Publicidad

Leches de crecimiento, ¿qué aportan a la nutrición infantil?

Leches de crecimiento, ¿qué aportan a la nutrición infantil?
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La leche juega un papel importante en nuestra nutrición durante toda la vida, pero adquiere aún más importancia en nuestros primeros años.

Hasta los 6 meses se recomienda la lactancia materna en exclusiva, pero si esta opción no es posible, por el motivo que sea, están las fórmulas infantiles de inicio (Leches 1).

A partir de los 6 meses, con la introducción de la alimentación complementaria, la leche materna debe seguir siendo la base de la alimentación del bebé o, si esta opción no es viable, las fórmulas infantiles de continuación (Leches 2). No olvidemos que el resto de alimentos deben ser “complementarios”. Complementarios a una dieta basada en la leche, ya sea materna o de fórmula.

A partir de los 12 meses el aporte de leche en la dieta de nuestros pequeños amplía sus opciones. Por supuesto, en primer lugar sigue estando la lactancia materna. Otras opciones son la leche entera de vaca, tal y como la consumimos los adultos, y las leches infantiles de crecimiento (Leches 3).

La alimentación en niños de 1 a 3 años

La alimentación de los niños de 1 a 3 años ha de cubrir los requerimientos nutricionales específicos de esta etapa de la vida, ya que las necesidades en cuanto a ingestas de proteínas, lípidos, hierro y vitamina D son diferentes a las de la edad adulta.

Para mantener una alimentación equilibrada en la infancia, es recomendable consumir frutas y verduras diariamente, entre dos y tres porciones diarias de leche y/o lácteos, y aumentar el consumo de pescado.

Diversos estudios han indicado que los niños españoles tienen una ingesta relativamente elevada de proteínas, lípidos y ácidos grasos saturados y bajas ingestas de ácidos grasos Omega 3, hierro y vitamina D.

El Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría, en colaboración con la Federación Iberoamericana de Nutrición (FINUT) y con la Fundación Española de Nutrición (FEN), ha elaborado un documento donde concluyen que “la leche, por sus características biológicas y por el hecho de estar presente en el 99% de los hogares españoles, es un buen vehículo para el enriquecimiento con nutrientes, como la vitamina D o los ácidos grasos poliinsaturados Omega 3”.

Este mismo documento recoge que la leche aporta proteínas de alto valor biológico. La cantidad de proteínas presentes de forma natural en la leche de vaca es elevada para los niños de esta edad.

Cuando con la dieta habitual no se consiga cubrir los requerimientos de determinados nutrientes, las fórmulas de crecimiento se presentan como una buena opción, ya que adaptan el contenido proteico y el perfil lipídico al reducir el contenido de grasa saturada e incorporar mayor cantidad de ácidos grasos poliinsaturados —como el Omega 3 DHA— y monoinsaturados. Su contenido en nutrientes esenciales como hierro, vitamina D y calcio ayuda a completar los requerimientos nutricionales en esta etapa.

Hay que tener en cuenta que el azúcar en estas leches, al igual que ocurre con la leche materna, proviene de la lactosa. Sin embargo, algunas de estas leches pueden contener azúcar añadido para matizar el sabor que aportan nutrientes como el hierro o DHA, por lo que es recomendable valorar las diferentes alternativas que tenemos disponibles.

Leche Capricare 2

Nueva fórmula enriquecida de Capricare 3, leche de crecimiento

A base de leche entera de cabra y con un proceso de elaboración más natural, la leche de crecimiento Capricare 3 ha mejorado su fórmula. Está adaptada y enriquecida para proporcionar las vitaminas, minerales y nutrientes que complementan una dieta variada y equilibrada a partir de los 12 meses.

La leche de crecimiento Capricare es una fuente de calcio, fósforo y vitamina D, necesarios para el crecimiento y el desarrollo normal de los huesos de los niños. Además, contiene hierro, que contribuye al desarrollo cognitivo normal de los niños.

Descubre más en www.capricare.es

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios