Más allá del color y el diseño: siete claves para elegir una nueva mochila esta vuelta al cole

Más allá del color y el diseño: siete claves para elegir una nueva mochila esta vuelta al cole
Sin comentarios

Si hay un elemento con el que identificamos la vuelta al cole ese es la mochila. Porque, desde el principio, es el complemento indispensable para que los peques lleven todo lo necesario, tanto en su etapa en la guardería como ya en el colegio. Normalmente es un accesorio que les hace mucha ilusión estrenar e incluso elegir, aunque si nos dejamos llevar solo por el atractivo del diseño puede que cometamos un error.

Y es que, a la hora de escoger la mochila para la vuelta al cole, debemos tener en cuenta una serie de factores: materiales, adaptabilidad, tamaño, edad, características y un sinfín de detalles que marcarán la diferencia. Detalles como los que recopilamos a continuación, en esta guía para elegir mochila en la vuela al cole.

El diseño

Aunque no es lo más importante a la hora de elegir la mochila del niño, para ellos será el aspecto más fundamental. Y es que el diseño debe conquistarles para que ir al cole cada mañana sea mucho más ilusionante. De hecho, es un aspecto que cobra mucha importancia de cara a los grandes hitos, como el primer día de cole, cuando todo son cambios y algunos niños se sienten aún inseguros. Lo afrontarán de otra manera con una mochila atractiva, ¡especialmente si han participado en su elección!

Por eso, optar por estampados con sus personajes o motivos favoritos siempre será una apuesta segura. Si además se trata de un diseño personalizado con su nombre, como en el caso de las mochilas de Tutete, les encantará.

El tamaño de la mochila

A la hora de encontrar la más adecuada, deberíamos guiarnos por la etapa a la que está destinada así como el tamaño del niño, que puede variar mucho a ciertas edades. Lo primero que debemos hacer es medir la espalda del niño y compararla con la medida de la mochila. Como norma general, es recomendable que al colgarla de sus hombros quede a la altura de la cintura (como mucho, unos cuatro dedos por debajo) y nunca asome por encima de los hombros. En este sentido, hay que tener en cuenta que será necesario adaptar las asas al niño para comprobar si el tamaño es el adecuado.

En Tutete encontrarás dos medidas estándar: mochilas de hasta 28 cm y mochilas de más de 36 cm, correspondientes a modelos de preescolar o mochilas escolares, respectivamente. Por ejemplo, para los niños de entre 5 y 8 años, lo ideal es que mida unos 38 centímetros, mientras que para los que tienen entre 9 y 12 años, lo adecuado es una mochila de entre 40 y 42 centímetros.

La importancia del peso

Sobre todo en niños mayores que tengan que acarrear libros y cuadernos, es muy importante escoger un modelo apropiado para ese peso. Por un lado, debemos fijarnos en la resistencia tanto de los materiales como de las costuras, de forma que cuenten con la calidad necesaria para que el diseño resulte seguro y soporte el peso requerido. Al fin y al cabo, necesitamos que la mochila dure todo el curso.

Por otra parte, nunca está demás comprobar el peso de la mochila vacía, para comprobar que sea ligera y no añade carga adicional a la espalda del niño.

No obstante, las recomendaciones señalan que la mochila cargada no debería superar el 10% del peso del niño para que resulte saludable y respetuoso con su espalda.

El tipo de mochila

Según las necesidades del niño, nos interesará una mochila u otra. Las mochilas a la espalda son las más clásicas y versátiles, aunque otros diseños pueden resultar más apropiados en función del fin para el que se utilicen.

Mochilas de guardería

Su primera mochila de guardería ha de ser ligera, para que la puedan llevar cuando empiecen a ser capaces, y de pequeño tamaño, ya que apenas necesitarán transportar alguna muda y accesorios como chupetes o biberones para su día a día fuera de casa. En este tipo de mochila, un diseño simpático como los que encontramos en Tutete conquistará a peques y mayores..

Mochilas de preescolar

Para sus primeros años en el cole, bastará con una mochila de tamaño medio que les sirva para transportar a diario su caja de almuerzo y una botella. Para ello, los diseños de mochilas de preescolar de Tutete son perfectos, porque cuentan con bolsillos de rejilla laterales. ¡Así nunca la perderán ni se mojará nada del interior si la dejan mal cerrada! Además, incorporan una práctica asa superior para que los peques puedan tener autonomía a la hora de colgar la mochila en la percha.

Mochilas escolares

Son esas mochilas con un tamaño ideal para que nuestros pequeños colegiales lleven libros y cuadernos en su interior. Resultan muy prácticos los modelos con compartimentos que les permiten llevar material de papelería, pañuelos o algo de dinero en caso de que sea necesario. Es el caso de las mochilas escolares de Tutete, que además cuentan con dos compartimentos diferenciados (para separar el almuerzo y el material escolar, por ejemplo), tirantes ajustables y acolchados, broche en el pecho para mayor comodidad y cremalleras de fácil apertura.

Mochilas-saco

Son mochilas más sencillas con un sistema de cierre por correas que podrán manejar ellos mismos desde que se estrenan en el cole. De hecho, en muchos centros escolares las sugieren para los niños que se estrenan en el curso de 3-4 años. Las mochilas-saco de Tutete cuentan igualmente con un asa superior para colgarlas en la percha, así como un bolsillo exterior para pequeñas cosas que no queremos que se pierdan.

Bolsas de deporte

Las bolsas de deporte son ideales para transportar todo lo necesario para las extraescolares, pero además las podrán aprovechar para excursiones, viajes de fin de semana o cuando vaya a dormir a casa de algún amigo.

Las características

En primer lugar, debemos fijarnos en las asas de la mochila. Son preferibles las asas anchas y acolchadas, para que repartan bien el peso entre los hombros y no se claven al colgar la mochila. También deben ser regulables para que se puedan adaptar a la altura del niño. ¡Pueden pegar un buen estirón a lo largo del curso! Asimismo, si la mochila cuenta con un clip de sujeción al pecho, será más segura.

Además del exterior, siempre conviene tener en cuenta el interior de la mochila. ¿Tiene compartimentos? Siempre será más cómoda y útil si cuenta con ellos, porque tendrán los elementos de pequeño tamaño a mano y bajo control en todo momento. Así no se perderán en el fondo de la mochila cuando lleven libros u objetos más grandes. Si además cuenta con bolsillos laterales para transportar botellas, mejor que mejor.

También es preferible que la mochila pueda adaptarse a un carrito si en algún momento es necesario, bien por necesidades del niño, o bien por recomendación del centro escolar.

Los materiales

Guia Elegir Mochila Vuelta Cole Tutete 10

Además de que sean resistentes e impermeables, muchos padres valoran hoy en día que las mochilas estén confeccionadas con materiales sostenibles. Es el caso de las nuevas colecciones de Tutete, elaboradas con materiales respetuosos con el medio ambiente que además garantizan una alta calidad y confort para el niño.

Los complementos

Además de la mochila, desde bien pequeños, hay complementos que no pueden faltar, como el babero de silicona recogemigas para la guarde; la fiambrera y la botella, para los almuerzos a media mañana en el cole; el babi para los más pequeños o los estuches, para los que manejan más material escolar. También resultan interesantes las bolsas térmicas para conservar en perfecto estado el almuerzo o la merienda.

Lo mejor es que en la colección de vuelta al cole de Tutete podemos encontrar todos estos complementos para equipar por completo a los peques de la casa con los diseños más bonitos y la posibilidad de personalizarlos. Así, nada se perderá y nuestros hijos podrán disfrutar de un material creado específicamente para ellos.

En Tutete disponen de una colección tan variada y con diseños tan bien pensados (siempre teniendo en cuenta las sugerencias de los que más saben, los papás y mamás), que nos será muy difícil decidir con qué nos quedamos en esta vuelta al cole.

Inicio