Compartir
Publicidad
Publicidad

Evitar gérmenes peligrosos

Evitar gérmenes peligrosos
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sabemos que no podemos mantener un ambiente estéril para el bebé, tampoco es aconsejable, pero sí es importante tomar una serie de medidas higiénicas adecuadas para que estén preservados de contagios.

En cuanto a la alimentación se refiere, la leche materna es la más idónea, ya que es estéril y proporciona anticuerpos a su organismo.

Si por el contrario toma biberón, debemos extremar la higiene. Lavarnos bien las manos antes de prepararles el alimento, fregar con agua caliente y jabón el biberón, la tetina y la rosca aclarándolos con abundante agua.

No aprovechar sobras de tomas anteriores, ya que la leche es un caldo de cultivo para infinidad de bacterias que se reproducen a gran velocidad con el calor.

chupetes_de_silicona.jpg
En cuanto a los juguetes y chupetes, ya sabemos que los juguetes suelen estar a menudo en el suelo, por tanto, es conveniente antes de ofrecérselos lavarlos con agua tibia.

Los chupetes y mordedores debemos tener siempre la precaución de que estén bien limpios, ya que estos van directamente a la boca del bebé. Por tanto si vemos que estos caen al suelo, no dudemos en lavarlos con agua y si es necesario utilizar jabón.

En cuanto a la ropa, toda ella debe estar sujeta a una especial atención. Sobre todo las prendas que entran directamente en contacto con la piel del bebé. Es mejor lavar sus prendas por separado y con un jabón neutro, aclarándolas muy bien.

ropa_bebe.jpg
Recuerda lavar la ropa nueva antes de estrenarla ya que pueden tener sustancias químicas y polvo.

Hay muchos posibles focos de infección muy cotidianos, la cocina, el baño, un animal de compañía, etc. Los restos de comida que suelen quedar en la encimera o en el fregadero, son los que pueden provocar gérmenes como la salmonela. Por tanto debemos limpiar muy bien los utensilios con los que preparamos la comida del bebé.

En el cuarto de baño suelen estar el cambiador y la bañera, se deben lavar con abundante agua despues de su uso. Recuerda tambien cambiar muy a menudo la esponja que utilizas para su higiene. El suelo del cuarto de baño quedará perfecto si lo fregamos siempre añadiendo un poco de lejía.

Con los animales, mejor que el bebé no los toque y mucho menos los bese. Los animales suelen ser portadores de gérmenes, a pesar de la confianza que nosotros tengamos en la limpieza del animal.

Consejos hay muchos y todas las medidas en cuanto a nuestro bebé se refiere serán pocas. Siempre debemos estar alerta por su bienestar.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos