Compartir
Publicidad
Publicidad
Conciliación de la vida laboral y familiar: mucho camino por recorrer
Noticias

Conciliación de la vida laboral y familiar: mucho camino por recorrer

Publicidad
Publicidad

Encontrar fórmulas que den respuesta a la complejidad de equilibrios que plantea el desarrollo de la vida laboral y familiar, es una de las prioridades que aborda el informe "Perspectiva empresarial sobre la conciliación de la vida laboral y familiar", publicado recientemente por la CEOE.

Y es que la falta de conciliación es uno de los principales problemas con los que se encuentran la mayoría de padres trabajadores, muchos de los cuales deben renunciar a su carrera profesional para poder ocuparse de sus hijos. ¿Es esta la única solución posible o podrían existir otras formas de compatibilizar ambas parecelas?

Conciliar, tarea de hombres y mujeres

Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, de enero a junio de 2017, el 98% de las mujeres que disfrutaron de un permiso de maternidad no lo compartieron con el otro progenitor. Igualmente, el 91,18% de las excedencias por cuidado de familiar son solicitadas por mujeres.

Esta es una de las primeras reflexiones que se obtienen de la lectura de este informe: la conciliación debe ser cosa tanto de hombres como de mujeres. Esta afirmación, que a priori puede resultarnos evidente, no lo es tanto pues a día de hoy sigue siendo mucho más elevado el número de mujeres que renuncian a su carrera profesional cuando tienen hijos, que el de hombres.

Y esto es algo que deberíamos cambiar desde todos los estamentos de la sociedad; empezando por un cambio de mentalidad de muchos ciudadano de a pie que todavía consideran que el cuidado de los hijos "es cosa de mujeres", y terminando por las empresas en donde es frecuente apreciar una clara desigualdad de sueldos, responsabilidades y tratamiento entre sus trabajadores, en función de si son hombres o mujeres.

conciliación

¿Cómo conciliamos los españoles?

Según datos de la CEOE, en la actualidad los trabajadores recurrer a la conciliación temporal para poder compaginar su vida laboral con la familiar: cogiéndose excedencias, reducciones de jornada o suspensiones temporales.

Sin embargo, no todas las empresas disponen de los mismos márgenes organizativos para permitir la conciliación, y en este sentido la CEOE alerta de la escasez de recursos de las microempresas o PYMES para hacer frente a las diferentes situaciones de conciliación planteadas por sus trabajadores.

Además, la organización empresarial pone en duda que las actuales medidas de conciliación sean favorables y beneficiosas para todos, pues considera que perjudican la carrera profesional de los trabajadores, sus cotizaciones a la Seguridad Social y, además, crean situaciones de rigidez y tensión con las empresas.

"El sistema de permisos es la herramienta de conciliación más utilizada en España, a pesar de su alto coste en ausentismo y su clara repercusión sobre la carrera laboral y la pérdida de ingresos de quien lo solicita" - dice el informe

"Esta medida tiene, además, una eficacia limitada para la efectiva conciliación de la vida laboral y familiar de los trabajadores y para el fomento de la corresponsabilidad entre hombres y mujeres en los cuidados familiares. Igualmente, conlleva un impacto negativo sobre la participación laboral de las personas con responsabilidades familiares, lo que especialmente se traslada a las mujeres"

¿Qué medidas de conciliación plantea la CEOE?

Teniendo en cuenta el punto anterior, y dada la complejidad del tema, la CEOE aboga por un enfoque múltiple a la hora de fomentar la conciliación laboral y familiar, que pasaría por adoptar, entre otras, las siguientes medidas:

  • Ayudas económicas por nacimiento de hijo en sus primeros dos años de vida

  • Facilitar el acceso a las escuelas para menores de tres años, incidiendo en la calidad y coste de los servicios

  • Desgravación fiscal por la contratación de una persona que se encargue de cuidar de los hijos mientras los padres trabajan

  • Que trabajador y empresa pacten una jornada laboral anual y estudien conjuntamente la mejor forma de repatir este tiempo

  • Creación de políticas de empleo efectivas que incrementen la participación laboral equitativa de hombres y mujeres

  • Ayudas económicos a las empresas para que puedan contratar a personas que vayan a cubrir una baja por maternidad un tiempo antes de que ocurra la baja, para que puedan aprender con tiempo las tareas que va a tener que desempeñar más tarde

  • Ayudas a las empresas que quieran implantar medidas de conciliación que necesiten un desarrollo tecnológico u organizativo, como por ejemplo, el teletrabajo

Sin embargo, la CEOE no considera que una mejora de los horarios laborales, sea una propuesta "realista", ya que existen múltiples elementos culturales que lo impiden, como la importancia que tiene en nuestro país la hostelería y el comercio, el gusto por la vida social, los horarios de las televisiones, el clima o las propuestas de ocio.

horarios-laborales

Igualmente, se invita a los empresarios a "afrontar la conciliación con una mirada distinta" pues de ello depede en muchos casos un mayor compromiso por parte de los trabajadores, un menor absentismo laboral y rotación no deseada y unas mejores relaciones laborales, además, claro está, de la reputación global de la compañía.

"La conciliación ha de verse como un elemento fundamental para la gestión de las personas, del talento y la flexibilidad hacia el futuro, debiéndose integrar en las características individuales de cada situación y dentro de cada empresa, prestando atención a las especificidades de cada una de ellas"

Conclusiones

familia

Personalmente, no estoy de acuerdo con algunas de las medidas que propone la CEOE, pero coincido plenamente en afirmar que la conciliación es tarea de hombres y mujeres, y que ser padre y querer ocuparte de tu hijo no debería estar reñido con desarrollar tu carrera profesional.

Hay madres, y padres, que toman la decisión firme y convencida de abandonar sus trabajos para ocuparse de sus hijos. Desde mi punto de vista, me parece una decisión respetable, valiente, maravillosa y enriquecedora, tanto para madre/padre como para el bebé.

Pero también debemos respetar a quien decide volver a trabajar, bien sea por necesidad económica (ya que desgraciadamente no todo el mundo puede reducirse la jornada o dejar de trabajar) o porque su trabajo ocupa una parcela de su vida que quiere seguir cultivando. ¿Es justo, entonces, que estas personas deban elegir entre ser padres o trabajar? En mi opinión no lo es, ¡en absoluto!

Trabajar por garantizar mejores políticas de conciliación están en manos de todos (no sólo de los empresarios).

No cabe duda de que la conciliación tiene un gran impacto, no sólo presente sino también futuro, al repercutir directamente en la crianza y educación de nuestros hijos: los adultos del mañana.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos