Compartir
Publicidad
Publicidad

Primero los niños, luego los fumadores

Primero los niños, luego los fumadores
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Al fin, por el bien de todos, se acabaron los malos humos en bares, restaurantes y demás sitios públicos. Los niños agradecidos, hasta cierto punto.

Los niños son los fumadores pasivos más perjudicados por el humo del tabaco. Algo hemos avanzado. La nueva ley que entró ayer en vigor prohíbe el tabaco en casi todos los lugares públicos, lo cual seguramente reducirá el consumo y los pequeños se verán menos afectados.

Pero aún quedan dos puntos débiles en contra de la protección de los niños y los no fumadores en general, que no acaban de cerrarme.

El primero es que sean los propietarios de los bares y restaurantes de menos de 100 metros cuadrados quienes decidan si se puede fumar o no dentro del local. ¿Cuántos creen que decidirán no permitir fumar? Menos que los que permitirán fumar, seguro. Por otro lado, en el caso de permitir fumar, se prohíbe la entrada de menores de edad a bares y restaurantes. ¿Y si quiero tomarme un café en el bar con mi hijo, qué hago?

Entiendo todas las posturas, la del propietario, el cliente y el fumador. Pero creo que por encima de todo está primero el derecho de los niños a no ser intoxicados.

Más información | 20minutos.es

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos