Publicidad

Fórmulas infantiles para la alimentación del bebé: leches de origen animal vs bebidas vegetales, ¿cuáles son las diferencias?

Fórmulas infantiles para la alimentación del bebé: 
leches de origen animal vs bebidas vegetales, ¿cuáles son las diferencias?
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Durante la primera etapa de vida del bebé la leche es su alimento esencial. La lactancia materna siempre es la mejor opción pero cuando esta no es posible, se puede recurrir a otras alternativas para garantizar el aporte de leche necesario. La leche materna está optimizada para garantizar todos los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo del bebé de forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida y es recomendable hasta al menos los dos primeros años, según la OMS.

Leche materna, la mejor opción

La leche materna está optimizada para garantizar todos los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo del bebé. Es tan adecuada que va adaptando su composición a las necesidades del bebé a media que va creciendo. Aporta los mejores beneficios para los bebés y las mamás y se puede prolongar en el tiempo hasta que ambos quieran.

¿Y si necesitamos una alternativa a la leche materna?

En ocasiones, por diversos motivos, la lactancia materna no es posible, se debe interrumpir o simplemente complementar haciendo una lactancia mixta.

Lifestyle Options Wide Neck Glass Silicone Sleeve O16a0047 4 Min

En estos casos existen diferentes alternativas en el mercado como son las Fórmulas Infantiles basadas en leches de otros mamíferos. Estas fórmulas se conocen como “adaptadas” ya que requieren modificar la composición de leche a la tolerancia y necesidades nutricionales del bebé, haciéndola lo más parecida posible a la leche materna humana.

En Europa, la EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria) determina que un producto pueda ser reconocido como Fórmula Infantil para bebés de 12-18 meses si demuestra que puede cubrir las necesidades mínimas del bebé y ser tolerado correctamente.

En la actualidad la EFSA reconoce las Fórmulas Infantiles a base de la leche de dos mamíferos, la leche de vaca y la de cabra ya que cumplen los requerimientos necesarios: Aportan nutrientes que cubren las necesidades del bebé y pueden ser adaptadas para que sean bien toleradas.

Ante los posibles casos de alergias a las proteínas de leche animal, existen en el mercado alternativas como las bebidas vegetales pero su composición no se parece prácticamente nada a la leche por mucho que se hagan esfuerzos en adaptarlas. De hecho, la Unión Europea desde 2013 prohíbe el uso de la palabra “leche” para designar a las bebidas vegetales. Se pueden utilizar para casos excepcionales cuando el bebé no puede tomar leche materna y sufre de intolerancia o alergia a las proteínas de leche animal.

¿Cómo saber elegir la alternativa adecuada?

Como hablamos, la lactancia materna siempre es y será la mejor opción de alimentación. Pero si no es posible lo ideal es buscar otro producto que sea natural y que requiera la menor modificación posible pues querrá decir que es más similar y conservará mejor sus componentes naturales.

Entre las diferentes alternativas que nos ofrece el mercado podemos encontrar:

  • Fórmulas a base de leche de Vaca. Es la más comúnmente usada por ser la que se produce en mayor cantidad. Su proceso de adaptación es más complejo que con la leche de cabra, pero mucho menor que con las de origen vegetal. Para adaptar la leche de vaca como Fórmula Infantil se requiere separar el suero de la leche, procesar las proteínas para hacerlas más digeribles y menos alergénicas; equilibrar otros componentes para adecuar las proporciones a las de la leche materna y cambiar el ácido palmítico en su forma original por otra más digerible.
  • Fórmulas a base de leche de Cabra. Por su modo de secreción y su composición es la más parecida a la leche materna. No hay tantas alternativas en el mercado porque no se produce en grandes cantidades pero podemos encontrar marcas como Capricare. Su proceso de adaptación como Fórmula Infantil es más simple: Se deshidrata para convertirla en leche en polvo y se añaden algunos nutrientes necesarios para garantizar la nutrición adecuada. Esta adaptación es más simple porque los principales problemas de tolerancia que pueden surgir la leche de cabra son menores que con otras opciones:
  1. Alergia a proteínas. La proteína presente en la leche animal que más alergias causa es la S1 Caseína. La leche de cabra contiene 20 veces menos que la de vaca.
  2. La grasa de la leche de cabra es más digerible evitando problemas como estreñimiento y reflujo más frecuente con la de vaca.
Leche Materna
  • Bebidas vegetales como la de Arroz o Soja. Como hemos visto no puede considerarse leche. Por ello el proceso de adaptación es mucho más complejo. Puede ser una alternativa especial para aquellos en que no hay leche materna y las de origen animal no son toleradas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios