Compartir
Publicidad

Misa para niños en la Parroquia de Guadalupe de Madrid

Misa para niños en la Parroquia de Guadalupe de Madrid
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 31 de octubre de 1982 el Papa Juan Pablo II visitó la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe de Madrid y presidió un acto eucarístico en la calle organizado por la Adoración Nocturna Española. Recuerdo que mis padres me llevaron en aquel año al evento y me sorprendí con la presencia del Papa, con la gran cantidad de gente que había y con la construcción de la Parroquia de Guadalupe.

El día 2 de octubre de 2011, 29 años después, he asistido a la misa para niños que abre la temporada 2011-2012 en esa Iglesia espectacular por fuera y especialmente por su interior. Y es que el altar elevado está rodeado de varias filas de bancos cambiando en altura facilitando la visión de la eucaristía. Nuestra hija hará la Primera Comunión el año 2012 y nos han recomendado que empecemos a ir a misa con ella.

Guadalupe

Lo primero que busqué en Twitter y en Google es si había misa para niños. En seguida me contestaron que sí, que la Parroquia de Guadalupe programaba misas para niños los domingos a las 12:00.

Así que allá que nos hemos ido a ver la eucaristía especialmente preparada para los niños. Me ha sorprendido la cantidad de peques que había en la Iglesia, muchos de ellos menores de cuatro años y ocupando los primeros bancos con su familia. La ceremonia duró cerca de una hora pero como estaba muy abierta a la participación y llena de actos para todos se nos pasó en un suspiro.

La misa no es diferente de otras eucaristías. Los tiempos están bien marcados pero se aprovechan algunos momentos para dar paso al coro, presentar las actividades de la ONG Dignidad y Solidaridad que colabora con la Parroquia, recibir las ofrendas de la Operación Kilo (llegué a contar más de 100 bolsas de comida) y sobre todo hacer participar a los críos.

Han llamado a los niños al altar en el momento previo a darnos la Paz, cuando se reza el Padre Nuestro. Ver a los peques en el altar rezando impresiona. Además les animaron a subir durante la Comunión a los que no había recibido el sacramento. Mi hija se fue para allá y le dijeron que Dios les quería. Durante la eucaristía se pueden seguir los cantos con un libro editado por la Parroquia con todas las canciones que dejan para los que quieran cantar.

Lo que menos nos ha gustado es que en algunos momentos no se oía demasiado bien y se perdía un poco el ritmo de la misa. Estoy seguro de que con el paso del tiempo se podrá resolver.

Más información | Parroquia de Guadalupe Imagen | Mattia Gentilini y Marcos López

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos