Compartir
Publicidad

El juego es la mejor actividad extraescolar según el Observatorio del Juego Infantil

El juego es la mejor actividad extraescolar según el Observatorio del Juego Infantil
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque aún estamos a finales de julio ya empezamos a escuchar noticias sobre la vuelta al cole (ropa, libros, etc.…), yo no hago mucho caso porque aún quedan muchas vacaciones y los niños se merecen disfrutarlas sin tener que pensar en el retorno a la escuela.

Puede que incluso alguien ya se está planteando si inscribir o no a sus niños en actividades extraescolares, al respecto he leído una nota de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes que me ha gustado mucho: los expertos del Observatorio del Juego Infantil recomiendan dosificar las clases extraescolares y dejar más tiempo libre para jugar ya que el juego fomenta la creatividad, la autonomía y la salud. Como afirma la pedagoga Imma Marín, miembro del Observatorio del Juego Infantil y Presidenta de la IPA en España, Asociación Internacional que vela por el derecho universal de los niños y niñas a jugar, “parece que los adultos necesitemos organizar el tiempo libre de los niños en una suma de actividades, que si bien, cada una de ellas puede resultar interesante, juntas pueden ejercer una presión excesiva” .

El Observatorio del Juego Infantil está dirigido por Gonzalo Jover, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, el Observatorio del Juego infantil lo integran expertos de la talla de los catedráticos como Petra María Pérez (Universidad de Valencia) y José Luis Linaza (UAM), los doctores, Andrés Payà y Xavier Bringué, y la pedagoga, Imma Marín. Sus principales objetivos son medir la implantación del derecho al juego en la sociedad española en los ámbitos particular, familiar, social y escolar y velar por la aplicación del derecho del niño a jugar.

Parece increíble que se deban crear entidades que velen por el derecho de los niños a jugar, ya que todos deberíamos tomar el juego como algo natural e intrínsecamente ligado al crecimiento infantil. Ya lo hemos dicho en alguna ocasión pero nuestros hijos son mamíferos y también soy cachorros: necesitan jugar para establecer relaciones, divertirse, hacer ejercicio y aprender reglas, y necesitan además hacerlo libremente.

Según los expertos del Observatorio del Juego infantil, “cada vez son más los adultos que apuntan a sus hijos a actividades extraescolares con la intención de brindarle más oportunidades. Pero la sobrecarga de obligaciones y tareas en la agenda de los niños, son las principales causantes de ansiedad y estrés emocional infantil". La recomendación es dosificar las actividades extraescolares y dejar más tiempo para jugar.

En la sociedad actual ya no es suficiente con sacar adelante los estudios ordinarios sino que los niños deben hacer frente a la prolongación de su actividad. Un fenómeno que se asocia a la adultización del niño y que corroboran los resultados del estudio realizado por Juegorama (Juegorama de Famosa “el juego y el juguete en la sociedad actual, Madrid noviembre 2010)

Los resultados del estudio mencionado dan un poco de miedo: el porcentaje de niños españoles que juegan se reduce con la edad, entre el 82 % de niños entre tres y cinco años y el 39 % de niños entre 11 y 12 años hay mucho. Los niños que están en quinto y sexto curso están aún más sobrecargados de tareas y estudios y aún merecen la oportunidad de poder jugar igual que lo hicieron niños de la misma edad hace no tantos años. Para completar las cifras el estudio nos cuenta que juegan el 69% de niños de entre seis y ocho años y el 59 % cuando tienen nueve o 10.

Señala Marín que el juego es la actividad que posibilita la sana digestión de los conocimientos y aprendizajes, así como de las experiencias, vividas por los niños. Jugar es una fuente inagotable de placer, alegría y satisfacción, que permite un crecimiento armónico del cuerpo, la inteligencia, la afectividad, y la sociabilidad. Ahora y siempre el juego es y ha sido un elemento fundamental en el desarrollo de la persona. Sin embargo, las agendas de nuestros hijos suelen están cargadas de actividades dejando poco espacio al juego”

Y es que, al parecer, los adultos sobrevaloramos las actividades que llamamos “útiles”, y no contentos con ello, muchas veces atribuimos la elección de determinadas extraescolares a los niños, ¿estamos seguros de que son ellos los que eligen estar cada día de la semana ocupados cuando ya ha acabado la escuela?, ¿les hemos preguntado acaso?.

A mí personalmente me parecería lógica una cierta especialización, es decir habrán niños que quieran aprender música, o ajedrez, o a quienes les gustaría representar obras de teatro, si esto no lo brinda el colegio se pueden buscar alternativas en las actividades extraescolares: pero de ahi a que un niño tenga tres actividades diferentes, y además clases de repaso (sin contar con la natación), me parece excesivo y más cuando ésto se promueve desde edades muy tempranas.

Si jugar nos ayuda a progresar y a aprender en un entorno cambiante, parece obvio que es un error a superar priorizar las actividades consideradas útiles y productivas, frente a la inutilidad aparente del juego. ¿Qué mejor actividad extraescolar que la de jugar? Dando tiempo al juego, damos tiempo a la creatividad, a la autonomía, a la salud”

Imagen | phaewilk Vía | Asociación Española de Fabricantes de Juguetes Más información | Dale Tiempo al Juego En Peques y Mas | Juegos para practicar al aire libre, Recuperar los juegos populares al aire libre

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos