Todo lo que siempre quisiste saber sobre la leche de fórmula: guía básica para entenderla y elegir la mejor opción para tu bebé

Todo lo que siempre quisiste saber sobre la leche de fórmula: guía básica para entenderla y elegir la mejor opción para tu bebé
Sin comentarios

La alimentación del bebé es la principal preocupación de madres y padres durante los primeros meses de vida. No en vano, durante el primer año crecemos a un mayor ritmo que en el resto de nuestra vida y la nutrición juega un papel vital.

Si bien la leche materna es el alimento ideal, que contiene los nutrientes necesarios para un correcto desarrollo del niño o niña, a veces los padres optan, por voluntad o necesidad, por introducir fórmulas infantiles en su alimentación. Una decisión que, al contrario de lo que se pueda pensar, llega a veces rodeada de interrogantes, dudas e incluso ciertos miedos.

En este sentido, el exceso de información con el que pueden encontrarse madres y padres en internet no ayuda demasiado. Por eso, para acompañar a aquellos que han decidido utilizar una fórmula infantil para alimentar a su bebé, aquí va un resumen de todo lo que necesitan saber para dar el paso con más confianza.

¿Cuándo empezar con la leche de fórmula?

En primer lugar, puede que sea el pediatra o el especialista el que aconseje iniciar la suplementación con leche de fórmula para asegurar el crecimiento del bebé. Esto puede suceder, por ejemplo, porque el pequeño no está consiguiendo una ganancia de peso adecuada con la leche materna debido a diversas causas como un mal agarre, la presencia de un frenillo limitante o la aparición de reflujo.

Cuando Empezar Biberon

Otras veces, se trata de una decisión personal de los padres, que puede venir condicionada por las circunstancias concretas de cada familia. Así, hay madres y padres que deciden alimentar a su bebé desde el principio solo con fórmula infantil y los hay que, llegado cierto momento, optan por un método mixto que combine las tomas de pecho con las de biberón.

Muchas veces la decisión obedece a una necesidad de mayor descanso por parte de la madre lactante o a su reincorporación al puesto de trabajo, que a menudo complica la tarea de continuar con todas las tomas de pecho. En ese caso, el padre u otros miembros del núcleo familiar pueden colaborar a la hora de alimentar al bebé y crear lazos afectivos de forma temprana.

Eso sí, el biberón implica una serie de tareas inexistente en el caso de la lactancia materna, ya que los biberones han de limpiarse, esterilizarse, prepararse y calentarse. Eso, teniendo en cuenta que el número de tomas será similar, si bien los profesionales y los envases suelen orientarnos con el número de tomas y la cantidad recomendable en cada edad.

¿Cómo elegir la leche de fórmula del bebé?

A la hora de escoger la leche de nuestro bebé, lo más importante es buscar fórmulas que se sitúen lo más cerca posible de la funcionalidad y composición de la leche materna.

Las leches Hero Baby incorporan lípidos lácteos y otros nutrientes esenciales que juegan un papel esencial en el desarrollo, a nivel cognitivo, cerebral y del sistema inmune del bebé.

Por ejemplo, la gama de fórmulas infantiles Hero Baby Pedialac cuenta con la combinación más avanzada de ingredientes científicamente probados y con resultados demostrados, a partir de lo último en investigación en nutrición infantil para el bebé. Además, gracias a la exclusiva combinación de lípidos lácteos, MFGM y 2'-FL, entre otros nutrientes esenciales, favorecen su óptimo desarrollo y crecimiento.

Igualmente, Hero Baby Nutrasense Premium, con ingredientes científicamente probados y resultados demostrados, ayuda a reforzar las defensas del bebé, gracias a su aporte de vitamina A, y a su correcto desarrollo, por su contenido exclusivo de lípidos lácteos, DHA, ARA, GOS, hierro y ALA, junto con otros nutrientes esenciales.

Por último, las fórmulas infantiles Hero Baby contribuyen al correcto crecimiento y desarrollo del bebé gracias a su exclusiva combinación de  nutrientes esenciales, incluidos lípidos lácteos, DHA, GOS, ALA y minerales, a la vez que fortalecen su sistema inmune por el aporte de vitamina A.

Otro criterio esencial a tener en cuenta a la hora de elegir la leche de fórmula más apropiada es la edad del niño. Teniendo en cuenta este factor, podemos hablar de leches de inicio (se identifican en el envase con el número 1), para lactantes hasta los seis meses; leches de continuación (número 2), apropiadas desde los seis meses al año, y fórmulas de crecimiento (número 3), para bebés a partir de 12 meses.

La diferenciación es importante, ya que cada formulación se adapta a las necesidades específicas de cada periodo. Por ejemplo, a partir de los seis meses aumenta el aporte proteico y de hierro, para evitar posibles déficits habituales en estas edades.

Tipos Leches Formula

Asimismo, existen fórmulas especiales para lactantes sanos adaptadas a diferentes sintomatologías que pueden aparecer en los primeros meses, como reflujo gastroesofágico (fórmulas antirreflujo), alergias (fórmulas hidrolizadas y elementales) y estreñimiento (fórmulas antiestreñimiento), que pueden ser recomendadas por el pediatra o el especialista.

¿Y si reacciona mal a la leche de fórmula?

Si bien las fórmulas infantiles están diseñadas para sustituir a la leche materna como alimento único y principal del bebé, es posible que este manifieste algún tipo de reacción al tomarla. Por eso, debemos estar atentos a las señales que pueden indicarnos que algo no va como debería. Por ejemplo, el brote de un sarpullido en la piel, la aparición de vómitos, un cambio en el color o la textura de las deposiciones del bebé o la aparición de sangre en las heces, coincidiendo con la introducción de la fórmula.

Una alergia a la proteína de la leche de vaca (PLV) o alguno de los ingredientes que contiene la leche de fórmula podría estar detrás de este tipo de reacciones, por lo que será necesario consultar al pediatra. Es una reacción que incluso puede darse en mayor o menor medida con la lactancia materna y la dieta de la madre, e incluso puede obedecer a una predisposición genética.

Reacciones Leche Formula

Otra posibilidad es que notemos con el primer biberón de leche de fórmula que nuestro bebé extraña el sabor, sobre todo si la lactancia materna ya está asentada. Es algo que no siempre pasa, pero que entra dentro de lo esperable, por lo que debemos ser pacientes e insistir sin forzar al pequeño.

¿Cómo hacer lactancia mixta?

Lactancia Mixta

Si decidimos decantarnos por la combinación de leche materna y fórmula infantil para alimentar al bebé, lo ideal será  planear una transición respetuosa de cara al pequeño. Así también estaremos permitiendo que la producción de leche materna se vaya adaptando a la fórmula mixta.

¿Cómo podemos hacerlo más respetuoso? Sustituyendo poco a poco algunas tomas de pecho por otras de biberón. Por ejemplo, a razón de una toma por semana hasta la cantidad que deseamos. Eso sí, es importante que se mantengan las tomas de pecho nocturnas, ya que son las que garantizan el mantenimiento de la lactancia materna.

Asimismo, para evitar que el uso de tetinas interfiera en las tomas de pecho (porque el bebé modifique la succión, por ejemplo), lo conveniente es esperar a que la lactancia materna esté bien establecida antes de pasar a la fórmula mixta.

Biberon Metodo Kassing
La posición de la boca imitando la succión en el pecho es esencial en el método Kassing.

Otro consejo útil para evitar confusiones en el bebé es escoger tetinas de flujo lento cuya forma se asemeje lo más posible a la del pecho de la madre. Este tipo de tetinas requieren un trabajo de succión por parte del bebé que permite que se mantengan ambos tipos de lactancia sin problemas. Igualmente, recurrir al método Kassing nos dará más garantías de que todo irá sobre ruedas mientras combinemos ambos tipos de alimentación.

Preparar el biberón tiene su ciencia

Para preparar un biberón debemos hervir el agua, sea del grifo o mineral, durante un minuto y dejarla enfriar, según recomienda la Organización Mundial de la Salud. Entonces el agua se vierte en el biberón hasta la medida convenida por edad y necesidades (de acuerdo a la recomendación del pediatra y el fabricante) e incorporar los cacitos rasos de la medida que incluye la lata. Entonces, solo quedará agitar bien para eliminar cualquier grumo.

Es esencial atenerse a las proporciones indicadas de agua y polvo para garantizar una correcta alimentación del pequeño, sin déficits ni excesos. Asimismo, es importante recalcar que mezclar distintas leches de fórmula está desaconsejado, ya que podríamos interferir en la correcta nutrición del bebé.

Haz que sea especial

Sea como sea, el momento de sostener al bebé entre nuestros brazos para alimentarlo sin duda estará siempre entre los más mágicos e inolvidables de toda la crianza. ¿Y si lo hacemos aún más especial acompañándolo de nuestra propia canción? Es la oportunidad que Hero Baby nos ofrece a través de la plataforma Singerfy, que nos permite crear una canción con la letra personalizada para nuestro pequeño.

Conseguirla es muy sencillo. Solo debemos completar este formulario y personalizar la letra. El resultado será una canción única que quedará para siempre como recuerdo de ese momento mágico entre el bebé y tú. Así, cada vez que la escuchemos, madres, padres e hijos podremos evocar esos momento irrepetibles y que tan rápido pasan.

Inicio