Compartir
Publicidad

¡Im-pre-sio-nan-te!

¡Im-pre-sio-nan-te!
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Es casi imposible diferenciar si el bebé es verdadero o falso salvo por su tamaño, lógico. Es obra de la artista Camilla Allen, quien con infinita paciencia da forma a estos mini bebés hiperrealistas hasta en los más mínimos detalles.

Son fabricados artesanalmente con arcilla y luego pintados a mano. El pelo está hecho con finas hebras de mohair inglés que reproducen perfectamente la pelusa de los bebés. Y no faltan detalles como pestañas, pliegues, ombligo y uñas minuciosamente esculpidos.

Con horas de concentración y la ayuda de pequeñas herramientas es capaz de transformar un trozo de arcilla en un perfecto bebé de menos de 10 cm de largo. Camille también fabrica bebés de silicona a tamaño real, pero no hace reproducciones a partir de fotos de bebés, dándole, si cabe, más mérito a su trabajo.

Las esculturas se pueden encargar por internet y recibirlas en cualquier parte del mundo por sumas que van desde los 135 dólares que cuesta el bebé de la foto hasta los 2000 dólares, dependiendo del tamaño y el material.

Web oficial | camilleallen.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos