Publicidad

Los niños y adolescentes son menos vulnerables al coronavirus, pero son más propensos a transmitirlo en el hogar

Los niños y adolescentes son menos vulnerables al coronavirus, pero son más propensos a transmitirlo en el hogar
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Aunque se sabe que los niños son menos susceptibles a sufrir las consecuencias graves de la Covid-19 que los adultos, su capacidad para infectar a su familia conviviente en la misma casa, no está clara. Sin embargo, conocerlo es muy importante para saber cómo prevenir la transmisión del SRAS-CoV-2 en los colegios y las casas.

Ese era el propósito de un gran estudio retrospectivo realizado por científicos de China y Estados Unidos, en los hogares de Wuhan. Publicado en la prestigiosa revista The Lancet, descubrió que los niños y los adolescentes eran menos vulnerables a la infección que los mayores de 20 años, pero más propensos a transmitirla a otros.

Los bebés y los mayores de 60 años son los más vulnerables

Esta investigación incluyó a 20.000 familias de Wuhan, el epicentro de la primera ola de este coronavirus: a los hogares de todos los casos de Covid-19 confirmados por laboratorio o clínicamente y a los casos asintomáticas de coronavirus confirmadas por laboratorio, identificadas por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Wuhan entre el 2 de diciembre de 2019 y el 18 de abril de 2020.

Su propósito, conocer la transmisibilidad en la familia del coronavirus y los factores de riesgo asociados a la infección, así como saber qué personas son más susceptibles a contagiarse.

Los resultados de este estudio arrojan estos resultados muy esclarecedores:

  • Las personas mayores de 60 años son los más vulnerables a la infección por el SARS-CoV-2.

  • Los bebés de cero a un año tienen un mayor riesgo de infectarse que los niños de 2 a 12 años.

  • Los niños y adolescentes menores de 20 años tenían más probabilidades de infectar a otros que los adultos de 60 años o más.

  • Los pacientes asintomáticos son mucho menos propensos a infectar a otros que los casos sintomáticos.

  • Las personas sintomáticas tienen más facilidad para contagiar a otros antes de la aparición de los síntomas que después.

El estudio demostró que los casos asintomáticos también son menos infecciosos que los que presentan síntomas de Covid-19.

Los investigadores explican la importancia de estas conclusiones para controlar la propagación del virus:

"La elevada infectividad de los niños infectados por el SARS-CoV-2 pone de manifiesto la necesidad de planificar cuidadosamente la apertura de los centros escolares".

Pero hay más: "la vulnerabilidad de los bebés al virus apoya la idea de que los cuidadores de los niños tengan prioridad para vacunarse".

Concluye el equipo de investigadores:

"cuando sea factible, se podrían aislar los casos y poner en cuarentena a los contactos familiares fuera de sus hogares para prevenir la transmisión en el hogar, especialmente cuando son presintomáticos".

Vía | News Medical Life Sciences

En Bebés y Más | La nueva cepa de la Covid-19 procedente de Londres se propaga más entre los niños y adolescentes, Cómo saber si mi hijo ha pasado el Coronavirus y otras preocupaciones de los padres

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio