Compartir
Publicidad

El tiempo de calidad

El tiempo de calidad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Lo más probable es hayan oído hablar del tiempo de calidad con respecto a los hijos. En muchos artículos sobre crianza, en muchas entrevistas a psicólogos habrán leído que a los niños no les hace falta que les dediquemos mucho tiempo, sino tiempo de calidad. Que más vale una hora estando por ellos que todo el día con ellos pero haciendo las labores de la casa.

Y, bueno, claro que esto último es verdad. Pero es una verdad incompleta, porque, sin cantidad, no hay tiempo de calidad.

Si apenas estamos con nuestros hijos, no podemos conocerlos. Lo decimos todos acerca de los adultos, cuando iniciamos una relación amorosa, ¿cómo no va a ocurrir igual con los niños? Además, no se pueden programar los buenos momentos, sólo los momentos de estar con ellos y por ellos.

Por supuesto que reclaman calidad. Mis hijos quieren que vea la televisión con ellos, no que simplemente esté a su lado, leyendo o cosiendo. Quieren compartir la actividad conmigo, para poder comentar, para sentir que estamos todos en el mismo barco. Pero, ¿cómo saber cuándo nos van a necesitar? Puedo reservar una hora para ellos, pero igual a esa hora prefieren jugar solos. O la pasamos discutiendo por algún problema.

Para conocer y tener una bonita relación con nuestros hijos necesitamos pasar mucho tiempo con ellos. Muchas madres que trabajan sólo en casa se encuentran agotadas, porque criar hijos es un duro trabajo y reclaman un tiempo para ellas mismas. Mucho tiempo con nuestros hijos no es todo el tiempo. Pero tampoco vale la horita de calidad, como nos quieren vender para que pasemos nuestra vida trabajando sin (tanto) complejo de culpa. Si nosotros dedicamos el grueso de nuestro tiempo a tareas o sustituimos la relación con ellos por regalos, ellos, siempre imitando, priorizarán otras cosas por encima de las relaciones humanas.

Creo que reforzar la relación con nuestros hijos no es una tarea más, es la más importante y no puede estar el medio de la lista. Claro que tenemos que trabajar, claro que no disponemos de todo el tiempo libre que nos gustaría, pero debemos priorizar lo que verdaderamente es importante en nuestras vidas.

Más información | Family Matters Parenting Magazine.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos