Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Cómo encontrar a una niñera de confianza?

¿Cómo encontrar a una niñera de confianza?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La gran mayoría de los padres precisan los servicios de una niñera en algún momento u otro, ya sea para una noche esporádica o cada tarde durante un rato o porque alguien debe cuidar a los pequeños mientras los padres trabajan. Así pues, es un tema que tú y tu pareja deben plantearse, en lo posible antes de que la necesiten desesperadamente. De este modo, podrán escoger una candidata que responda a sus expectativas, o a la mayor parte de ellas. El tema es: ¿cómo hacer para dar con una canguro de confianza?

Antes de empezar a buscar, tú y tu pareja deben tener claro qué están buscando exactamente: ¿buscan a alguien que juegue con los niños?, ¿a alguien responsable que vaya a buscarlos al colegio y los acompañe al lugar donde realizan ciertas actividades extraescolares?, ¿o a alguien que se ocupe de ellos y a la vez realice ciertos quehaceres domésticos?

Como primer paso (a mí me ha dado resultado) puedes hablar con amigos y vecinos para decirles que estás buscando una niñera. El boca a boca suele funcionar bastante bien en estos casos. Otras ideas que puedes seguir: inspecciona tablones de anuncios de universidades, guarderías, colegios, institutos: allí suelen ofrecerse estudiantes que disponen de cierto tiempo libre para realizar este tipo de trabajo; coloca carteles en las tiendas de tu barrio, especificando claramente lo que estás buscando; pregunta en guarderías: hay cuidadoras que tan sólo trabajan media jornada y buscan este tipo de trabajo para sacarse un sobresueldo; pregunta en la parroquia de tu barrio: quizás puedan informarte allí de alguna mujer madura y bien predispuesta, a quien con seguridad le irá bien ganar algún dinero extra y volver a sentirse útil; por último, ponte en contacto con una agencia de contratación de niñeras.

Durante la entrevista de la posible candidata, permite a tu hijo estar presente; al fin y al cabo lo cuidará a él y es una buena chance para imaginar cómo podría funcionar la dupla. Si tu hijo tiene edad suficiente, pregúntale qué le ha parecido; puede que su respuesta te sorprenda: quizás le molesta que sea demasiado mayor para jugar con él o demasiado joven para que él se sienta seguro en su compañía. No temas hacer preguntas tanto generales como específicas durante este primer encuentro; estas indagaciones te permitirán averiguar aquellos aspectos que son importantes para ti. Pregunta por sus tarifas antes de contratarla, y deja bien claro si los días festivos o a partir de cierta hora varía el precio.

Fija con claridad desde el principio los horarios, las funciones que debe realizar y las normas que imperan en tu casa, para que no haya confusiones ni malentendidos. El primer día que venga, quédate en casa la mayor parte del tiempo, o al menos parte de él, para supervisar la situación. Aprovecha para enseñarle la casa y ponerle al corriente de todo; deja que los niños le enseñen su cuarto y sus cosas.

Pasadas las primeras semanas, pregunta a tus hijos por la niñera. Además de tener en cuenta sus respuestas, fíjate en su comportamiento: si todo está bien, habrás dado con la persona correcta.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos