Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Primeras navidades en familia: recomendaciones para disfrutar todos juntos

Primeras navidades en familia: recomendaciones para disfrutar todos juntos
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Tutoriales

Se acerca la Navidad y seguro que estamos muy ilusionados de poder vivir estas fechas con nuestros hijos. Con niños, la Navidad se disfruta el doble. Igual hasta vuestro hijo es tan pequeño que esta es su primera Navidad. Para poder pasarlo todos bien juntos, nos conviene seguir una serie de recomendaciones. A los niños el cambio de horarios y de comidas les pueden afectar mucho, así que tendremos que tenerlos en cuenta cuando planifiquemos estas fechas tan especiales.

Ser flexibles con los horarios

Normalmente, con los bebés seguimos una rutina fija, a una hora el baño, seguido toca ponerse el pijama, después la cena y tras jugar un poco, es hora de acostarse. Probablemente siempre lo hagan sobre la misma hora. Pero en Navidades los horarios se relajan. No pasa nada porque un día o dos los niños se acuesten más tarde, ya recuperaremos el sueño después. No se trata de llegar a nuestra casa a las 4 o las 5 de la mañana como hacíamos cuando no teníamos hijos, pero tampoco hace falta encerrarse en casa a cal y canto como un monje cuando en la calle se vive el ambiente festivo.

Lo que sí tenemos que ver es cómo acusa nuestro hijo el cambio de hábitos. Hay niños para los que acostarse más tarde no supone ningún problema mientras que para otros el sueño les hace estar más irritables y de peor humor. Si sabemos que vamos a llegar tarde a nuestra casa, prolonguemos la hora de la siesta lo máximo posible o llevemos una cuna de viaje para que el bebé duerma a su hora, hasta que volvamos al hogar.

Bebe Navidad 1

En cuanto a las comidas, debemos evitar que los niños abusen de los dulces y las comidas pesadas. El azúcar puede alterarles todavía más. En la medida de lo posible, deben seguir comiendo su dieta habitual, y como algo excepcional, podemos darle algún dulce o comida navideña para probar, según sea lo aconsejable para su edad.

Viajes cortos, pero siempre seguros

Los viajes en coche en Navidad suelen ser cortos, pero aún así debemos seguir manteniendo las medidas de seguridad adecuadas para evitar los accidentes. En esta época del año la gente coge el coche con cansancio, a veces bajo los efectos del alcohol, y debemos evitar al máximo las situaciones de riesgo. Así que los niños deben ir siempre atados en su silla.

Si cogemos el coche tarde, para ir de casa de un familiar a la nuestra, podemos hacer que el niño ya lleve el pijama puesto bajo el abrigo. Así será más rápido acostarle cuando lleguemos a casa. Recordad que existen ciertos riesgos cuando los bebés duermen en las sillitas de coche, así que si lo hace, que sea por muy poco tiempo y siempre con el arnés de sujeción adaptado al volumen de su cuerpo, de manera que sujete sus hombros pegados a la silla, para evitar que caigan hacia adelante.

Oasys1denim

Si el niño viaja cansado, evitaremos que dé cabezazos con la silla de auto Oasys 1 Isofix Denim Edition, que además de un bonito diseño en tejido denim (que siempre resulta de lo más sufrido contra las manchas), le aporta al bebé toda la seguridad y la comodidad. Su reposacabezas acolchado protege los laterales en caso de impacto y además permite que el niño lleve la cabeza bien sujeta.

Disfrutar la Navidad

Aunque sean muy pequeños, los bebés sí notan que sucede algo especial durante la Navidad. Estamos toda la familia junta, hay luces, canciones, regalos y mucho alboroto. Enséñale el árbol, el belén, canta villancicos con él, abre los regalos con su ayuda, etc. Aunque parezca que no se enteran de nada sí que los adornos brillantes y la música estimularán sus sentidos.

Bebe Navidad 3

Por otro lado, el niño será el centro de atención, recibirá cariños de muchos familiares y el pasar de brazo en brazo puede que le agobie en algún momento. Aunque juguemos con el bebé, este también necesita tranquilidad. Debemos preparar una habitación en silencio para que el niño pueda descansar cuando llegue el momento. También debemos extremar el cuidado para que si el niño gatea o coge cosas de la mesa no se lleve nada raro a la boca o no se haga daño con algún objeto punzante.

Y como última recomendación y la más importante de todas, no te olvides de sacar muchas fotos. Así guardarás un bonito recuerdo de lo que fueron las primeras Navidades del bebé.

En Momentos Chicco

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos