Publicidad

¿Y si convertimos el almacenaje en un juego? 10 claves para que tu peque aprenda a ordenar su propio cuarto

¿Y si convertimos el almacenaje en un juego? 10 claves para que tu peque aprenda a ordenar su propio cuarto
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

¿Recuerdas cuando Mary Poppins ponía a los niños a ordenar la habitación al ritmo de ‘Un poco de azúcar’? Seguro que en más de una ocasión has pensado que, en cuestión de orden, todo funcionaría mejor con esos poderes mágicos que todo lo doblan y todo lo cierran. Sin embargo, con un poco de ingenio, el mobiliario adecuado y la dosis correcta de creatividad, podemos hacer que nuestros peques adquieran buenos hábitos y aprendan a mantener un estilo de vida ordenado.

A medida que nuestros hijos van creciendo (pasa más rápido de lo que imaginas), su dormitorio va adquiriendo cada vez más personalidad a través de objetos como juguetes, libros, manualidades o ropa. Las primeras etapas de la vida son cruciales para enseñar a los peques a ser responsables de su propio espacio y a implicarse en las tareas de organización.

Infografia Ikea Dormitorio Evolutivo Cambios Min

Las muchas posibilidades de almacenaje y funcionalidad que ofrecen las novedades de IKEA nos pueden ayudar con esta labor. Su colección SMÅSTAD, pensada precisamente para el dormitorio y las necesidades de los más peques, puede ayudarnos a convertir la organización en todo un juego. Con la ayuda de sus módulos de almacenamiento, estanterías y alternativas para mantener todo en su sitio, aquí van 10 ideas y consejos para invitar a los niños a organizar su espacio de la forma más divertida.

1. Partir siempre de un entorno ordenado

Armario Estanteria Smastad Ikea

Puede parecer una obviedad, pero los peques lo perciben todo desde sus primeros días de vida. Si no mantenemos cierto control sobre los objetos que almacenamos en cada sitio, difícilmente entenderán la tarea de ordenar como algo habitual y necesario. Estructuras completas como la combinación de armario y estantería SMÅSTAD / PLATSA (426€) son excelentes soluciones para definir bien dónde queremos guardar cada cosa.

En los primeros años de vida serán toallas, ropita, sábanas de cuna y material para el bebé, pero cuando menos te lo esperes llegarán las manualidades, los juguetes y aumentará su colección de ropa, así que mejor si lo vamos definiendo todo lo antes posible.

2. Música para organizar

Este es uno de los métodos más utilizados en guarderías y colegios. No es necesario escoger precisamente ‘Un poco de azúcar’, pero sí que podemos decir a los peques que vamos a poner “la canción de ordenar” o cantar con ellos alguna en especial para que se pongan manos a la obra.

Podemos empezar animándolos a que dejen su espacio de trabajo en perfectas condiciones. Con el escritorio SMÅSTAD (141€) podrán determinar compartimentos para cada cosa, como los cajones para guardar juguetes, objetos para hacer manualidades o material escolar; y los estantes que quedan a la vista para libros o para sus peluches favoritos.

3. Para usar otro juguete, guardamos el primero

Banco Almacenaje Juguetes Ikea

Con los peques funciona muy bien la técnica de ordenar como parte del juego. Por ejemplo, si son de los que crean aventuras en cualquier lugar, el banco con almacenaje SMÅSTAD de IKEA(161€), puede funcionar como escenario para sus historietas entre dinosaurios, bailarinas, coches o animales, o simplemente como un espacio en el que sentarse a leer un cuento. Su amplio cajón nos ayudará también a poner en práctica una premisa muy efectiva: para usar un nuevo juguete, tenemos que guardar siempre el que estábamos usando. Nunca falla.

4. ¿Hacemos un doblador de ropa?

Con un poco de cartón, como el de las cajas donde llegan las novedades de IKEA a casa, podemos fabricar una estructura para doblar la ropa. Solo tenemos que utilizar un rectángulo de cartón, dividirlo en tres partes, hacer dos cortes longitudinales (desde el extremo hasta la mitad) y luego hacer una doblez con el cuadrado del centro.

Tiene múltiples usos, aunque el más habitual es extender una camiseta, doblar primero las mangas con los laterales y, por último, usar el módulo central para doblar también la camiseta a la mitad. Se convertirá en todo un pretexto para divertirse y entretenerse.

5. Todo a su lugar

Portaetiquetas Ropa Ikea

Una idea muy buena para organizar los cajones e ir trabajando su comprensión semántica es utilizar los portaetiquetas HÄNGIG (3€/5 uds.). Con ellas se puede delimitar dónde van los pantalones, las camisetas, la ropa interior o los juguetes, pero también les haremos partícipes en el proceso de ordenado. Además, las etiquetas de papel incluidas se pueden modificar con rotuladores y lápices de colores, incluso se pueden acompañar con el nombre escrito para que vayan desarrollando poco a poco sus capacidades de lectoescritura.

6. Fomentar hábitos nada más llegar a casa

Novedades Ikea Ganchos

En muchos hogares es habitual tener unos hábitos de llegada, como dejar los zapatos en la entrada y sustituirlos por zapatillas de estar por casa para mantener las estancias más limpias. Con los peques podemos hacer algo parecido en sus propias habitaciones con la ropa de abrigo que utilizan a diario. Los ganchos LÄTTHET de IKEA (2€/2 uds.) serán suficientes para colgar la chaqueta y la bufanda al llegar, pero también para tenerlos a mano antes de volver a salir a la calle.

7. Juegos por colores

Relacionar conceptos es también muy importante en edades tempranas, por eso es recomendable hacer que ellos mismos sean capaces de crear su propio orden. Por ejemplo, con un juguete de muchas piezas, podemos invitar a nuestros hijos a que vayan guardándolos por colores. Cuando se den cuenta, todo volverá a estar en su sitio y la experiencia será gratificante y divertida.

En cuestión de ropa, los cestos de rejilla KONSTRUERA (4€) funcionan bien para hacer una clasificación por colores, porque dejan ver perfectamente qué se encuentra en su interior. De hecho, también podemos jugar al ‘veo veo’ y hacer que coloquen cada objeto en su sitio a medida que lo adivinen.

8. Listas de tareas para organizar su tiempo

Smastad armario Corcho

La organización del tiempo también es una forma de ordenar el día a día de los peques. El acabado en corcho en las puertas del armario SMÅSTAD / PLATSA (180€) es muy interesante para crear listas de tareas sencillas, con labores como hacer los deberes, lavarse los dientes o colocar los juguetes. El mismo armario está también disponible con puertas de pizarra, perfectas para ir tachando puntos de su agenda e ir creando sus rutinas personales.

9. Evitemos los retos de rapidez, sobre todo entre hermanos

Aunque competir no tiene nada de malo, nuestros hijos se pueden llevar una idea equivocada cuando les ponemos a hacer una carrera por el orden. Es preferible que entiendan los conceptos y adquieran el hábito, a que se queden con la idea de que solo hay que organizar la habitación cuando hay un incentivo detrás. Es mejor fomentar la colaboración y la diversión entre hermanos, de forma que vean que entre varios se consiguen resultados mejores y más rápidos.

10. Presta atención a los acabados y pomos

Novedades Ikea Begripa Tirador

Fomentar el orden entre los peques es fundamental, pero es importante que se haga en un entorno completamente seguro. Toda la gama SMÅSTAD, disponible en las novedades de IKEA, ha sido pensada precisamente para evitar sustos, con esquinas redondeadas en todos los módulos de almacenamiento o con bisagras de cierre suaves, como las HJÄLPA (2€).

También son interesantes sus múltiples pomos y tiradores, de acabado ergonómico, aptos para cualquier decoración y pensados precisamente para evitar accidentes como golpes repentinos a la hora de ordenar. Desde luego, cuando la organización es todo un juego, nada como estar tranquilos y saber que nuestros peques van a disfrutar y aprender sin ningún tipo de riesgo.

Imágenes | IKEA

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios