Compartir
Publicidad
Publicidad

Aprender a andar

Aprender a andar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

De los 10 a los 12 meses hay muchos niños que logran ponerse de pie, intentan también avanzar apoyándose en algún mueble, pueden pasar varias semanas hasta que por fin consiga desplazarse sin ayuda.

Para favorecer este aprendizaje, los padres pueden proporcionarle un espacio amplio y seguro donde tenga esa libertad para poder practicar su nueva habilidad, aprender a andar. Si tarda más de la cuenta en aprender, no hay que preocuparse, ya que cada niño evoluciona a su ritmo.

Los padres son su principal ayuda para aprender a andar. Enséñale a mantenerse recto sobre tus piernas, con la tranquilidad de que si se cansa, los brazos de la madre/padre le acogerán.

Andar descalzo, asido por una mano ayuda a estimular la capacidad de agarre de los dedos. Si hace frío, recuerda ponerle calcetines antideslizantes. Es bueno que camine por superfícies irregulares como la arena, la hierba... Cuando se estira para alcanzar su juguete favorito que está sobre un mueble, el niño se pone de pie casi sin darse cuenta. No debemos quitarle ojo en esta ardua tarea, interviniendo ante el peligro de caída o echarle una mano si vemos que se cansa.

Los niños dan sus primeros pasos sujetándose a los muebles, por lo tanto, debemos retirar de su camino los que puedan volcarse fácilmente.

Más información | Mundopadres

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos