Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

El sueño reparador, tan necesario como el alimento

Comentar
El sueño reparador, tan necesario como el alimento

Dormir es una de las principales actividades que hace tu bebé cuando acaba de nacer. De recién nacido, tu bebé duerme entre 20 y 22 horas diarias, cuando alcance los 6 meses su descanso se reducirá a entre 15 y 16 horas, y al cumplir un añito tu pequeño empleará entre 13 y 14 horas al día para reponer fuerzas mediante el sueño.

Esa es la función primordial del sueño: reparar el desgaste producido por las actividades que lleva a cabo y permitir que tu niño siga creciendo. Cuando tu bebé acaba de nacer, su ritmo de crecimiento es agotador y por eso necesita dormir tanto. A medida que va creciendo, ese ritmo se ralentiza un poco, y además tu bebé cuenta con más energía para hacer frente a las demandas que le exige su propio crecimiento.

El crecimiento de tu bebé y los progresos que haga dependen en buena medida tanto de la alimentación que reciba como de su descanso . Por eso es importantísimo que su sueño sea dulce y placentero.

Leer más »

Cuando el niño imita y aprende

Comentar
Cuando el niño imita y aprende

Entre los 6 y los 36 meses, tu hijo pasará de ser un bebé a ser un niño que comenzará a valerse por sí mismo. El desarrollo de sus capacidades motoras irá unido a un imparable aumento en sus ganas de recorrer el mundo, experimentar y compartir sus progresos con los demás.

El juego es el mejor medio que tiene para aprender. Con cada actividad avanza un paso, y durante esta larga etapa los pasos que dará sentarán la base de su desarrollo cognitivo y también psicomotriz.

A partir de los 6 meses, la vida de tu hijo va a enriquecerse gracias al juego de imitación, una poderosa herramienta con la que aprenderá cómo funciona el mundo que tanto le apasiona, cómo se desarrollan las actividades que realizan los demás y cómo se comunican las ideas entre las personas.

Leer más »

Publicidad

La aventura de explorar el mundo

Comentar
La aventura de explorar el mundo

A partir de los 2 años, tu hijo deja de ser un bebé y sigue consolidando sus progresos en el control de la postura y del equilibrio. Su principal diversión ahora es corretear por todas partes. Quiere moverse, saltar y dar rienda suelta a sus incansables ganas de explorar el mundo. Para él, todo es una fantástica aventura que le permite divertirse a la vez que desarrolla su coordinación psicofísica (no sé a qué os referís pero este concepto no lo hemos usado nunca en nuestros juguetes ni en las descripciones de las etapas de desarrollo de niños, no creemos que las madres lo entiendan, usad algo más familiar o explicadlo mejor). Además, aumenta su habilidad manual, ya comienza a abrir y cerrar frascos y botellas a rosca, y cada vez tendrá mayor precisión para abrochar y desabrochar.

Ya habla con una buena colección de palabras, emplea contrucciones más elaboradas que las holofrases (de nuevo, no es un concepto apto para madres, no lo van a entender) y le gusta contar sus descubrimientos Poco a poco, va ganando vocabulario y va entrando en el juego de la conversación, haciendo preguntas y atendiendo a las respuestas que le das.

Leer más »

Aprendiendo a convivir con los demás

Comentar
Aprendiendo a convivir con los demás

¡18 meses ya! A esta edad, tu pequeño esboza sus primeros discursos con frases de una o dos palabras, que pronto serán tres o cuatro, y su vocabulario irá aumentando a medida que vea que conversando aprende un montón de cosas nuevas.

Además, su imaginación comienza a despertarse y pronto verás que es capaz de pensar en cosas que no están allí, y que aprende a buscar objetos escondidos hasta encontrarlos.

Pero si hay un rasgo característico de tu niño a estas alturas de su vida, es que... ¡no hay quien le pare! Además de la curiosidad natural del pequeño, ahora ya domina su propia movilidad y todo lo que le rodea le llama la atención y quiere verlo y tocarlo.

Se arrastra y gatea de forma incansable, intenta ponerse de pie una y otra vez, es capaz de deducir que empleando un objeto como herramienta puede llegar hasta otro, a partir de esta edad todo en tu hijo es... ¡una revolución! Todo le fascina, todo le hace estar despierto, necesita mucha, mucha acción y movimiento.

Leer más »

A explorar el mundo... ¡caminando!

Comentar
A explorar el mundo... ¡caminando!

De los 6 a los 36 meses, a tu bebé le entran las ganas de ver mundo. Su espíritu explorador le empuja a moverse para descubrir todo lo que hay a su alrededor, y poco a poco va adquiriendo algunas de las capacidades psicomotoras que le permitirán jugar a ver qué hay más allá de las cosas que tiene cerca.

Además, cada día mejora su motricidad fina y se interesa por mover objetos mientras observa qué sucede, y pronto verás que la magia de la relación causa-efecto le mantiene entretenido durante largos ratos.

El sentido auditivo de tu bebé también está progresando, y ya juega a tararear melodías porque las notas musicales le fascinan. Tanto, que la música se convertirá en una puerta abierta para su aprendizaje de la comunicación.

Para ayudar a tu pequeño en todas estas tareas, el Andador Activity Musical de Fisher-Price le acompañará en sus primeros pasos con una alegre música que estimulará su desarrollo cognitivo.

Además, con las actividades del Andador Activity Musical tu bebé jugará a establecer relaciones de causa-efecto, pondrá a prueba sus manitas y aprenderá a mantener el equilibrio

El Andador Activity Musical tiene una amplia base y una gran asa para que tu bebé se sienta cómodo y seguro al empezar a dar sus primeros pasos.

Puedes ver el Andador Activity Musical, con sus actividades, en la videogalería de Fisher-Price, dentro del apartado “¡Vamos a movernos!”

En el espacio Fisher Price

Leer más »

Aprendiendo a decir “mesa”, “silla”, “table” y “chair”

Comentar
Aprendiendo a decir “mesa”, “silla”, “table” y “chair”

Alrededor de los 6 meses, tu hijo comienza a desarrollar sus habilidades comunicativas y las pone en práctica en cuanto tiene ocasión. Le encanta ver que el mundo que le rodea es interactivo y que él puede desencadenar acciones con la magia de su voz.

Pronto comenzará a balbucear y a prestar mucha atención a las palabras que le dedicas. Se esforzará en imitarte y así se adentrará en el mundo de la comunicación, que le entusiasmará. Este es un aprendizaje que ya no abandonará, y por eso la base que siente desde este momento hasta la edad preescolar será importante para su desarrollo.

Poco a poco pasará de la repetición de los sonidos que escucha a improvisar sus propias sílabas y sus propias entonaciones. Verás que pasa ratos enteros componiendo divertidas melodías para su propio disfrute, y comprobarás que se lo pasa bomba con su voz.

Leer más »

Publicidad

Más allá de los 3 años, el aprendizaje continúa

3 Comentarios
Más allá de los 3 años, el aprendizaje continúa

La edad de los 3 años es una de las grandes fronteras que superará tu hijo en su desarrollo. A partir de ese momento, querrá hacerlo todo por sí mismo y desbordará imaginación, lo que le ayudará en su desarrollo además de divertirle.

Comienza una fase en la que tu hijo ya se siente mayor, empieza a jugar solito y disfruta afinando su sentido del tacto. Le vuelven loco las cremalleras, los botones y los cordones de los zapatos, por eso querrá empezar a vestirse solo.

Además, le gusta mucho emplear sus habilidades manuales para dibujar formas cada vez más elaboradas, lo que le permite dar rienda suelta a su creatividad. Y como la creatividad es la forma más libre de expresión, ser creativo ayudará a consolidar la salud emocional de tu hijo y le permitirá esforzarse en mejorar, ya que percibirá sus obras como un reto continuo.

Leer más »

¡Adiós a los actos reflejos y a por el control de los movimientos!

Comentar
¡Adiós a los actos reflejos y a por el control de los movimientos!

¡Ya tiene 6 meses! Alrededor de esta edad, tu bebé va dejando atrás esa etapa inicial en la que sus movimientos eran en buena parte actos reflejos. ¿Recuerdas cuando le ponías un dedo en la palma de su manita y la cerraba?

Ahora se divierte abriendo y cerrando las manitas a voluntad, coge objetos y los lanza, probando sus músculos y observando que todas las cosas que ocurren a su alrededor suceden por un motivo. Esto es muy importante: tu hijo está aprendiendo la relación causa-efecto.

Como es muy curioso, explora todo lo que encuentra a su alrededor, y se esfuerza por controlar sus movimientos con mayor precisión cada vez, porque de lo contrario no consigue lo que quiere. Poco a poco se va dando cuenta de que tiene que esforzarse para lograr sus metas.

Pero el esfuerzo no está reñido con la diversión, y eso tu hijo lo ha entendido ya, de manera que disfrutará aprendiendo con cada nuevo reto que se le plantee.

Los Bloques infantiles de Fisher-Price son unos divertidos bloques que ayudan a tu bebé a desarrollar la coordinación visual-manual, le enseñan las formas y colores y aumentan su capacidad de razonamiento.

A esta edad, tu hijo comienza a desarrollar su capacidad de resolución de problemas, y los Bloques infantiles le plantearán nuevos retos, lo que sin duda le entusiasmará.

Puedes ver en acción los Bloques infantiles en la videogalería de Fisher-Price, dentro del apartado “¡Vamos a explorar!”

Leer más »

Con 6 meses, aprendiendo a resolver problemas

Comentar
Con 6 meses, aprendiendo a resolver problemas

A los 6 meses, tu bebé comienza la difícil tarea de comprender el mundo que le rodea. Poco a poco se da cuenta de que siempre hay algo nuevo por descubrir y se le empiezan a presentar nuevos retos, nuevos misterios, nuevas aventuras.

Mueve las manitas cada vez con mayor precisión, es capaz de coger objetos y manipularlos con un poquito de torpeza al principio y con total destreza al cabo de unos meses,, y los objetos que encuentra al explorar su entorno se convierten en excelentes bancos de pruebas para sus habilidades manuales.

Poco a poco, tu hijo se inicia en el camino del lenguaje y cualquier sonido que le resulte agradable le ayudará en su desarrollo. Pronto dirá sus primeras palabras y será capaz de identificar mensajes sencillos como “toma” y “dame”.

El desarrollo de tu bebé es un proceso que evoluciona con el tiempo y en cualquier caso, siempre es bueno que practique todas esas nuevas capacidades que va adquiriendo con divertidos juguetes que le ayuden a crecer.

Juguetes como el “Caracol bloques y música” de Fisher-Price ayudarán a tu bebé en muchas facetas: estimularán su interés por la experimentación, así como su creatividad y sus capacidades intelectuales, al proponerle situaciones con las que tu hijo aprenderá la magia de la relación causa-efecto.

También le servirá para ganar en aumentar la coordinación manual, la agudeza visual y la capacidad de resolución de problemas, con los bloques de diferentes formas y colores que pronto aprenderá a apilar y a encajar de maneras distintas.

Además, como el “Caracol bloques y música” de Fisher-Price reproduce una alegre melodía cuando se balancea, estimulará el desarrollo de las capacidades auditivas, musicales y comunicativas de tu bebé.

Puedes ver el “Caracol bloques y música” en movimiento en la videogalería de Fisher-Price, dentro del apartado “¡Vamos a explorar!”

Leer más »

El bebé explorador y sus inquietas manos

Comentar
El bebé explorador y sus inquietas manos

Los 6 meses marcan un antes y un después en el desarrollo de tu bebé. Aunque cada niño es un mundo, se suele decir que es en este momento cuando el bebé adquiere algunas de las capacidades psicomotoras y visuales que le van a permitir explorar el apasionante mundo que lo rodea.

Ya ha aprendido a mantenerse sentado un tiempo y comienza a moverse de aquí a allá arrastrándose. Además, empieza a abrir las manitas y poco a poco irá desarrollando la capacidad de agarrar objetos y se llevará a la boca cualquier juguete que llame su atención, para explorarlo.

En poco tiempo, verás cómo empieza a pasarse los objetos de una mano a otra. Y también es a esta edad cuando comienza a comprender, fruto de sus exploraciones, que las cosas que quedan fuera de su campo visual... ¡siguen ahí cuando se vuelve para mirarlas!

De todas formas, insistimos, como cada bebé es diferente, si a los 6 meses tu hijo aún no ha aprendido a sentarse, no hay que asustarse. Eso sí, es buena idea que practique las nuevas habilidades que está desarrollando con juguetes que le diviertan.

Juguetes como la Pirámide balanceante de Fisher-Price estimularán a tu pequeño en varios sentidos. Podrá practicar eso tan divertido de sentarse para jugar, y además desarrollará algunos mecanismos básicos para esta etapa de su desarrollo, como la relación causa-efecto, que le ayudará a comprender mejor el entorno que lo rodea.

Por otra parte, a partir de este momento se dará cuenta de que los objetos de su entorno son muy variados, y aquí entra la importancia de los colores, las formas y los tamaños. La Pirámide balanceante de Fisher-Price, con sus toques brillantes y sus bolitas de colores, fascinará a tu bebé y le ayudará en su desarrollo.

Además, en parte por su afán explorador y en parte porque le divierte más arrojar los objetos que recogerlos, las piezas de la Pirámide balanceante de Fisher-Price le invitarán a moverse por toda la zona de juego, desarrollando así la motricidad, y le estimularán para que empiece a gatear.

Puedes ver la Pirámide Balanceante en movimiento en la videogalería de Fisher-Price , en el apartado "¡Vamos a explorar!"

Leer más »