Publicidad

Las madres también se benefician de la lactancia materna: siete ventajas de amamantar a tu bebé

Las madres también se benefician de la lactancia materna: siete ventajas de amamantar a tu bebé
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Mucho se habla de los indiscutibles beneficios de la lactancia materna para los bebés, desde que nacen y durante todo el tiempo que dure la lactancia materna, tanto por su incomparable valor nutricional como a nivel inmunitario, ya que protege al bebé de infecciones, así como por supuesto, el valor emocional para ambos.

Sin embargo, no son tan conocidos los beneficios para la salud de las madres que dan el pecho, que los hay, y muchos. Te contamos las ventajas de amamantar a tu bebé.

Oxitocina: la "hormona del amor"

Las ventajas de dar el pecho para las madres empiezan desde la primera toma gracias a la oxitocina, también conocida como la “hormona del amor”.

“La oxitocina es una hormona que se libera cada vez que el bebé succiona el pezón desde donde viaja al cerebro de la madre y del bebé”, explica Montse Robles, asesora de lactancia y responsable de divulgación de Medela, compañía suiza con más de 50 años de experiencia centrando sus esfuerzos en comprender las necesidades de las madres y el comportamiento de los bebés.

La oxitocina tiene múltiples beneficios para las madres, entre los que se encuentran los siguientes:

Beneficios de la lactancia materna para la madre

1) Menos síntomas de depresión postparto

Nada más nacer, el contacto piel con piel con el recién nacido provoca en la madre un incremento de los niveles de oxitocina, conocida como “la hormona del amor” o “la hormona de las caricias”.

Numerosos estudios han abordado a lo largo del tiempo los beneficios de esta hormona para las madres, entre los que destaca su efecto antidepresivo, ya que se ha demostrado que las madres con mayores niveles de oxitocina padecen menos síntomas asociados a la ansiedad y la depresión.

2) Reduce el estrés y mejora la presión arterial

Además, mientras se da el pecho, esta hormona ayuda a que la madre tenga mejor presión arterial basal, sistólica y diastólica, e incluso aumenta el umbral del dolor de la madre, además de favorecer una sensación de bienestar.

3) Favorece la contracción del útero y previene hemorragias

Dar el pecho desde el inicio ayuda a que el útero se contraiga más rápidamente. Esto facilita la expulsión de la placenta y evita que la madre pierda demasiada sangre tras el parto.

Por eso, es muy importante el contacto precoz piel con piel con el bebé nada más nacer para favorecer la lactancia materna durante la primera hora tras el parto, un momento sagrado para madre y bebé.


La lactancia materna es lo más práctico: leche gratis y siempre disponible, a la temperatura ideal, lista para tomar.

4) Previene la anemia

En los días posteriores al parto, la oxitocina producida con la lactancia disminuye las posibilidades de sufrir anemia ferropénica debido a las pérdidas de sangre. 

5) Reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes

La lactancia reduce el riesgo de que la madre padezca una enfermedad cardíaca y diabetes de tipo 2 a lo largo de la vida.

Las mujeres que dan lactancia materna tienen menos riesgo de infartos e ictus, de ahí que la la Asociación Americana del Corazón recomienda mantener la lactancia materna hasta al menos el primer año del bebé, siempre que sea posible, y teniendo en cuenta que cada seis meses el riesgo disminuye un poco más (del 3 al 4%).

6) Reduce el riesgo de cáncer

Cada mes extra que se da el pecho también reducirá el riesgo de sufrir diferentes tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de mama, ovarios y útero.

7) Favorece el vínculo con tu bebé

“El aumento en los niveles de oxitocina que se producen cada vez que la madre da el pecho también ayuda a reforzar el vínculo con el bebé”, afirma Montse Robles.

En este sentido, los científicos han asociado unos mayores niveles de oxitocina con lo que ellos describen como “comportamiento maternal mejorado”. Esta pauta describe que existe relación significativa entre la intención de amamantar de la madre antes del nacimiento y la seguridad del apego entre mamá y bebé.

Otros beneficios

Pero aquí no se acaban los beneficios. Entre otras ventajas notables, también podemos mencionar que la lactancia materna te ayudará a ahorrar dinero, ya que durante al menos los primeros seis meses de lactancia materna exclusiva tu bebé no necesitará nada más (hasta que empiece con la alimentación complementaria); así como a perder peso tras el embarazo, al generar un gasto calórico extra. 

En Bebés y más | Nueve reglas de oro para una lactancia materna feliz, de una consultora de lactancia

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios