Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo decorar y ambientar la habitación de los peques según la luz y el tamaño que tengan

Cómo decorar y ambientar la habitación de los peques según la luz y el tamaño que tengan
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De todas las opciones para decorar la habitación de los peques que vamos presentando en Peques y Más una de las que tenemos pendiente es la de estar atentos a los detalles que nos pueden ayudar a conseguir crear un ambiente adecuado especialmente utilizando la pintura. Y es que el tamaño es importante porque cuando el número de metros cuadrados se reduce es necesario utilizar un color más claro para que no nos ofrezca una sensación de espacio pequeño. Por eso antes de decidir el color es importante estudiar las dimensiones del espacio y cuáles son los complementos que vamos a incorporar, especialmente muebles y elementos decorativos.

Si la habitación es de tamaño reducido hay que generar mucho espacio de almacenaje bajo la cama o en algún rincón libre. También hay que prestar a la luz de la habitación, porque si hay luz natural, entonces el mejor aliado son los colores oscuros porque se atenúan con la fuerza del sol. Si nuestro foco de luz es artificial entonces la clave es aplicar un tono neutro. El uso que se le vaya a dar a la habitación condiciona la decoración porque si es el principal sitio de estudio entonces es mejor utilizar colores que ofrezcan un aire sereno para facilitar una buena concentración.

Para los espacios con dimensiones justas es mejor utilizar un único tono o incluso dos intensidades del mismo color, para luego dar la nota de alegría y diversión que buscamos con un colorido dibujo o vinilo de pared con forma de animal, un gran árbol (ver imagen), un estampado alegre o cualquier otro diseño que la animen y le ofrezcan un aire divertido.

Hay propuestas más dinámicas como el uso de estampados o rayas que se combinan estupendamente con un tono neutro. Las rayas pueden ser de tonos suaves como el rosa palo, el blanco o el azul cielo que se pueden utilizar con pintura beige suave o crema para el resto. El objetivo es lograr un espacio acogedor, actual e integrado con el resto de la habitación.

Entre los colores que nos propone la empresa especializada Bruguer, están el naranja, el verde o el azul que también tiene versiones con tonos más suaves como un naranja mandarina, o el azul celeste aunque también hay una gama suave con: beige, melocotón, verde, amarillo, azul o malva. Para los adolescentes la intensidad del tono sube, al ritmo de las hormonas, y entonces es necesario utilizar colores intermedios y naturales como el verde, el beige natural, un colo perla, terracota o hasta un amarillo natural.

Más información | Bruguer Imagen | Akzonobel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos