Compartir
Publicidad
Publicidad

El robot Cubestormer 3 hecho con piezas de Lego resuelve los cubos de Rubik en segundos

El robot Cubestormer 3 hecho con piezas de Lego resuelve los cubos de Rubik en segundos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El robot Cubestormer 3 hecho con piezas de Lego resuelve los cubos de Rubik en segundos. Aunque lo que realmente destaca en el vídeo que se ve más abajo son las caras que ponen los niños, durante la reciente exposición de Lego realizada en Copenhague hace unos días, cuando ven el Cubestormer 3 en acción. Y es que la combinación de la última tecnología de los robots, la lógica aplicada para resolver el puzzle, la tecnología Mindstorm de Lego y la cámara montada en un teléfono móvil equipado con Android se combinan de forma increíble para resolver el cubo.

Tengo algún cubo de Rubik guardado por casa y todavía me acuerdo de las combinaciones que había que aplicar para resolver el cubo según una serie de pasos muy sencillos. Estoy hablando de los años 80 cuando mi edad era similar a la que tenía mi hija en la actualidad. Después de tantos años lo que he ido viendo, en sitios como Microsiervos, es cómo los jóvenes resuelven los cubos en segundos y ahora también los robots los resuelven a toda velocidad moviendo sus mecanismos según le marca la visión de la cámara y la posición del cubo.

Se puede decir que este robot es el jugador, no humano, más rápido para resolver el cubo de Rubik en todo el mundo. Así que animamos a todos los jóvenes con amplios conocimientos de programación que se animen a resolver el cubo. En Microsiervos nos dicen que el robot resuelve el cubo en 3,60 segundos mientras que los humanos lo realizan en 5,66 segundos y que salvo que la combinación lo permita hacer menos de cinco segundos es prácticamente imposible.

El procedimiento o la rutina que sigue el robot es tomar fotografías de las caras del cubo con el smartphone Samsung Galaxy, envíar la información por Bluetooth al centro de control, calcular la solución posible y mover los brazos robóticos y así sucesivamente hasta la resolución final.

Un ejercicio impresionante de programación, de adaptación de las piezas de Lego, de uso de tecnología accesible para todo el mundo y sobre todo aprovechando las posibilidades que ofrece el cubo de Rubik que desde los años 80 ha sido un dinamizador para ayudarnos a pensar, memorizar, practicar y ahora también a programar robots.

Vía | Microsiervos Imagen | Julochka

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos