual RGE torna en ERGE, la mucosa del esófago del bebé y sus paredes pueden sufrir daños (a causa de los ácidos estomacales). Identificar la enfermedad y ofrecer al pequeño el tratamiento correcto será fundamental para aliviar su dolor.

¿Cómo reconocer los síntomas? En un cuadro de ERGE, el bebé llora al vomitar, está especialmente irritable, rechaza la comida y tiene dificultad para ganar peso. Además, la muestra más evidente es que vomita más de lo habitual para un RGE al uso y en gran cantidad.

Cómo aliviar a un bebé con reflujo gastroesofágico

Conviene tener en mente que el RGE es muy común en los bebés y que en torno a un 8 % de los recién nacidos presenta ERGE. Por fortuna, en la gran mayoría de casos, esta enfermedad desaparece entre el primer y el segundo año de vida y se alivia considerablemente cuando el sistema digestivo empieza a madurar, así como cuando se introducen en su dieta alimentos sólidos.

Leche de cabra, más fácil de digerir

Capricare

Aparte de seguir los consejos y tratamiento del pediatra, en caso de que nuestro bebé presente ERGE, podemos aliviar sus síntomas de diversas maneras. Una solución muy útil es incorporar a su alimentación la fórmula infantil de leche de cabra Capricare, que sienta muy bien en el estómago de los recién nacidos, pues su composición de proteínas es diferente a la basada en leche de vaca.

Cuando se digiere, el cuajo de la leche de cabra Capricare se separa de forma sencilla, lo que ayuda a que su estómago esté más relajado. Además, esta fórmula (desarrollada tras más de 20 años de investigación y ensayos clínicos) está elaborada con leche entera, por lo que se conservan las propiedades naturales de la grasa láctea y resulta un alimento muy nutritivo y natural.

Al ser una leche sin sobreprocesamiento y un alimento muy bien aceptado por el organismo de los bebés, la leche de fórmula Capricare también ayuda a reducir sus gases y cólicos, lo que redunda en el bienestar del recién nacido y de toda la familia.

Frecuencia de las tomas y posición

Bebe Reflujo4

A la hora de aliviar un reflujo molesto para el bebé, la frecuencia de las tomas será otra de las claves. Lo ideal es no dejar pasar mucho tiempo entre una y otra para evitar que el peque esté hambriento, coma de manera ansiosa y no digiera bien en alimento.

En esa línea, y con el mismo objetivo, una recomendación general es aportarle el alimento en cantidades pequeñas, de forma más espaciada y dejando que su estómago se llene poco a poco.

La posición en la que lo alimentamos también influye en su reflujo. La horizontalidad dificulta una buena digestión, por lo que conviene, justo después de darle de comer, mantenerlo en posición vertical durante un mínimo de media hora. En ese tiempo, podemos dar un paseo porteándolo o sentarlo en su hamaquita.

Evitar los gases

En ese proceso de aliviar o minimizar el reflujo del bebé, también será importante controlar los gases. ¿Cómo? Ayudándole a eructar entre dos y tres veces en cada toma, evitando que use el chupete durante periodos prolongados de tiempo y empleando para su alimentación un biberón anticólicos como los de Dr. Brown's (que ayudan también a reducir los gases y son efectivos contra el reflujo).

Bebe Reflujo5

Estos biberones cuentan con un sistema de ventilación interna que elimina el vacío y la formación de aire dentro del biberón. En ellos, el sistema de ventilación y la tetina trabajan juntos, lo que ayuda a los bebés a mamar sin tragar aire o "pelear" contra el vacío, favoreciendo su digestión y reduciendo el vómito.

Vigilar de cerca los síntomas, cambios en el comportamiento y evolución de los bebés, además de aliviar sus molestias con estos sencillos (pero efectivos) gestos será fundamental para identificar y gestionar correctamente el reflujo gastroesofágico de los más pequeños.

Imágenes | Capricare, Unsplash - Jonathan Borba, Brytny.com, Hollie Santos, Echo Grid

Inicio